Alto Maipo también se acoge al capítulo 11 de la ley de quiebras de EE.UU. e inicia proceso de reorganización financiera

Corte rechaza recurso de organizaciones ecologistas y vecinales contra proyecto hidroeléctrico Alto Maipo

La sociedad dijo que este proceso tiene por objeto crear una estructura de capital sostenible en el largo plazo.


En la misma línea de Latam Airlines y automotora Gildemeister, Alto Maipo anunció esta mañana que también se acogió al Capítulo 11 de las Ley de Quiebras de EEUU con el objetivo de iniciar un proceso de reorganización financiera.

El polémico proyecto hidroeléctrico ligado a AES Andes -dueña del 93%, el otro 7% es de la constructora austriaca Strabag- explicó que este proceso tiene por objeto crear una estructura de capital sostenible en el largo plazo, “maximizando la recuperación para todos sus acreedores y asegurando la liquidez necesaria para cumplir con las obligaciones de corto plazo para la puesta en marcha del proyecto”.

En un hecho esencial enviado a la CMF, AES Andes comunicó que reconocerá en los Estados de Resultados Integrales Consolidados del cuarto trimestre de 2021, una pérdida contable extraordinaria neta de aproximadamente US$ 1.100 millones debido a esta situación.

Alto Maipo afirmó en un comunicado que una vez finalizado este proceso de reorganización espera “salir fortalecida financieramente y con pleno foco en la producción y venta de energía”.

Alto Maipo dijo que las razones para acogerse al famoso capítulo 11 de la ley de quiebras de EEUU se vinculan con las circunstancias comunicadas previamente donde se informó sobre la actualización de estudios y proyecciones de mercado e hidrologías preparados por expertos independientes.

“Los mismos estiman una reducción de más del 50% en el precio de la energía en distintos escenarios, considerando la incorporación de múltiples proyectos renovables al sistema eléctrico nacional y en un tiempo que no estaba previsto años atrás. Asimismo, se registró una disminución significativa de la hidrología en los últimos 10 años, comparado con el promedio histórico, lo que podría significar una reducción en la generación anual esperada del proyecto”, afirmó.

Hay que recordar que Alto Maipo, un proyecto que encontró mucha resistencia en la comunidad del Cajón del Maipo, contemplaba una inversión original en torno a los US$ 2.050 millones. Sin embargo, el presupuesto se salió de todos los márgenes y se estima que se han destinado unos US$ 3.500 millones.

Alto Maipo

Los acreedores del proyecto -grandes bancos locales e internacionales- eran a junio de 2021 titulares de acreencias por US$ 1.437 millones y Alto Maipo realizaba pagos trimestrales.

La inicitiva hidroeléctrica en la que participó inicialmente el grupo Luksic (en 2017 vendió el 40% que tenía en Alto Maipo a través de la minera Los Pelambres), aún no entra en operación y las obras ya tienen un 99% de avance.

Alto Maipo precisó en el documento que su construcción terminará dentro de los costos estimados en su última reestructuración y aproximadamente un año antes de las fechas garantizadas en los contratos de construcción vigentes.

“De acuerdo al cronograma, en diciembre comenzarán las pruebas de sincronización e inyección al sistema de las unidades que componen el proyecto y su operación comercial se iniciará hacia finales de marzo de 2022″, afirmó.

Alto Maipo, que producirá energía renovable equivalente al consumo de hasta un millón de hogares chilenos, está constituido por dos centrales de pasada, Alfalfal II y Las Lajas, las que en conjunto tendrán una capacidad instalada de 531 MW.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.