Cuando las declaraciones juegan una mala pasada: el listado de frases polémicas de los ministros y subsecretarios de Piñera

ministros-la-moneda

El último fue Juan Andrés Fontaine, quien sugirió este lunes que los usuarios tomen más temprano el Metro para pagar un pasaje más barato. Sin embargo, el listado incluye a bastantes autoridades.




"El que madrugue será ayudado", expresó ayer el ministro de Economía Juan Andrés Fontaine a propósito del alza del precio del transporte público en Santiago. Esto tomando en cuenta que, en el Metro, el precio de la hora punta experimentó un alza, mientras el que la hora baja descendió, "de manera que alguien que sale más temprano y toma el metro a las 7 de la mañana tiene la posibilidad de una tarifa más baja que la de hoy. Ahí se ha abierto un espacio para que quien madrugue pueda ser ayudado con una tarifa más baja".

Las expresiones de Fontaine provocaron rechazo en diveros sectores. Sin embargo, esta no ha sido la primera vez en que un miembro del gabinete del actual Gobierno ha emitido dichos pocos afortunados. Acá, una lista que recoge las intervenciones más controvertidas.

Felipe Larraín y los pedidos de oraciones

Esta mañana, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, emitió comentarios sobre el IPC del 0,0% de septiembre. En la oportunidad, dio un peculiar consejo:

<strong>"Para los románticos (...) que las flores han tenido un descenso en su precio: "Así que los que quieran regalar flores en este mes, las flores han caído un 3,6%".</strong>

Aquella, empero, no ha sido la única oportunidad en que Larraín se salió del libreto. El 6 de agosto pasado, el secretario de Estado mencionó la posibilidad de "rezar" para que se termine la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Lo hizo durante una visita a un hogar de anciano a cargo de religiosas, a quienes les pidió "que recen"

<strong>"Si se solucionara la guerra comercial, tendríamos muy probablemente un aumento en el precio del cobre y una caída en el tipo de cambio. Eso sería esperable, así que yo también le voy a pedir aquí a las madres que nos ayuden, a que recen para que se solucione la guerra comercial".</strong>

Al día siguiente, Larraín visitó un matinal de televisión. Allí explicó sus dichos: "Entonces, la madre que estaba a cargo, que estaba al lado mío, estaba tan contenta con esto que me dijo 'ministro, voy a rezar para que aprueben el proyecto de modernización tributaria', entonces yo aproveché de decirle aproveche de rezar para que se termine la guerra comercial".

Jaime Mañalich y los trasplantes

En julio pasado, los órganos de un joven fallecido en una clínica de Temuco no pudieron ser trasladados a Santiago debido a problemas con la disponibilidad de aviones. Al respecto, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró:

<strong>"En cualquier parte del mundo se pierden órganos por términos logísticos".</strong>

Eso sí, Mañalich reconoció que "no podemos seguir dependiendo de un sistema que está centrado solo en Santiago".

Luis Castillo: El consultorio como "elemento de reunión social"

La de Luis Castillo no fue una gestión tranquila como subsecretario de Redes Asistenciales. De entrada, su figura fue cuestionada por su vínculo con el caso Frei Montalva, razón por la que fue vetado por parlamentarios opositores en la Cámara de Diputados y en el Senado. Todo ello sin contar con la tensa relación que tuvo con el entonces ministro Emilio Santelices.

Pero lo que terminó desencadenando su salida del gabinete fue una frase emitida durante una entrevista a la radio Santa María de Coyhaique el 11 de julio pasado:

<strong>"Los pacientes siempre quieren ir temprano a un consultorio, algunos de ellos, porque no solamente van a ver al médico, sino que es un elemento social, de reunión social".</strong>

Al día siguiente, Castillo ofreció disculpas. Pero no fue suficiente y tuvo que marcharse.

Nicolás Monckeberg, las 40 horas y la Selección Chilena

En medio de la discusión del proyecto que busca reducir la jornada laboral a 40 horas, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, argumentó en contra poniendo como ejemplo a la mismísima Selección Chilena. Lo hizo el pasado 2 de septiembre.

<strong>"Hasta los deportistas que tienen jornada especial tampoco se les dice cómo va a ser. Está tan mal redactado el artículo que no se hace cargo de ninguna jornada especial, sino que todas deben adecuarse… Hasta Chile podría verse impedido de jugar una Copa América, porque va a exceder las horas que se están planteando. Porque no se especifica".</strong>

Antes, en mayo de este año, Monckeberg sugirió que los trabajadores adelanten su entrada al trabajo para evitar los tacos, en una línea similar a las polémicas declaraciones de Fontaine esta semana. En radio La Clave declaró:

"Si un trabajador en vez de las 9 de la mañana <strong>llega a las 7.30, se va a demorar 20 minutos a la pega y va a llegar a su casa por lo menos una hora y media antes</strong>, porque no se va a ir a la hora del taco".

Tras el revuelo, Monckeberg aclaró: "Jamás he propuesto que todos los trabajadores ingresen a las 7:30".

Cristián Monckeberg, la casa propia y los dos departamentos

En diciembre del año pasado, el diputado Alejandro Bernales ocupó su cuenta de Twitter para difundir un video de agosto de 2018. En él, aparecía el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, mientras intervenía durante una audiencia de la Comisión de Vivienda y Urbanismo. Así dijo:

<strong>"Es un debate transversal, sobre todo en un país donde la gran mayoría son o somos propietarios, no tenemos mucho más, porque es nuestro patrimonio… La casita, dos departamentos".</strong>

Tras la difusión del video, lo menos que algunos hicieron con Monckeberg fue acusarlo de "no estar al tanto de la realidad chilena". El titular de Vivienda salió a responder que "estamos al tanto de cada una de esas realidades".

Valente: las novelas y la recomendación de invertir afuera

El entonces ministro de Economía, José Ramón Valente, fue el protagonista del Manifiesto del pasado 2 de marzo. En la publicación de La Tercera, dejó varias frases que le son enrostradas hasta hoy. Sólo dos joyitas:

"La gente me tiene estereotipado como un cuico y no es así. Cuando tenía 15 años tomaba una micro por Vicuña Mackenna a Otto Kraus para conseguir juguetes para vender en la Feria de Navidad del Santa Lucía. <strong>Conocí Europa recién a los 30 años</strong>. No siempre fui ese estereotipo que hay de mí".

<strong>"No leo novelas, porque siento que no tengo tiempo.</strong> Desarrollé tardíamente el gusto por la lectura. Me gusta aprender cosas nuevas. Me bajo libros para escucharlos cuando troto y voy en el auto. La vida es muy corta. <strong>Siento que si leo una novela es tiempo que le estoy quitando a aprender algo"</strong>.

En el manifiesto también dijo que "Andrés Chadwick es el ministro más divertido" y relató su sueño frustrado de ser futbolista. Al poco tiempo, Valente abandonó el Gobierno y fue reemplazado por Juan Andrés Fontaine.

Antes, en julio de 2018, Valente protagonizó una polémica al recomendar la inversión fuera de Chile, según respondió al canal CNN:

<strong>"Definitivamente la respuesta es sí,</strong> y sabe por qué, porque yo creo que es sano que no pongamos todos los huevos en la misma canasta, y así es como lo hacen los fondos de pensiones, como lo hacen muchos patrimonios, que nosotros tenemos diversificación (...) ¿Sabe lo que hace un inversionista al hacer eso? Deja espacio para que venga un inversionista extranjero e invierta en nuestro país. No es dramático que uno diga 'tengo todo mi patrimonio acá, voy a invertir parte en Perú, parte en Argentina o parte en Estados Unidos'".

Gerardo Varela: los bingos y sus hijos "campeones"

No se lo llevó a un proceso de acusación constitucional como a su sucesora Marcela Cubillos. No obstante, el paso de Gerardo Varela como ministro de Educación estuvo lejos de los aplausos, los que más se apagaron con algunas desafortunadas frases que marcaron su gestión.

En abril de 2018, una entrevista con la radio Universo, Varela aseguró que a sus hijos "les he ido a comprar (condones) porque no se atreven cuando chicos". Acto seguido, se le consultó sobre por qué no podría a disposición los preservativos en colegios si se los compra a sus propios hijos. Y ahí se dejó caer el huracán:

<strong>"Pero es que mis hijos son unos campeones, necesitan más de tres parece".</strong>

Poco tiempo más tarde, en mayo de 2018, en plena época de las "tomas feministas" y durante la presentación del equipo asesor en materias de abuso y acoso sexual, Varela lanzó una frase que incluso fue rechazada por la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá.

"La experiencia más reciente de haber transitado por universidades prestigiosas del país y haber experimentado <strong>esas pequeñas humillaciones y discriminaciones</strong>, que son las que estamos llamados a solucionar".

La ministra Plá respondió: "Las humillaciones no son ni pequeñas ni grandes, son humillaciones y todas lesionan la dignidad de las personas, así que por supuesto que no comparto la expresión porque no pueden haber dimensiones de la humillación. Es una sola expresión que daña a la dignidad de las personas, hombres y mujeres".

Y en julio de ese mismo año, Varela asistió al décimo aniversario de Enseña Chile. En su discurso, se refirió a las múltiples peticiones que había recibido en el Ministerio:

"Es común escuchar grupos que protestan exigiendo que el Estado se haga cargo de problemas que son de todos nosotros. Todos los días recibo reclamos de gente que quiere que el Ministerio le arregle el techo de un colegio que tiene gotera, o una sala de clases que tiene el piso malo", señaló el ministro, quien agregó: "Y yo me pregunto, <strong>¿y por qué no hacen un bingo?</strong> ¿Por qué desde Santiago tengo que ir a arreglar el techo de un gimnasio".

Comenta