Gobierno pone orden en medios de pago y Santander alista competencia para Transbank

Transbank

El banco está preparando su propia red de adquirencia. En paralelo, el Ministerio de Hacienda anunció que hará mesas de trabajo con los distintos actores para agilizar el proceso e ir a un modelo de cuatro partes.




El gobierno salió a poner orden en la industria de medios de pago y todos los actores celebraron la decisión. El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, anunció ayer que comenzarán a implementar un plan para que Chile pase del actual modelo de tres partes a uno de cuatro partes, como el que funciona en los países desarrollados.

El anuncio de la cartera llega a casi seis meses de que Santander informó su salida de Transbank, sin embargo, desde Hacienda aseguran que este es un trabajo que empezaron apenas asumieron el gobierno en marzo del año pasado. "El objetivo es emparejar la cancha para que más actores participen tanto en la adquirencia como en la emisión de tarjetas, con el consecuente beneficio para los usuarios, personas y comercios. Se buscan reglas justas y parejas", señalaron desde Hacienda.

Y ya hay un nuevo actor que entraría al negocio de la adquirencia: Santander. El banco aseguró que viene "trabajando hace ya tiempo para constituirse en adquirente por cuenta propia y previo a esto migrar nuestro negocio emisor hacia un modelo de cuatro partes".

De hecho, el presidente de la entidad de capitales españoles, Claudio Melandri, aseguró en un video que difundió con sus colaboradores que "estamos trabajando para llenar el país de estas modernas máquinas (POS)". Así, Santander no sólo se salió de Transbank forzando al sistema a ir a un modelo de cuatro partes, sino que, además, será competencia de la mayor red de adquirencia en Chile.

Santander ya tiene experiencia en redes de adquirencia. Sin ir más lejos, ofrece el servicio de puntos de venta a empresas físicas y e-commerce en países como España y México, donde funciona con Terminal Punto de Venta (TPV) Santander.

Con todo, desde Hacienda aseguraron que están trabajando hace un año en el anuncio que hicieron ayer, teniendo como antecedente el informe emitido en enero de 2017 por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), el cual recomendó al Poder Ejecutivo limitar la adquirencia conjunta de Transbank.

"Desde marzo de 2018, el Ministerio de Hacienda ha sostenido una serie de reuniones con distintos actores de este sector, como, por ejemplo, adquirentes, emisores bancarios y no bancarios y marcas de tarjetas de crédito", detalla Hacienda.

Con este telón de fondo, una de las conclusiones a las que llegó el Ministerio es que "el marco legal vigente es perfectamente compatible con la implementación del modelo de cuatro partes, sin embargo, hacía falta una transformación profunda en la estructura de funcionamiento del mercado", comentan.

"Dado eso, el rol del Ministerio de Hacienda es imprescindible para lograr que el proceso de tránsito a un modelo de cuatro partes y la eliminación de la adquirencia conjunta se lleve a cabo de manera rápida, segura y ordenada", agregaron.

De este modo, el gobierno entra a ordenar la cancha pese a que la banca ya había dicho que avanzaría a un modelo de cuatro partes. Es más, todos los actores celebraron el anuncio, pues aseguran que es más fácil y rápido cuando la autoridad acompaña el proceso y arma una mesa para asegurarse de que estén todos los actores presentes.

Entre los que salieron a festejar se encuentra BCI, Banco de Chile, la Asociación de Bancos, Mastercard, Retail Financiero, Mercado Pago, y FinteChile.

Incluso Transbank se mostró cómodo con el anuncio, y puso fecha de estreno: "Estamos en una etapa avanzada y esperamos poder debutar con el modelo de cuatro partes durante el primer semestre de este año para continuar aportando a un sistema que se destaca a nivel internacional por sus precios competitivos, seguridad en las transacciones, amplia cobertura, estabilidad operacional e innovación permanente", dijo Fernando Cañas, presidente de la red de adquirencia.

El anuncio de Hacienda también ocurre luego de que el Banco Central, en el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del segundo semestre del año pasado, señaló que en junio de 2017 "incorporó un conjunto amplio de modificaciones a esta regulación, incluyendo los elementos para facilitar y permitir el funcionamiento del denominado modelo de cuatro partes. Este modelo es propio de los sistemas de pago de bajo valor en la mayoría de las economías avanzadas, y su implementación debería contribuir a aumentar los niveles de competencia en este mercado; lo que se debiera reflejar, por ejemplo, en condiciones comerciales más atractivas para los comercios afiliados y tarjetahabientes, así como en un aumento en la cobertura de las redes de adquirencia".

El modelo de trabajo que prepara el Ministerio de Hacienda

El Ministerio de Hacienda citará a reuniones periódicas, tanto de manera bilateral como de forma conjunta, a todos los participantes del mercado que deban realizar adecuaciones tecnológicas y en su modelo operativo y de negocios para asegurar que los avances se realicen de manera coordinada y en el plazo comprometido.

Entre las partes que serán citadas se cuentan, las marcas de tarjetas; los adquirentes; los emisores (bancarios y no bancarios), y otras empresas que provean servicios a este mercado.

Además, el Ministerio convocará a los principales accionistas de Transbank, para que comprometan un cronograma específico que se haga cargo, no sólo de terminar con la adquirencia conjunta, sino de reestructurar la propiedad y el gobierno corporativo.

Las seis preguntas para entender qué es el nuevo modelo de cuatro partes

¿Cuál será el efecto para los clientes?

En el caso de los usuarios, Transbank genera hoy una oferta para todos los bancos por igual, es decir un determinado número de cuotas sin interés, pues es un producto generado por la sociedad de apoyo al giro, por lo que está disponible para todos sus socios. Pero una vez que ello termine, cada banco podrá generar una oferta diferenciada.

¿Cuál es la diferencia entre el modelo actual y el de cuatro partes?

Hoy los bancos a través de un contrato delegan en Transbank la afiliación de los comercios. En un modelo de cuatro partes, los bancos emisores no entregan ese rol a una red de adquirencia, ya que los bancos sólo tienen un contrato con la marca de la tarjeta, que es la que entrega la licencia de adquirencia a aquella empresa que desee afiliar comercios.

¿Cuáles son los problemas que se abren para Transbank?

Transbank podría ver márgenes más estrechos. Con un modelo de cuatro partes la compañía se quedará con la comisión que cobra a comercios y a los bancos les pagará una tasa de intercambio fijada por las marcas de tarjetas. Eso podría provocar un mayor costo que la empresa no puede ser traspasada al comercio, pues hay un plan de autorregulación de precios vigente estipulado con las autoridades de libre competencia.

¿Quiénes son los dueños de Transbank?

Santander mandató a Credicorp Capital para que venda su participación en Redbanc, Nexus y Transbank. En esta última tiene el 25% de la propiedad. Banco de Chile es el mayor accionista con el 26,2%, y Scotiabank-BBVA con el 22,7%. En tanto, Itaú, BCI y BancoEstado tienen 8,71% cada uno. Hasta ahora el proceso de venta avanza sin mayores novedades.

¿Por qué Santander y el gobierno impulsan modelo de cuatro partes?

En enero 2017 el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) emitió una recomendación normativa, donde instó a que se acabara la delegación conjunta de los bancos en esta materia. En abril de ese mismo año, el Banco Central actualizó su normativa y permitió la existencia de un modelo de cuatro partes, en que no se requiere de un contrato entre el emisor y el adquirente.

¿Transbank tiene competencia hoy en el mercado local?

Transbank no es la única red de adquirencia que funciona actualmente en Chile, sin embargo, es por lejos la más grande, por lo que actualmente es tildada como un monopolio. No obstante, en 2017 nacieron dos empresas para competir con Trasnbank: primero fue Multicaja, con Javier Etcheberry a la cabeza, y más tarde salió Compraquí al mercado, de BancoEstado.

Comenta