Salud mental en pandemia: 85% de las personas sobre 70 años le preocupa la falta de autonomía

A la inversa, para los menores de 70 años, el trabajo aparece como la principal inquietud, seguido de la evolución de la pandemia y la soledad.




A más de nueve meses de la llegada de la pandemia al país, la falta de autonomía y el deterioro en el estado físico constituyen dos de las principales preocupaciones de los adultos mayores sobre 70 años, según la Encuesta Salud Mental de Personas Mayores durante la Pandemia, realizada por el Observatorio del Envejecimiento para un Chile con futuro, que surge de la alianza entre la Universidad Católica y la Compañía de Seguros Confuturo.

Junto con dar luces sobre cómo el Covid-19 ha afectado la salud mental de la población adulto mayor, el nuevo reporte busca dar a conocer vivencias y preocupaciones del segmento de más de 60 años, tras nueve meses desde la primera cuarentena en el país.

Es así como a partir de una encuesta online efectuada a 767 adultos mayores -en la que se pidió enumerar en orden decreciente sus preocupaciones para luego separar las respuestas por grupos etarios- se conoció que la falta de autonomía representa el principal temor para los mayores de 70 años, seguido del deterioro de su estado físico (73%). En tercer lugar, en tanto, se identificó a los controles médicos y el sistema de salud, con un 67%.

A la inversa, para los menores de 70 años, la falta de autonomía no constituye una mayor preocupación, arrojando sólo un 15% de las preferencias. Sin embargo, el trabajo aparece como la principal inquietud (59%), seguido de la evolución de la pandemia (57%) y la soledad (57%).

En tanto, a nivel consolidado, 18,2% de los consultados sostuvo que la principal preocupación tiene que ver con los temas relacionados al país y la delincuencia, en medio del contexto sociopolítico actual. Le siguió salud en general con un 16,9%, ítem en que se considera el bienestar propio como el de familiares o cercanos. En esta categoría se refirieron también a dolencias generales y enfermedades crónicas.

En tanto, la tercera mayor preocupación tuvo que ver con problemas financieros (9,7%), frente a lo cual varios encuestados se mostraron inquietos por no poder pagar cuentas básicas, arriendos o alimentos, e incluso por no poder pagar hospitalizaciones.

Cabe destacar que el sondeo fue realizado semanas antes del plebiscito nacional de octubre.

Al respecto, el gerente general de Compañía de Seguros Confuturo, Christian Abello indica que “conocer los efectos del confinamiento prolongado sobre este grupo de la población es de extrema utilidad para implementar mejores políticas en el futuro, tanto a nivel público como privado. Esperamos que este reporte sea un aporte para enriquecer las distintas miradas y análisis sobre el apoyo que requieren nuestros adultos mayores en su bienestar físico y mental”.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones, el estudio concluyó que “uno de los potenciales desafíos a futuro corresponde a definir cómo guardar el distanciamiento físico sin que este implique un distanciamiento social para con las personas mayores”. Asimismo, los expertos coincidieron en que es importante definir herramientas y metodologías que permitan proteger a las personas mayores sin que estas afecten su autonomía. En especial, si se considera la posibilidad de un segundo rebrote de la pandemia en el país, lo que podría implicar tomar nuevas medidas que coarten la libertad de los individuos, independientemente de su edad.

La psicóloga Ana Paula Vieira, directora de la Fundación Míranos, comenta que “la pandemia agravó muchas situaciones de vulnerabilidad que comenzaron con el estallido social de octubre de 2019”. Agrega que los problemas financieros empeoraron con la pandemia e “impactaron en elementos claves para una buena salud mental, y en particular, en la dignidad de las personas mayores, en la percepción que tenían de ellos mismos y en su autoestima”.

En tanto, Susana González -académica de la Escuela de Psicología UC e investigadora del Centro de Vejez y Envejecimiento (CEVE)-, precisa que “con el confinamiento, la gente estaba viendo directamente afectada la parte física, y esto va de la mano con la salud mental. En la medida que te das cuenta de que te cansas más en caminar, cambia tu autopercepción de competencias e independencia. Una característica de la salud de los adultos mayores es que está todo conectado. Tú tocas un sistema a nivel de salud y se produce una cascada que afecta todos los sistemas físicos y psíquicos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.