Xiaomi Mi Watch: un reloj inteligente bueno, bonito y barato

⭐⭐⭐⭐★

Este modelo de entrada del gigante chino, que poco a poco va expandiendo sus líneas de productos, asombrosamente entrega mucho más de lo que se podría esperar: difícil pedir mejor batería y desempeño por $120 mil.



Lentamente, Xiaomi se está transformando en la nueva marca ubicua de electrónica y tecnología. El mundo está cambiando aceleradamente tras la pandemia y el empuje que está teniendo la industria tecnológica china en Occidente no es menos que evidente: dentro de las múltiples “nuevas marcas” que hemos visto últimamente, es muy probable que Xiaomi sea la que más destaque por ahora.

La compañía, que inició sus actividades en Beijing el 2010, ha ido avanzando y expandiéndose hacia mercados estratégicos, hasta posicionar exitosamente sus distintas líneas de productos, que van desde dispositivos móviles a electrodomésticos. Mal no les ha ido, y si bien en Latinoamérica algunos de sus modelos ya estaban presentes, fue a partir del último año que la compañía comenzó formalmente a tener operaciones en nuestro país.

Por lo anterior, es muy posible que la mayoría del público asocie la marca solo a la telefonía celular, pero las ambiciones de Xioami son mucho mayores, a tal punto de tener como meta ser una especie de “Samsung chino”.

Uno de sus últimos productos es el Xiaomi MI Watch, un interesante reloj inteligente, el hermano actualizado y completo del más bien poco atractivo y cuadrado Xiaomi MI Watch Lite. Esta versión, en cambio, es capaz de entregar todas las características y virtudes de un moderno smartwatch pero a un precio bastante inferior que el de la competencia, junto a una batería que tampoco está nada de mal. Vamos viendo.

Especificaciones

  • Dimensiones: 45,9 x 53,35 x 11,8 mm
  • Pantalla: AMOLED táctil de 1,39 pulgadas (454 x 454 píxeles)
  • Peso: 32 gramos
  • Batería: 420 mAh
  • Conectividad: Bluetooth 5.0
  • Compatibilidad: Desde Android 4.4 e iOS 10 en adelante

https://articulo.mercadolibre.cl/MLC-634348588-xiaomi-mi-watch-reloj-inteligente-phone-store-global-_JM

99.990


Cómodo y sobrio

Al sacarlo de la caja, vemos que el diseño del MI Watch es absolutamente clásico, sin complicarse en presentar un reloj que efectivamente parece reloj: forma redondeada, pantalla táctil con sensor de luz ambiente y una finísima corona alrededor, un contraste de color frente al negro dominante del resto del cuerpo.

En la parte trasera están los pins de carga y los sensores correspondientes, y al costado derecho sólo dos botones, que poseen un agradable clic: uno arriba, para apagar, resetear, acceder a las aplicaciones y, si se deja apretado, al asistente de voz (que por defecto es Alexa, aunque lamentablemente el servicio, al menos en mi experiencia, no estaba disponible en nuestra región). Y otro botón abajo, con una discreta marca roja en la corona, para ir directamente a las múltiples y variopintas rutinas deportivas que ofrece el reloj, que van desde lo más básico hasta yoga, rutinas de gimnasio y triatlón. La verdad, el sistema es sorprendentemente variado y detallado para medir métricas de actividad física.

Su correa, de goma y una textura de 22 mm, es estándar e intercambiable. No hay mucho más que contar en cuanto a diseño: de hecho, no hay un micrófono o parlante para responder llamadas o activar asistentes de voz.

Al ponerlo en la muñeca, eso sí, la sorpresa viene de inmediato con el calce: es absolutamente agradable, sobre todo liviano. La correa se ajusta muy bien a la piel, sin molestar, a tal punto que al rato uno se “olvida” de que tiene el reloj puesto. En ese sentido, usarlo al dormir —para medir ciclos de sueño, por ejemplo— es sumamente cómodo. Como buena pantalla AMOLED, el display del reloj es brillante y los colores vibran.

Como todo smartwatch que se precie de tal, el MI Watch tiene la posibilidad de cambiarle las caras al reloj, aunque sus opciones son algo limitadas en contraste con otros modelos de la competencia. Pero las pocas opciones disponibles, en lo que se refiere a entregar información detallada y ordenada con algo de estilo, hacen la pega de buena gana.

Además, los ajustes ofrecen la posibilidad de tener la pantalla always on (o “siempre encendida”) o que se ilumine con gestos de muñeca. Ambas opciones funcionan muy bien en términos prácticos, y el always on ofrece una versión alternativa del reloj, más discreta, que obviamente demanda menos consumo de energía.

Funcionalidades precisas y excelente batería

A propósito de eso, la batería (420 mAh) es sorprendentemente duradera, considerando la duración general de los smartwatch. Con un uso promedio, sin exigirle tanto, la carga puede durar varios días, hasta una semana incluso. Y si se ocupa solo para ver la hora, con sus utilidades y visualizaciones al mínimo, es capaz de llegar a varias semanas y con energía de sobra. Nada de mal.

Un detalle en contra: el cargador (que viene incluido) tiene un cable curiosamente corto, y tampoco es universal ni magnético. Para cargar el reloj hay que adosarlo a unos pequeños pines en la base, lo que al comienzo puede llegar a ser un pequeño ejercicio de frustración.

El Mi Watch se basa en un sistema operativo propio de Xiaomi, que si bien es bastante intuitivo, carece de ciertas funcionalidades y profundidad, lo que lo pone a cierta distancia de otros sistemas similares mucho más acabados. Los gestos básicos son similares a los de un celular: deslizar hacia abajo para ver las notificaciones recibidas (y sólo eso) y lo mismo hacia arriba para los ajustes y personalizaciones. Hacia al lado, las aplicaciones (widgets, más bien), todas simples, pero con la información que se busca. Nada del otro mundo, pero funciona bien. Hace la pega correctamente, tanto para Android como para iOS, aunque lo más probable es que en el futuro la tendencia se dirija a una universalidad de Wear OS, el sistema operativo de Google para los wearables, que cada vez más marcas están implementando.

La aplicación que acompaña al reloj es amable y hasta simpática, pero quizás demasiado sencilla, lo que puede ser positivo para cierto tipo de usuarios a los que no les guste tanto fuego de artificio. Pero se le puede sacar mucho más partido y usabilidad a sus funciones, como sucede con otras aplicaciones similares. Para verdaderos amantes de la vida al aire libre y la actividad física, sin duda que hay opciones más especializadas (como el Garmin Instict Solar, que revisamos acá).

Hasta cierto punto, el reloj viene con todo lo necesario para un funcionamiento informativo integral y más o menos completo —hasta trae un sencillo reproductor musical propio—, pero si uno quisiera complementarlo no existe la posibilidad de descargar otras aplicaciones. Todo lo que hay viene preinstalado, como los medidores de ritmo, frecuencia cardíaca, oxígeno en la sangre, estrés, ciclos de sueño (en detalle si se duerme con el reloj), entre decenas de otras funcionalidades más.

Veredicto Práctico

Como primer intento formal en las grandes ligas, Xiaomi sale más que airoso en presentar un smartwatch más bien de entrada, pensado y diseñado para público general, que efectivamente cumple con todos los requisitos y necesidades para quienes deseen entrar al mundo de los relojes pulsera inteligentes.

Es un reloj de aspecto clásico, sencillo, casual, liviano y cómodo, siempre y cuando no se le exija demasiado. Y la verdad, prácticamente no lo necesita. Gracias a un buen diseño —en términos de look, tamaño y peso—, gran cantidad de características y aplicaciones, especialmente para quienes busquen y gusten del monitoreo físico, el MI Watch es una gran alternativa que, además, posee una batería más que decente y cumple excelentemente bien con el dulce tándem de la relación precio/calidad. ¿Le falta? Claro que sí. Pero es un auspicioso comienzo, convirtiéndolo en el smartwatch más conveniente disponible hoy en el mercado.

Nota: ⭐⭐⭐⭐★


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 14 de septiembre de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.