Presidente de la Bolsa: "Los inversionistas que son menos tolerantes al riesgo, posiblemente se van a retirar"

Juan-Andrés-Camus

Juan Andrés Camus, presidente de la Bolsa de Santiago.

Juan Andrés Camus dice que es probable que en los próximos días haya volatilidad, pero todo dependerá de cómo siga el diálogo en el mundo político. Además, confirma que mañana la Bolsa de Comercio de Santiago va a operar.




Los inversionistas han tenido dos días para digerir lo que está ocurriendo en el país antes de que el mercado abra mañana, en momentos en que los incidentes continúan. Aunque habían dudas desde algunos sectores respecto de si mañana abriría la Bolsa de Comercio de Santiago, el presidente de la entidad, Juan Andrés Camus, confirma que tienen presupuestado que funcione con normalidad.

Camus explica que es probable que en los próximos días haya volatilidad en la plaza, pero puntualiza que todo dependerá de cómo siga el diálogo en el mundo político. Además, dice que es posible que los índices retrocedan, pero detalla que también estará sujeto a lo que ocurra a nivel internacional.

¿Qué balance hace de lo ocurrido en los últimos dos días?

Siempre cuando hay diferencias y problemas, lo que hay que hacer es sentarse a conversar, la violencia la verdad es que no resuelve ningún problema. Es una lástima la destrucción que se ha hecho de los bienes públicos, especialmente para la gente que usa el transporte público y que van a quedar sin poder movilizarse por un tiempo. Eso es lo que encuentro más grave. Todo el mundo tiene derecho a reclamar y protestar, pero tiene que ser dentro de un ámbito de orden y diálogo. Lo que queremos todos es resolver los problemas y sacar las cosas para adelante.

¿Esto empeora la imagen país?

Por supuesto que sí, porque esto obviamente es una situación de violencia desatada que cuesta encontrarle una justificación.

¿Con esto se va a demorar más la recuperación de la inversión? ¿Va a ser más difícil que las empresas tengan confianza en invertir en el país?

Sin duda que todos estos hechos lo que generan es incertidumbre. Por lo tanto, aumenta el riesgo, y la inversión tiende a disminuir cuando aumenta el riesgo (…) Entonces, todos estos procesos de violencia lo que hacen es generar más riesgo, y claramente no son cosas positivas para el proceso de inversión, y como consecuencia, para la economía del país, que depende de la inversión al final del día. Si no hay inversión no hay crecimiento.

¿Va a haber más volatilidad en la Bolsa en los próximos días?

Es probable que haya volatilidad, pero también va a depender mucho de cómo se encause el diálogo al que ha llamado el presidente, que creo que ha actuado con mucho tino en el sentido de: en primer lugar, suspender la medida del alza de la tarifa del metro. (En segundo lugar), el llamado al diálogo muy honesto y sincero que hizo ayer. Espero que en el mundo político haya una acogida favorable y se busque un diálogo que permita encontrar solución a los problemas que tenemos.

Entonces, al menos para mañana podría esperarse volatilidad en la Bolsa de Comercio.

Es probable, pero la volatilidad va a depender de cómo avance el proceso, si es que hay una mesa de diálogo que es exitosa, en que las partes se junten, y se dé una salida a los problemas que por lo menos calmen a la población, y eso se traduzca en que este proceso de violencia se termine, o disminuya significativamente. Eso obviamente va a ayudar a que la volatilidad sea menor.

¿Es esperable que mañana haya una sobrerreacción y una caída en la Bolsa?

No diría que tenga que haber una sobrerreacción, aunque siempre hay algunos inversionistas que son menos tolerantes al riesgo que otros. Entonces, los inversionistas que son menos tolerantes al riesgo, posiblemente se van a retirar, eso obviamente va a producir una posible baja en los índices, pero también va a depender de qué es lo que esté pasando en el resto del mundo, porque tampoco estamos en una isla.

¿Eso ocurriría principalmente con los inversionistas internacionales?

Para ellos de todas maneras. Sin duda que este es un hecho que no estaba dentro del pronóstico de nadie, es obviamente una sorpresa que genera riesgo.

¿Los inversionistas internacionales van a pensarlo dos veces antes de invertir en el país?

Por supuesto que sí.

Comenta