Muere Federico Willoughby, el vocero de la Junta Militar que fue parte de los “independientes por el No”

Foto: Archivo Copesa.

Tras ser uno de los hombres más cercanos a Augusto Pinochet se convirtió en uno de sus enemigos públicos. Fue acusado de agente infiltrado de la CIA y enfrentó a Manuel Contreras.


A los 82 años de edad falleció este jueves el periodista Federico Willoughby-MacDonald.

El periódico El Siglo, del Partido Comunista, tituló alguna vez “Federico Willoughby agente de la CIA infiltra al campesinado”, fijando en el imaginario colectivo uno de los tantos mitos en torno a la figura de alguien que trabajó con los expresidentes Jorge Alessandri y Eduardo Frei Montalva y destacó como uno de los más férreos opositores de la Unidad Popular.

Nacido en Santiago en 1938, Willoughby fue uno de los personajes clave de la política chilena en el Siglo XX. Dirigente de la Federación de Estudiantes Secundarios de Chile y de la Federación Estudiantes de la Universidad de Chile. Director del diario estudiantil Claridad (1961), reportero político de El Diario Ilustrado, revista Ercilla y corresponsal de The Miami Herald.

Su labor periodística, sin embargo, estuvo marcada por su rol de secretario de prensa de la Junta Militar entre 1973 y 1976.

Entonces fue uno de los hombres más cercanos al general Augusto Pinochet. A los años se convertiría en uno de sus enemigos. Rompió con la dictadura enfrentado a Manuel Contreras, el oscuro jefe de la DINA.

Tras encabezar organizaciones de derecha en los 80, terminaría acercándose a la oposición al régimen para integrar el grupo de “independientes por el No”.

“Yo para el próximo plebiscito soy partidario del No”, dijo en la franja televisiva para el plebiscito que derrotó a la dictadura en 1988.

“Cuando uno es compasivo con la gente y tiene valores cristianos, trata de ayudar. Qué mal, me engañó, un mal nacido nomás”, dijo de él el dictador sin nombrarlo, en un encuentro con partidarios el 15 de septiembre de ese año en el Club La Unión.

Willoughby explicó que se distanció de Pinochet al reprobar que fuera candidato al plebiscito y a la Presidencia de la República.

En el inicio de la transición el Presidente Patricio Aylwin solicitó sus servicios y Willoughby estuvo dispuesto a asesorarlo. También colaboró con el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

El 2012 editó sus memorias, bajo el título de La Guerra: historia íntima del poder, texto cuya reseña lo retrata como un personaje controvertido por “su estilo de acción de bajo perfil, casi inadvertido, cerca y en contacto directo con quienes tomaban las decisiones por más de sesenta años”.

Comenta