Discusión por quórum del reglamento obliga a retrasar calendario de la Convención: el martes se votará texto que regirá al órgano constituyente

FOTO: DIEGO MARTIN / AGENCIAUNO

Durante la mañana, la sesión debió ser suspendida luego de que convencionales de los pueblos originarios manifestaran su rechazo a que algunas normas del Reglamento de la Comisión de Participación y Consulta Indígena se rigieran por un quórum de 2/3. La medida había sido comunicada horas antes a través de un correo. En una tensa sesión, que incluyó manifestaciones y cuestionamientos a la directiva, finalmente se terminó por aplazar el debate para la próxima semana.




Una jornada clave se proyectaba este jueves en la Convención Constitucional. El pleno de la instancia comenzaría a discutir y a votar en general una de las aristas más claves para el funcionamiento del órgano: la propuesta de reglamento que regirá a la instancia.

Sin embargo, lo que se esperaba fuera una sesión que marcara el inicio de una discusión crucial para la redacción de la nueva Constitución terminó por transformarse en un dolor de cabeza para la mesa liderada por Elisa Loncón y Jaime Bassa. Al inicio del debate, los convencionales de los Pueblos Originarios (PP.OO.) manifestaron su rechazo a que algunas normas del reglamento de la Comisión de Participación y Consulta Indígena se rigieran por un quórum de 2/3, lo que generó un caos en medio del hemiciclo y obligó a que la directiva suspendiera la sesión durante toda la mañana y aplazara finalmente la votación para el próximo martes, con la venia del pleno.

La disputa la abrió un correo enviado el miércoles en la noche por el secretario de la instancia -mandatado por la mesa directiva-, donde se informaba que las normas del Reglamento de Consulta Indígena debían votarse en general con el citado quórum.

“El secretario estimó que esas normas (de PP.OO.) también tienen que votarse por 2/3, sin embargo se trata de normas procedimentales que nada tienen que ver con las normas constitucionales y tampoco con la regla de votación de dichas normas (...). Lo que también genera un problema al interior de la mesa directiva es que al parecer esa decisión se tomó sin la aquiescencia de todas las demás vicepresidencias”, explicó la convencional Bárbara Sepúlveda (PC).

Mientras que su par Daniel Silva, coordinador de la Comisión de Reglamento y electo por la ex Lista del Pueblo, aseguró que “la mesa directiva ayer instruyó al secretario que determinara qué normas debían ser votadas por 2/3 en las propuestas de reglamento que serían consideradas hoy ante el pleno. Dicho listado fue presentado ante la mesa ampliada muy brevemente, sin mayor deliberación, y después fue remitida por correo a todos los convencionales. Este actuar generó las complicaciones que el día de hoy se vieron”.

Distinta opinión tuvo el abogado Christian Viera. “Aquí estamos, con los 2/3, y se nos va la vida en ello y no podemos avanzar. Y eso, nos guste o no, es una regla que no podemos cambiar. Si queremos cambiarla, la tendrá que hacer el órgano que la creó, al menos que estén algunos dispuestos a entrar en una crisis constitucional mayúscula. Las esperanzas depositadas en nosotras y nosotros residen en hacer un texto que responda a las profundas desigualdades en las condiciones materiales de existencia, esa es nuestra tarea, y enfrascados en esta disputa no podemos avanzar”.

La diferencia entre los representantes de escaños reservados -a la que se plegaron convencionales del Partido Comunista y de Pueblo Constituyente- y la mesa directiva vino a remarcar una dura semana para la Convención Constitucional e incluso dejó en evidencia el cuestionamiento que existe en ese sector hacia la directiva de Loncón. Junto con este impasse, la mesa tuvo que lidiar esta semana con la revelación de la mentira de uno de sus vicepresidentes, Rodrigo Rojas Vade, quien reconoció no padecer de cáncer. El caso ahora es investigado por el Ministerio Público y la PDI tomó declaración este miércoles a la presidenta y a Bassa, quienes llevaron la denuncia a la fiscalía.

Cronología de una tensa sesión

“El tema de quién define la normativa en ese sentido de los 2/3 está pendiente y tenemos que tomar una decisión. Habíamos pensado que fuera la mesa, pero también hay que someterla a discusión y determinar cómo avanzamos en ese aspecto”, reconoció Loncón cuando ya la disconformidad de algunos había sido planteada y otros aseguraron que la decisión comunicada por correo no había sido abordada previamente con los otros vicepresidentes de la mesa ampliada.

Una de las convencionales que planteó su malestar fue la machi Francisca Linconao. “Nosotros somos una Convención Constitucional soberana y autónoma, no queremos 2/3 y vamos a defender nuestra autonomía, tal como los mapuches hemos defendido nuestra autonomía durante 500 años. Los 2/3 son un quórum demasiado alto que impedirá los cambios que necesitamos como pueblos”, sostuvo. También pidió explicaciones a la mesa: “No pueden cambiar las cosas la noche anterior a una votación tan importante”.

Además, durante la jornada algunos convencionales de pueblos originarios incluso apuntaron al rol de Loncón y deslizaron que se debía producir un cambio de la mesa. “Me parece que tenemos que evaluar ese rol y el rol de la mesa, es hora de hacer cambios”, expresó la represente kawésqar, Margarita Vargas.

En medio de la sesión, Bassa tomó la palabra para hacer frente a los cuestionamientos. “La mesa no está tomando decisiones de contenido, en ninguna de las decisiones tomadas en este tiempo, han sido todas procedimentales. Y la duda que surge en este momento es que hoy día se abra la posibilidad de que se sometan a quórum de 2/3, porque en este momento vamos a comenzar a discutir en el pleno por primera vez reglas sobre la votación de normas constitucionales, y esas reglas tienen un quórum establecido de 2/3. Esa no es una decisión nuestra, ni de la mesa, ni mía. Abrir esa discusión es abrir la discusión de fondo, para lo cual tenemos la deliberación respectiva en reglamento, pero no podemos adelantar permanentemente todas las discusiones a la primera, porque no habrá nunca una segunda. La discusión en torno a los 2/3 es legítima, necesaria, que vamos a tener, pero que no es este el momento para tenerla, sino cuando discutamos las normas reglamentarias que se han propuesto”, sostuvo.

Hubo un intento por retomar el debate, pero no se pudo, debido a las interrupciones de algunos convencionales. El vicepresidente alertó que “este es el tipo de instancias en la cual se pone en riesgo la continuidad del proceso constituyente, respeto el uso de las palabras, esta no es la forma”. En medio de su intervención, un grupo de constituyentes de Pueblos Originarios se desplegó frente al mesón donde se instala la mesa y con gritos emplazaron a Bassa y Loncón. Fue ahí cuando la presidenta suspendió la sesión.

Momento en que convencionales de PP.OO. emplazan a la mesa.

Finalmente, y tras un receso hasta las 15.00, la mesa informó que se acordó aplazar la votación hasta el próximo martes. Además, se optó por “abrir un plazo hasta las 18 horas del viernes 10 de septiembre para que, con el patrocinio de a lo menos 30 convencionales constituyentes, se presente por escrito ante la secretaría de la Convención la solicitud para que ciertas normas sean consideradas como de quórum especial de dos tercios, individualizándolas de manera precisa”.

También se definió que se va a enviar a los convencionales constituyentes un “texto consolidado de las normas de quórum especial, lo que se deberá realizar a más tardar el día domingo 12 de septiembre a las 19 horas” y que se fijará el lunes a las 19 horas el “plazo límite para pedir la votación separada de alguna de las normas contenidas en el texto consolidado, en caso de considerarse que no requieren aprobarse con el quórum de los dos tercios de las y los convencionales en ejercicio”. Esta petición requerirá el patrocinio de 15 convencionales constituyentes.

Junto con las determinaciones que se informaron, Loncón hizo también un llamado a los convencionales, en un día que arreciaron cuestionamientos de algunos de sus pares. “El pleno también somos la mesa. La mesa no está fuera del pleno, no impone, no hemos impuesto decisiones, la mesa propone, el pleno decide y en esta oportunidad estamos con esa misma lógica (...). No es la única crisis que hemos tenido”, sostuvo.

Carta de Ricardo Lagos por Comisión Valech

En la sesión también se dio cuenta de una carta enviada por el expresidente Ricardo Lagos manifestando su preocupación por la propuesta de la Comisión de DD.HH. de levantar el secreto de la Comisión Valech.

Hace algunas semanas, Lagos, junto a exintegrantes de la instancia, dieron a conocer una misiva donde rechazaban la idea planteada por los convencionales, idea que reforzó hoy a través del documento enviado a Loncón.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.