Sony Bravia XR A80J: una smart TV verdaderamente inteligente

⭐⭐⭐⭐⭐

La marca japonesa hace honor a su historia y sigue presentando televisores de gama alta que sorprenden. Este OLED destaca por su sistema cognitivo integrado, que ajusta la calidad de la imagen con nuevos niveles de detalle, su sonido —que sale desde la misma pantalla— y su precio, alto pero no descabellado.



Contra todos los pronósticos, los televisores siguen siendo apetecidos por el público. Es cierto que las nuevas generaciones son más propensas a inclinarse a las pantallas individuales —celulares, tablets o notebooks— por sobre las de mayor tamaño, incluso aunque se vea mejor y entre más gente. A no ser, claro, que sea para cosas específicas, como jugar videojuegos o ver una maratón en Netflix. Fuera de eso, la consigna parece ser que “mi pantalla es mía y de nadie más”.

Sin embargo, el uso del televisor como centro de atención familiar, como ha sido tradicionalmente utilizado, difícilmente logrará pasar de moda, más allá del uso específico que se le dé. Recordemos que hoy las TV son “inteligentes”: además de conectarse a internet, pueden realizar una serie de funciones impensadas pocos años atrás, como realizar videollamadas o contar con inteligencia artificial para optimizar el contenido que se esté viendo.

Así, la industria global de televisores sigue gozando de muy buena salud. De acurdo a datos de Statista, se espera que para 2025 se alcance un peak de 1.8 mil millones de TV encendidas en el mundo, un crecimiento en cinco años, según Technavio, que será cercano al 25%.

Sony sigue siendo una marca líder al respecto. Y si bien ya no posee la participación de mercado que ostentaba décadas atrás, sus televisores aún son altamente considerados como un buen ejemplo de diseño, tecnología e imagen de calidad, especialmente en los segmentos de gama alta. Es lo que sucede con uno de sus últimos modelos, el Sony Bravia XR A80J.

Especificaciones

  • Tamaño: 1448 x 859 x 330 mm (aprox. con base)
  • Peso: 22.3 kg.
  • Pantalla: 77″ / 65″ / 55″
  • Display: OLED
  • Relación de aspecto: 16:9
  • Resolución: 3840 x 2160 (4K UHD)
  • Compatibilidad HDR: HDR10, Dolby Vision, Hybrid Log Gamma
  • Tasa de refresco: 120 Hz
  • Sistema operativo: Android TV
  • Almacenamiento: 16 GB
  • Conectividad: Wi-Fi, ethernet, Bluetooth 4.2, Apple AirPlay, 4 puertos HDMI, 2 puertos USB

Smart TV OLED Sony Bravia XR A80J 55’’


Como es tradición, los diseños de Sony son extremadamente clásicos y elegantes, y sus pequeños detalles, como la distribución de sus parlantes para el sistema de sonido, hacen que el televisor, como aparato, sea delgado y moderno, sin perder sus líneas más clásicas. De hecho, permite que sea posicionado de tres maneras distintas, según la necesidad del usuario y los accesorios —como barras de sonido, por ejemplo– que haya disponibles.

En su conectividad —tema cada vez más relevante— incluye wi-fi, Bluetooth y cuatro puertos HDMI 2.1 (uno al costado, tres en la base) que permiten una mayor tasa de transferencia de datos. Algo significativo para quienes gustan de la alta fidelidad gráfica en videojuegos (hola PlayStation 5).

En cuanto a su pantalla, el hecho de que sea OLED (o LED orgánico) es lo que en gran medida hace la magia. Esta tecnología permite una gran definición en términos generales, más que cualquier otro tipo de pantallas, además de ser más delgadas, flexibles y hasta “enrollables”.

El secreto es que cada píxel recibe su propia luminancia y poder de manera individual, lo que provoca soberbios niveles de contraste, brillos más notorios y una purísima calidad de sus negros. Que su marco sea particularmente delgado ayuda mucho a mejorar la experiencia visual.

Un Smart TV verdaderamente inteligente

Una de las características más llamativas del Bravia XR A80 J es la integración de un motor de inteligencia artificial “cognitiva”, el Cognitive Processor XR. Esta novedad permite que el televisor logre adaptarse mucho mejor a las necesidades del usuario, basándose tanto en la ambientación en la que se está usando la TV como también en la calidad de imagen o sonido que llega desde la fuente.

En rigor, lo que hace el televisor es replicar de alguna manera el comportamiento nativo del ojo humano mientras ve algún contenido. Así, en vez de cambiar los ajustes de contraste, nitidez o color para toda la imagen —tal como hacen los televisores tradicionales—, aquí el motor identifica los puntos de foco, luz o movimiento en la pantalla y según eso, en tiempo real, se adapta para entregar la mejor calidad de acuerdo a las distintas condiciones. Incluso, es capaz de “escalar” resoluciones para que sean presentadas en 4K.

El sistema de sonido también es innovador. En vez de bocinas ubicadas en sectores estratégicos, el sistema —llamado “Acoustic Surface Audio+”— transforma toda la pantalla en múltiples parlantes (casi) invisibles, con subwoofers incluidos. Esto permite que la pantalla completa vibre con el audio, lo que permite una mejor sincronización y hasta una mejora en la escucha de diálogos.

Su sistema operativo tampoco es menor. A medida que los televisores cuentan con más y más funcionalidades y conectividades, el SO se hace tan relevante y protagónico como en un celular. En este caso nos encontramos con la última versión de Android TV, que paulatinamente se ha ido transformando en la plataforma por defecto para la mayoría de los fabricantes. El sistema, en términos de acceso, flexibilidad y look & feel, es muy similar a YouTube y otras herramientas parecidas de Google, con asistencia de voz y fácil navegación.

Están disponibles básicamente todas las aplicaciones para streaming y es posible compartir contenido con otros dispositivos —como smartphones, tablets o laptops—, algo que acá funciona muy bien. Además, el Bravia XR A80 J también es compatible con AirPlay, por lo que los usuarios de dispositivos Apple se pueden conectar a él sin problemas.

Veredicto Práctico

Esta pantalla OLED en la familia de televisores Sony tiene un excelente desempeño en cualquier entorno en el cual se utilice, especialmente en habitaciones oscuras, donde el contraste es inmejorable a la vista. Aunque es un modelo premium y el precio es acorde a su gama, de acuerdo a lo que ofrece no resulta demasiado caro, y de hecho es algo más asequible que otras TV tope de línea de la marca.

Su calidad de imagen, en todos los aspectos posibles, es prácticamente perfecta, con interesantes adiciones complementarias que optimizan aún más la experiencia y que hacen ver, en definitiva, que un buen televisor no es sólo una pantalla más. Así, el Sony Bravia XR A80 J es probablemente uno de los mejores Smart TV de gama alta disponibles actualmente en el mercado.

Nota: ⭐⭐⭐⭐⭐


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 19 de octubre de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.