Cambió el escenario: ahora 10 de los principales bancos centrales bajarían tasas dentro de un año

Fed

La posibilidad de que la desaceleración sea mayor a la esperada en las mayores economías planetarias, sacó a la política monetaria de su ruta de normalización. En Chile, las perspectivas apuntan a una mantención prolongada.




Diez bancos centrales, que se cuentan entre los 18 más importantes del mundo, bajarán sus tasas de interés dentro de un año, de acuerdo a las perspectivas del mercado. Economías desarrolladas y emergentes se preparan para una desaceleración que ya redireccionó la política monetaria de EEUU y Europea hacia posturas más moderadas. (Ver tabla)

Entre inversionistas, la opción de que la Fed recorte tasas este año sobrepasa el 50% para la reunión de septiembre y el 70% para enero de 2020, mientras que el 51% de los economistas consultados por Bloomberg reconoce que sus perspectivas se han rebajado desde que la Fed entregó sus proyecciones la semana pasada. Pero las señales no provienen solo de la Fed, la previsión de un recorte también se ve favorecida por la inversión de la curva del Tesoro, la cual suele anticiparse a una recesión de EEUU.

Eric Rosengren, presidente de la Fed de Boston con derecho a voto en el comité, si bien aseguró ayer que ve más probabilidades de un alza, reconoce que "si la economía de EEUU y del mundo se debilitan más de lo que se anticipó -y los datos recientes podrían ser consistentes con eso- entonces el próximo movimiento podría ser a la baja".

Gonzalo Huertas, investigador de economía internacional en Peterson Institute sostuvo que "tiene sentido que aumenten las perspectivas de corte por un asunto de paridad de tasas en el mundo. Las tasas de los mercados emergentes tienden a seguir a la de los mercados de los centros financieros". A su juicio, fue el Banco Central Europeo el que sentó el primer precedente para la configuración del escenario actual. "Empezó a ver indicios de que venía una recesión, ante lo cual empieza a tener una postura más expansiva", indica Huertas, recalcando que "hay una especie de spillover (efecto derrame) entre la política monetaria de EEUU y Europa y la de los países en desarrollo".

¿Y qué pasa en Chile?

El escenario poco a poco ha ido transitando hacia una mantención prolongada. Los primeros en abrir esa puerta fueron los activos financieros -tasas swap- quienes esperan un alza recién en marzo de 2020. A nivel de encuestas, la de Operadores Financieros postergó el incremento desde julio hacia fines de 2019 o principios del próximo año. Esto porque para marzo de 2020 la sitúa en 3,25%. No obstante, los economistas descartan, por ahora, la opción de que el próximo movimiento de la política monetaria en Chile sea a la baja.

Nathan Pincheira, economista de Fynsa, acotó que "una baja de tasa no está ni siquiera en los escenarios alternativos del Central. Para nosotros, podría darse, pero para aquello deberíamos volver a un ciclo de aumento de brechas consistente con una política monetaria más expansiva. No tenemos evidencia hoy que sustente una situación así por lo menos entre 6 y 12 meses". Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, añadió que dentro de su escenario base no considera opción de bajas, pero sí una mantención durante 2019. Mientras que Martina Ogaz, de Euroamerica, acotó que "esperan aún un alza a fines de año".

Comenta