El barco que transportaba miles de autos Volkswagen, Porsche, Audi y Lamborghini finalmente se hunde: pérdidas son millonarias

El barco, Felicity Ace, que viajaba desde Emden, Alemania, donde Volkswagen tiene una fábrica, a Davisville, en el estado estadounidense de Rhode Island, arde a más de 100 km de las islas Azores, Portugal, el 18 de febrero de 2022. Armada portuguesa.

Se cree que el incendio duró más de una semana después de que la tripulación del buque de bandera panameña fuera evacuada y quedara a la deriva.


El buque de carga que se incendió en el Atlántico mientras transportaba unos 4.000 vehículos Volkswagen AG a Estados Unidos se hundió pese a los esfuerzos por remolcarlo a un lugar seguro.

El Felicity Ace se hundió a 220 millas náuticas de la costa de las Islas Azores portuguesas el martes alrededor de las 9 a.m., hora local, tras ser golpeado por las olas e inclinarse 45 grados a estribor, informó el operador del barco.

“El clima era bastante duro”, comentó por teléfono Pat Adamson, portavoz de MOL Ship Management (Singapur), filial de Mitsui OSK Lines Ltd. “Y luego se hundió, lo cual fue una sorpresa”.

El barco, Felicity Ace, que viajaba desde Emden, Alemania, donde Volkswagen tiene una fábrica, a Davisville, en el estado estadounidense de Rhode Island, arde a más de 100 km de las islas Azores, Portugal, el 18 de febrero de 2022.

El barco, que se dirigía a Rhode Island desde el puerto alemán de Emden cuando se produjo el incendio el 16 de febrero, transportaba modelos de las marcas VW, Porsche, Audi, Bentley y Lamborghini de Volkswagen. Se cree que el incendio duró más de una semana después de que la tripulación del buque de bandera panameña fuera evacuada y quedara a la deriva.

Remolcadores y embarcaciones de salvamento que acompañan la nave están en la zona para monitorear la situación, dijo Adamson.

“No parece que todavía haya contaminación por petróleo, lo están comprobando”, dijo el portavoz.

Volkswagen no quiso hacer comentarios el martes. El fabricante de automóviles alemán temía que un gran número de los vehículos que transportaba el barco no pudieran ser recuperados, y las marcas y los concesionarios notificaron a los clientes que los vehículos con destino a EE.UU. probablemente no serían entregados. Los daños de los automóviles están cubiertos por el seguro, dijo el fabricante la semana pasada.

El barco, Felicity Ace, que viaja desde Emden, Alemania, donde Volkswagen tiene una fábrica, hasta Davisville, en el estado estadounidense de Rhode Island, arde a más de 100 km de las islas Azores, Portugal, el 16 de febrero de 2022.

En una proyección que asumía que todos los vehículos se perderían, la empresa de modelado de riesgos Russell Group estimó la semana pasada que el incidente podría costar al fabricante de automóviles al menos US$155 millones. A bordo del barco había mercancías por unos US$438 millones, de los cuales US$401 millones eran automóviles.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.