Valdivia tendrá su primera estación de carga para autos eléctricos

La compañía de cerveza Kunstmann trabaja en la reducción de empaques y nuevas tecnologías para sus envases. La empresa amplía sus servicios sustentables para reducir la huella de carbono.


El proyecto demoró años, pero en unas semanas más saldrá a la luz. En los próximos días la Cervecería

, ubicada en Torobayo, Valdivia, abrirá la primera estación de carga para autos eléctricos y será la única empresa de la zona en formar parte de la ruta de la electromovilidad. “El propósito siempre ha sido contribuir con la movilidad sustentable dentro de la región, este es solo un paso más dentro de nuestra misión y va en línea con nuestros próximos proyectos”, afirma Alejandro Kunstmann, gerente general de la firma.El cierre de sus locales, forzado por la pandemia a principios de 2020, fue un gran golpe, dice Kunstmann. Han pasado momentos difíciles, porque la mayor parte de sus ingresos se generan por la cerveza consumida directamente en sus restaurantes y eso el año pasado desapareció. Ahora que las cuarentenas se han levantado y Valdivia está en Fase 2 del Plan Paso a Paso, están viendo la buena reacción de los usuarios. “Se ha hecho el mejor esfuerzo para mantenernos operando, ahora tenemos buena captación de los consumidores y vemos cómo se reactiva a medida que podemos abrir”, explicita.Para sostenerse, a pesar de los efectos de la pandemia, dice que cambiaron la estrategia y apuntaron a otros sectores, como las botillerías y almacenes. Ahí, justamente, es donde cuenta que crecieron un 50%, con más puntos de venta en comparación a dos años atrás. Para reforzar esa área, lanzaron nuevos productos, como su Valdivia Pale Lager, especialmente orientada al pequeño comercio. “La idea era poder entregar, aún en el contexto de la pandemia, la misma experiencia que los consumidores tenían en los bares o restoranes, pero que la perdieron y ahora la pueden tener en sus casas”, afirma.Lo de la nueva estación, que tendrá dos vías de 3,7 kW y permitirá la recarga de automóviles durante su permanencia en el local, es la más reciente medida que la empresa ha tomado, pero solo una de ellas. El mayor objetivo, resume Kunstmann, es “ayudar a la ciudadanía, pero también reducir las emisiones de los transportes”. En 2017 la empresa destacó por la entrega de bicicletas eléctricas para que sus trabajadores pudiesen desplazarse por la zona de Valdivia y, un año después, lanzaron sus primeros productos con ecoglass, que pesaban 14% menos y con un 25% de vidrio reciclado, además les permitían ahorrar unos 420 mil kilos de vidrio al año.[caption id="attachment_1018005" align="alignnone" width="1280"]

Alejandro Kunstmann, gerente general de la firma valdiviana.[/caption]Ya en 2019 instalaron la primera estación de carga de bicicleta eléctrica en Los Ríos y el año pasado lanzaron su “Can Carrier” (portador de latas), reutilizable y de plástico reciclado, con el que buscaban reducir la huella en el impacto medioambiental. Pero el proyecto de carga de automóviles es algo de hace años, dice Kunstmann. “Esto viene desde mucho antes de la estación de carga de bicicletas. Ya estaba la idea y después demoró por lo menos unos tres años en concretarse”, cuenta el gerente general.A estos dos puntos de carga, que concretaron luego de firmar una alianza con Copec Voltex, podrían sumarse otras, siempre y cuando la tecnología lo permita y el alcance que esta tenga. “Claramente este es un primer paso, pero así como instalamos dos estaciones en el restorán, podríamos instalar en otros puntos Kunstmann en el país. La idea es no solo potenciar Valdivia, sino que también todas nuestras otras ubicaciones”, dice Alejandro Kunstmann. Además, recientemente instalaron veinte campanas de recolección de vidrio en Valdivia, para así fomentar el reciclaje en la zona y reducir el posible impacto del material a la naturaleza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.