Algunos sobrevivientes de Covid-19 están desarrollando diabetes y los médicos no saben por qué

Según una nueva investigación, pacientes que sobrevivieron al coronavirus podrían estar desarrollando un nuevo tipo de diabetes. Expertos no saben la razones.




Se conoce que los pacientes crónicos diabetes son más propensos a generar un cuadro más grave de Covid-19 si lo contraen o más riego de morir a causa de este. Sin embargo, ahora, según una investigación publicada en Diabetes, Obesity and Metabolism nueva evidencia sugiere que algunos pacientes que se han recuperado de coronavirus están desarrollando diabetes, incluidos los tipos 1 y 2.

En el estudio, un metanálisis de ocho estudios con más de 3.700 pacientes realizado por especialistas de la Universidad McMaster (Canadá), aunque los investigadores no comprenden cómo el Sars-Cov-19 podría desencadenar la diabetes, o si estos casos con temporales o permanentes, muestra que el 14,4% de las personas fueron diagnosticadas con diabetes después de recuperarse de un Covid-19 severo.

Los nuevos casos de diabetes podrían ser el resultado de problemas de inflamación y de insulina relacionados con el coronavirus, según los autores del estudio.

Kristel Strodthoff, diabetóloga de Clínica Alemana, dice que “el Covid-19 en si genera hiperglicemia en personas que tengan o no tengan diabetes y que es una elevación en los niveles de azúcar que es de difícil manejo”. A pesar de que los doctores están acostumbrados a ver situaciones como estas generadas por infecciones como la influenza sobretodo en pacientes hospitalizados, “lo que es novedoso es que la hiperglicemia que desarrollan los pacientes con Covid-19 requiere mucha más insulina de la que nosotros podríamos esperar por el grado de inflamación que ellos tengan”.

“Eso nos hace pensar que es posible que haya un efecto diabetogénico en sí, que sea producto exclusivamente del Covid-19, es decir que el coronavirus pueda generar diabetes en sí mismo por un mecanismo diferente al de simplemente la inflamación” agrega Strodthoff.

diabetes

Mihail Zilbermint, está acostumbrado a tratar la diabetes, ya que dirige un equipo especial que atiende a pacientes con trastorno metabólico en el Suburban Hospital en Bethesda, Maryland, Estados Unidos. Pero a medida que el hospital admitía un número cada vez mayor de pacientes con Covid-19, su número de casos se disparó.

“Antes, solíamos tratar a unos 18 pacientes por día”, dijo a The Washington Post. Ahora su equipo cuida hasta 30 al día. Muchos de esos pacientes no tenían antecedentes de diabetes. Algunos que desarrollaron niveles elevados de azúcar en sangre mientras tenían Covid-19, volvieron a la normalidad cuando salieron del hospital. Otros se fueron a casa con un diagnóstico de diabetes. “Definitivamente, hemos visto un aumento en los pacientes recién diagnosticados” señaló.

Teorías sobre por qué están desarrollando diabetes

Según el estudio, en al menos alguno de los casos estudiados, podría ser que algunos pacientes ya tuvieran diabetes y no lo supieran hasta que fueron hospitalizados por coronavirus.

Sin embargo, la evidencia también sugiere que el Covid-19 podría ser suficiente para empeorar los problemas de salud metabólica existentes hasta convertirse en una diabetes tipo 2, dijo a Insider el José Alemán, profesor asistente de endocrinología en el centro médico NYU Langone Health.

“Las condiciones estresantes conducen a niveles elevados de hormonas reguladoras que elevan el azúcar en la sangre para ayudar al cuerpo a combatir cualquier insulto que esté enfrentando, como una enfermedad o lesión”, dijo Alemán. “Para las personas con enfermedades subyacentes, eso puede ser suficiente para llevarlas al límite”.

Foto: AP

Strodthoff, diabetóloga de Clínica Alemana, agrega que a las diferentes teorías que se postulan, la más aceptada es que el Covid-19 “entra a las células del cuerpo utilizando los receptores de la enzima convertidora de angiotensina II y las células beta del páncreas que son las que producen insulina, tienen también estos receptores aparentemente. Entonces se postula que el virus ingresa a la célula beta y produzca un efecto toxico sobre ella y por lo tanto, se disminuya la producción de insulina por la célula beta”.

También, “se sabe que por otro lado el Covid-19 genera una liberación muy importante de mediadores inflamatorios que son tóxicos también para la célula beta, o sea que hacen que esta produzca menos insulina en el páncreas y que además hacen que el cuerpo se vuelva muy resistente a la acción de la insulina” agrega.

La diabetóloga dice que aún faltan estudios para estudiar mejor los mecanismos que postulan que el coronavirus podría producir diabetes, al igual que estudios clínicos que sobre todo ayuden a saber qué pasó con esos pacientes que desarrollaron hiperglicemia en relación al Covid-19 a largo plazo, con un mayor tiempo de seguimiento. “Con eso podríamos tener la película bastante más clara” comenta.

¿Diabetes temporal?

No está claro si las personas con diabetes recién diagnosticada después del Covid-19 tendrán un problema de por vida.

Para responder a esta incertidumbre, Strodthoff dice que tendríamos que analizar la calidad del estudio, porque para empezar, en los estudios presentados en la investigación de Diabetes, Obesity and Metabolismes muy difícil aclarar que esta diabetes sea nueva o que haya sido una diabetes no diagnosticada antes del contraer el coronavirus”.

Puede ser que muchos pacientes duerante el año pasado no hayan tenido una diabetes diagnosticada y hayan sido diagnosticados con esta al momento de tener Covid-19. Además, algo muy importante según la diabetóloga, es recalcar que los pacientes de los estudios son pacientes que fueron hospitalizados por coronavirus y que su estado fue grave.

Por lo tanto, no se puede concluir si esta diabetes puede ser por el estrés de la enfermedad como ocurre con muchas otras en pacientes hospitalizados o si será una diabetes que queda para siempre, agrega.

Para asegurarse bien de esto, lo óptimo es hacer un seguimiento largo con los pacientes, y como el virus lleva poco tiempo, se necesitan más meses de seguimiento luego del alta para poder comprobarlo.

Riesgos para la salud

A casi un año del comienzo de la pandemia, la naturaleza precisa y el alcance del vínculo coronavirus-diabetes siguen siendo un misterio.

Muchos de los que desarrollan diabetes durante o después del Covid-19 tienen factores de riesgo como obesidad o antecedentes familiares de la enfermedad.

Pero también se han producido casos en pacientes sin factores de riesgo conocidos o problemas de salud previos. Y algunos casos se desarrollan meses después de que el cuerpo ha eliminado el virus.

A pesar de esto y aunque el Covid-19 ataca más seguido a los pulmones se asocia cada vez más con una variedad de problemas que incluyen coágulos de sangre, trastornos neurológicos y daño renal y cardíaco.

Los investigadores del estudio dicen que la diabetes de nueva aparición pronto podría sumarse a esas complicaciones, tanto de tipo 1, en el que las personas no pueden producir la insulina necesaria para regular su azúcar en sangre, como de tipo 2, en el que producen muy poca insulina o se vuelven resistentes a su insulina, haciendo que sus niveles de azúcar en sangre aumenten. Pero los científicos no saben si el Covid-19 podría acelerar los problemas que ya se están desarrollando o si realmente los causa, o ambos casos.

Kristel Strodthoff, dice que además los riesgos que existen para un paciente hospitalizado que desarrolla hiperglicemia, es decir altos grados de azúcar, siempre empeora el pronóstico. “De hecho nosotros sabemos que incluso desde antes del Covid-19 que en un paciente que no tenga el antecedente de diabetes, desarrolle hiperglicemia en el contexto de alguna enfermedad estando hospitalizado podría tener incluso peor pronóstico que un paciente que tenga una diabetes conocida”.

Nuevos estudios

Durante el verano, Francesco Rubino, profesor de cirugía de diabetes en King’s College en Londres y un grupo de otros expertos en diabetes lanzaron un registro global de pacientes con diabetes relacionada con Covid-19, al cual respondieron más de 350 instituciones de todo el mundo, dijo el profesor a The Washington Post.

Algunos de los casos informados no se ajustan al perfil habitual de diabetes tipo 1, o tipo 2, dijo el experto. En algunos pacientes con Covid-19, las complicaciones cruzan los tipos, agregó.

“Existe una buena posibilidad de que el mecanismo de la diabetes no sea típico”, dijo Rubino. “Podría haber una forma híbrida. Es preocupante“, añadió.

El experto está especialmente preocupado por los informes de diagnósticos de diabetes después de infecciones leves o asintomáticas por coronavirus. A medida que el número de nuevas infecciones por coronavirus continúa aumentando, dijo, “podría ver un nuevo volumen significativo de diagnósticos de diabetes”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.