Los ajustes de las AFP en sus carteras de inversión en medio de los retiros de fondos

Traders work during the opening bell at the New York Stock Exchange (NYSE) on March 16, 2020 at Wall Street in New York City. - Trading on Wall Street was halted immediately after the opening bell Monday, as stocks posted steep losses following emergency moves by the Federal Reserve to try to avert a recession due to the coronavirus pandemic.Just after the opening bell, the S&P 500 was at 2,490.47, a drop of 8.1 percent and beyond the seven percent loss that automatically triggers a 15-minute trading halt. (Photo by Johannes EISELE / AFP)

En noviembre las administradoras movieron las primeras palancas para obtener liquidez para pagarle a sus afiliados el segundo retiro de pensiones, efectuando una fuerte venta de activos de renta fija local.




Más de 5,1 millones de afiliados del sistema de pensiones local se han agolpado estos días a pedirle a las administradoras de fondos de pensiones (AFP) su segundo retiro parcial en medio de la pandemia del coronavirus.

Si el primer retiro de fondos significó, de acuerdo con la Superintendencia de Pensiones, un retiro de US$18.500 millones del sistema, esta segunda ventana de solicitud de dineros implicaría según estimaciones del regulador “menos de US$16 mil millones”. Fuentes del mercado aterrizan esas proyecciones y creen que serán entre US$10 mil millones y US$13 mil millones. En total, el sistema de pensiones al cierre de noviembre manejaba $160,6 billones, el equivalente a unos US$209 mil millones.

Estos retiros implican que las AFP tienen que vender posiciones de inversión, de manera de poder obtener la liquidez para pagar en tiempo y forma a sus afiliados. Como el ruido de esta medida de devolución de fondos se estaba dando hace semanas en el debate, las administradoras de pensiones en noviembre realizaron bruscos movimientos en sus carteras de inversión para adelantar la disponibilidad de dineros solicitados por sus afiliados.

Desde junio, y pese al primer rescate de fondos, la exposición de Chile dentro de las inversiones de las AFP se mantuvo estable en torno al 55% de la cartera total, mientras el otro 45% se destinaba a inversiones en el extranjero. Sin embargo, en noviembre las administradoras mostraron una fuerte venta de activos locales, que al cierre de mes pasaron a significar un 51,3% de la cartera (ver infografía), $2,6 billones menos que en octubre.

Y si ya está identificado que vendieron posiciones locales en el último mes, también se puede apreciar en las estadísticas mensuales de la Superintendencia de Pensiones que la fuga se dio en renta fija, dado que desde mayo esta clase de activo representó en torno al 65% de las inversiones de las AFP, pero en noviembre pasó a significar 60,9% (ver infografía).

Pero se cree que las AFP no obtuvieron toda la liquidez para pagar el segundo retiro en noviembre, dado que los fuertes movimientos de sus inversiones se han seguido sintiendo en el mercado en estos días. Así, operadores de mesas de dinero locales aseguraron que la semana pasada las AFP le vendieron al Banco Central bonos bancarios.

Otros grandes compradores de renta fija local en el último mes han sido fondos de inversión norteamericanos y compañías de seguros.

Desde AFP Capital indican que “es importante destacar que los activos internacionales son muy líquidos, no tienen restricciones de venta, y en cuanto a los activos locales como la renta fija, el Banco Central implementó en julio el programa REPO que ayudó a que las administradoras contaran con liquidez suficiente para efectuar los pagos, por lo que tampoco hubo dificultades desde ese punto de vista”.

En tanto, un operador de mesa de dinero del mercado local comenta que las AFP “hicieron buena parte de la caja para pagar los rescates en noviembre, pero no han liquidado todo lo que podrían vender, porque el mercado ha estado en alza estas últimas semanas, por lo que han querido mantener algunas posiciones clave hasta el cierre del año, de manera de tratar de obtener mejor rentabilidad que la competencia” y vaticina que “después de fin de año, creo que se vendrá una ola de venta de activos -a prorrata de todas las clases de activos- por parte de las AFP para poder pagarles a los más de 5,1 millones de personas”.

Con este panorama, agentes del mercado consultados estiman que lo más afectado localmente será el dólar, pues prevén que si llegan al país unos US$3 mil millones o US$4 mil millones provenientes de ventas de las AFP en el extranjero, eso moverá el tipo de cambio hacia la baja.

Los movimientos que vienen

Un gestor de fondos de inversiones piensa que las AFP “vendieron mucha renta fija local en noviembre, pero creo que ahora se volcarán a vender activos internacionales, dado que su exposición tocó piso y juntarán liquidez vendiendo fondos mutuos de afuera o posiciones en Exchange Traded Funds (ETF)”.

En tanto Gastón Angélico, socio de la distribuidora y administradora de fondos Excel Capital, ha percibido que actualmente las AFP “han invertido más recientemente en renta fija de deuda emergente, high yield y en fondos de acciones de China y de Europa”. De todo modos, el reciente informe de exposición de inversiones de las AFP en el extranjero que elabora Excel Capital, revela que en noviembre se registró un salto mensual de 14,56% en las posiciones de las AFP en el extranjero, donde los principales flujos de compra se concentraron en activos de EEUU y Canadá, que agruparon inversiones por US$1.042 millones, seguidos por compras de posiciones en China por US$837 millones y de mercados emergentes asiáticos distintos a China por US$744 millones.

Angélico reflexiona que si las AFP vendieran grandes bloques de activos nacionales “sería como pegarse un tiro en el pie, porque eso generaría un alza en las tasas de interés, lo que afectaría al resto de la cartera”. Además, piensa que si enajenaran masivamente activos locales, lo tendrían que hacer a precios más bajos, por lo que la posición remanente que mantendrían en esos activos también se valorizaría a la baja.

Un gestor de fondos local prevé que en 2021 vendrá una recuperación fuerte de los mercados globales, con tasas de interés que seguirán siendo bajas, lo que desalentará la renta fija y empujará fuertemente al apetito por riesgo en renta variable, específicamente de Asia y Europa, locaciones donde se espera una recuperación económica más explosiva que la de Norteamérica.

En tanto, un director de una AFP analiza que “para aspirar a rentabilidades con promedios mejores que lo que presentan los fondos en el mundo, se necesita ir por riesgo con activos alternativos, y eso ocurrirá en el futuro. Una vez que ello ocurra, se verán mayores diferencias en las rentabilidades entre las AFP, dependiendo de cuánto apuesten por estos activos y en qué subtipos lo hagan, por ejemplo en EEUU o Europa, en alguna industria en particular, en tecnología o farmacéuticas, etcétera”. Por lo anterior, destaca que será muy relevante tener equipos de inversión de alto nivel.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.