Asus ROG Flow X13: un potente y novedoso 3-en-1

⭐⭐⭐⭐★

La compañía taiwanesa sigue innovando en computadores: probamos este interesante laptop que, aunque orientado al público gamer, es una muy buena y versátil máquina para quien necesite mucho poder de procesamiento portátil.



No es ningún secreto que la demanda por computadores ha aumentado considerablemente durante la pandemia. El boom ha sido muy positivo para la industria, más allá de los problemas logísticos en los que se ha visto envuelta —como la falta global de semiconductores—, y en parte también para los usuarios, que se han beneficiado con una nueva generación de máquinas, las que le sacan el jugo a las nuevas tecnologías e incluso le perdieron el miedo a innovar en términos de diseño. Hoy, los computadores vuelven a ser un poco más sexy (si es que alguna vez lo fueron).

La taiwanesa Asus, actualmente número 5 entre los fabricantes más grandes del mundo, se ha destacado por romper un poco el paradigma clásico de diseño, principalmente en sus laptops. Y si bien el mundo de los portátiles computacionales es relativamente estándar —salvo los enfocados al público gamer—, cada vez están apareciendo más y mejores opciones para darle en el gusto a públicos más específicos.

Acá es donde aparece el Asus ROG Flow X13, un interesantísimo laptop que sólo puede ser definido como un 3-en-1, es decir, un flexible computador portátil que permite acomodarlo para tres funcionalidades específicas de uso, lo que obviamente expande su rango de utilidad, su versatilidad y la audiencia a la que eventualmente podría llegar. Vamos viendo sus detalles, que no son pocos.

Especificaciones*

  • Pantalla: LCD 13.4″ / 16:10 / 1920 x 1200 pixeles
  • Dimensiones: 29.9 x 22.2 x 1.58 ~ 1.58 cm
  • Peso: 1.3 Kg
  • Procesador: Ryzen 7 58009 HS
  • Memoria: 16 GB RAM
  • Almacenamiento: 512 GB en disco duro SSD
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GTX 1650 GPU / Nvidia RTX 3080 GPU (unidad externa)
  • Sistema operativo: Windows 10

*Algunas características pueden cambiar según el equipo.

Diseño elegante y compacto

El embalaje de productos tecnológicos ha tenido una interesante evolución: los fabricantes entendieron que el factor sorpresa en un cliente comienza al momento de recibir la caja, abrirla y sacar el producto dentro de ella. El unboxing, que le llaman. Acá sucede eso. Al desempacar los componentes, inmediatamente uno se da cuenta de que está frente a un producto distinto a lo tradicional. En ese sentido, tenemos dos grandes elementos.

El primero es el laptop. Está originalmente pensado para un público gustoso de los videojuegos. No por nada, Asus lo enmarca dentro de su popular línea ROG (Republic of Gamers), pero sus usos sobrepasan ampliamente a los de una buena estación de reproducción de videojuegos. Básicamente, se trata de un laptop muy flexible, que permite acomodarlo como computador compacto o como tablet. Un dos-en-uno, pero con una sorpresa. En la segunda caja, encontramos una unidad llamada XG Mobile, que incluye una tarjeta gráfica Nvidia de última generación. Esta unidad puede ser conectada al laptop si se necesita mayor poder gráfico a la hora de jugar. Pero ya entraremos en ese apartado.

El laptop en sí es de diseño compacto, pero funciona muy bien. Con un chasis reforzado y robusto, y poco más de 13 pulgadas, podría ser incluso una alternativa para quienes quisieran cambiar un MacBook Pro por algo más nuevo, sin perder la categoría. Es otra onda, por supuesto: estamos hablando de un computador de diseño más bien compacto (eso se aprecia especialmente en el teclado), pensado para movilidad extrema. Cerrado es bonito: su color negro es elegante, con franjas diagonales que cruzan la tapa, la cual incluye el logo de la marca.

Abierto, la disposición es más bien tradicional: teclado completo y retro-iluminado de 15″, escáner de huella digital y un agradable y suave cliqueo mecánico. Como se mencionaba, lo compacto del aparato hace que las teclas estén un poco juntas, aunque con el uso los dedos poco a poco se van acostumbrando.

Fuera de eso, hay un amplio touchpad abajo y al centro, como es tradicional, y cuatro cómodas teclas de funcionalidad arriba del teclado completo. A los costados, nos encontramos con varios puertos de conectividad, incluyendo uno USBC-C, otro USB 2.2 y otro HDMI. También, afortunadamente, hay un puerto jack 3.5″ para conectar audífonos y el conector para uso de la potente unidad gráfica que viene aparte.

Lo que nos llamó la atención es que el botón de encendido se encontraba al costado derecho, en vez de arriba cerca del teclado. Eso muchas veces me provocó encendidas o apagadas involuntarias, aunque asumo que ese detalle de diseño se debe más que nada a su carácter convertible.

Audio envolvente, bisagra funcional y un arma secreta

Su pantalla, con validación Pantone y protegida con Gorilla Glass, destaca de inmediato. Más allá del tamaño y de una discreta cámara de 720p, su resolución full HD es agradable y permite que los colores, el brillo y los contrastes se aprecien nítidamente y con una óptima tasa de refresco de 120 Hz. Todo gracias a su buena tarjeta gráfica Nvidia GTX 1650 integrada. Acá cuando uno piensa: si así se ve normalmente, ¿cómo se verá entonces un videojuego si le llegamos a conectar la unidad gráfica externa?. Tranquilidad, ya llegaremos a eso.

Primero, hablaremos de la bisagra 360º, que de un giro convierte al laptop en una tablet. Funciona de forma bastante fluida y no es mayormente un problema hacer esta transformación. Como es habitual, el aparato reconoce el cambio de formato y automáticamente se adapta al uso táctil de una tablet.

Ahora, lo que siempre sucede con un 2-en-1 también se replica aquí: es raro sentir las teclas al reverso de la pantalla. Una vez pasado ese detalle, el comportamiento como tablet funciona muy bien, aunque es algo pesado al momento de tenerlo en las manos por tiempo prolongado. El sonido, amparado en el software Dolby Atmos de 5.1 canales y cancelación de ruido, logra un audio envolvente y claro.

La batería de 62 wh tiene una duración estándar de nueve a diez horas promedio de uso continuo, dependiendo del modo en que se utilice la máquina. No es lo mismo usarla para trabajar o ver videos que correr un videojuego, ya que ahí el rendimiento de la batería cae rápidamente, como también la tasa de refresco. Por suerte, el computador posee un sistema de carga rápida, aunque si se le quiere sacar el jugo a la máquina, es mejor tenerla enchufada a la corriente.

Y aquí llegamos por fin a la gran novedad: la unidad gráfica complementaria XG Mobile, que funciona como un artefacto complementario portátil, más o menos del tamaño de un disco duro externo. En su interior se aloja una potente tarjeta gráfica que transforma al laptop en un pequeño monstruo de poder visual. Nos referimos a una tarjeta Nvidia GeForce RTX 3080, una de las más potentes y requeridas tarjetas gráficas del mercado (sólo superada por la RTX 3090), y que hoy es pieza fundamental a la hora de disfrutar los videojuegos con la mejor calidad gráfica.

Por su potencia, la tarjeta es voluminosa y habría sido muy complejo incluirla en un laptop tradicional. Pero Asus encontró esta interesante solución. Para activar la XG Mobile, sólo basta conectarla a su puerto dedicado y listo. Es interesante que tiene bastantes salvaguardas de seguridad para no desconectar la conexión. Así, una vez que la tarjeta está activa (ojalá en una segunda pantalla de mayor tamaño), el resultado es lo esperable: una notable, fluida y muy mejorada experiencia visual en sus máximas capacidades gráficas.

Veredicto Práctico

Desde cierto punto de vista, este podría ser el rey de los laptop actuales, por su capacidad de ofrecer lo mejor de los dos mundos. Sus prestaciones, optimizaciones de refrigeración y la posibilidad de que se transforme tanto en una tablet a pantalla carpa como en un computador de escritorio de gama alta, además de otros variados modos, lo hacen el portátil más versátil y transversal actualmente disponible en el mercado.

Tiene sus detalles, por supuesto, y claramente no es una máquina para todos los gustos —su precio es bastante elevado—, pero para quienes busquen poder visual de última generación en un portátil, ya sea para amantes de los videojuegos o artistas visuales —viene con un stylus e incluso con un práctico bolso—, ésta es a todas luces una gran opción.

Nota: ⭐⭐⭐⭐★


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 4 de octubre de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.