El Café Diario: ¿Qué pasa si se consultan los tratados comerciales internacionales?

Foto: Reuters.




El anuncio generó controversia. La semana pasada, el subsecretario de relaciones económicas internacionales, José Miguel Ahumada, habló de realizar una consulta ciudadana para, dijo, “legitimar” las decisiones que tome el gobierno en lo relativo a los tratados comerciales con otros países.

La noción de someter a consulta popular asuntos que por definición son negociados por un gobierno y ratificados por un congreso que en sí mismos son resultado de elecciones populares, parecía extraña. Más si parecía discutirse la legitimidad de esas instancias por sí mismas.

La reacción adversa fue transversal, y puso en una posición incómoda a personeros dentro del propio oficialismo, como el ministro de Hacienda, Mario Marcel, quien dijo que en su cartera no estaban al tanto de semejante iniciativa.

Finalmente, el asunto fue matizado. La canciller Antonia Urrejola, de quien depende el subsecretario Ahumada, aclaró que la idea es una consulta ciudadana vía web que no es vinculante y que tiene por objeto conocer la opinión de los diferentes actores de la política comercial. Pero más allá de esta particular controversia, el asunto visibilizó otro fenómeno creciente: cómo los tratados comerciales internacionales se han ido transformando en materia de discusión política dentro de los mismos países -con el ejemplo del TPP 11 como mayor y más reciente- y cómo el mundo político ha ido acomodando esta nueva realidad.

Para profundizar en este tema hoy en El Café Diario conversamos con Paulina Nazal, ex directora general de Direcom durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet y consultora internacional hoy radicada en Washington, DC, en Estados Unidos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.