El Arco de la Universidad de Concepción: la puerta de entrada a una de las primeras ciudades universitarias en América Latina

IMG_2092



El próximo 14 de mayo la Universidad de Concepción (UdeC) cumplirá su centenario. Cien años de contribución al desarrollo de la historia nacional de los últimos decenios, reflejados en destacados exalumnos(as) que ejercen con éxito en las más diversas áreas del saber en nuestro país.

Una de las características que posee la Universidad de Concepción es su patrimonio arquitectónico marcando una diferencia respecto a las demás casas de estudios del país. En un solo campus resume la historia de la arquitectura de Chile del siglo XX, siendo una de las primeras universidades en América Latina en aplicar el concepto de ciudad universitaria. Idea que importó desde Estados Unidos, Enrique Molina Garmendia, primer rector y uno de los fundadores de la universidad penquista.

Lo anterior, producto de un viaje efectuado a Estados Unidos en 1918, con el fin de conocer el sistema universitario del país del norte. Entre las casas que estudio que visitó, el campus de la Universidad de Universidad de California en Berkeley fue el que más admiró por ser una "ciudad universitaria", idea que finalmente aplicó en el campus de la Universidad de Concepción.

Sin duda que la universidad penquista posee un rico patrimonio arquitectónico, donde se conjugan todas las tendencias y décadas de construcción y diseño. Uno de los edificios más destacados de este caso histórico es "el arco", otrora Facultad de Medicina y que en la actualidad alberga la Facultad de Ciencias Biológicas. Este edificio fue proyectado por la arquitecta valdiviana Gabriela González y su colega penquista Edmundo Buddemberg, cuyas obras se iniciaron en 1948, finalizando en 1956.

Por lejos lo que destaca son sus columnas, que no es casualidad, pues corresponde a un estilo arquitectónico de estilo fascista. No es que sus autores sean de esa línea ideológica, sino que esta arquitectura tuvo su origen en la Italia de Benito Mussolini, teniendo su auge en las décadas del veinte y treinta. Fue referente este tipo de diseño en su momento, replicando en diversas partes del mundo, incluido Chile.

Sobre este último punto podemos encontrar ejemplos de edificios de este estilo arquitectónico en Santiago de Chile, como el caso de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, o en Concepción con el Palacio de Tribunales de Justicia, ambos contemporáneos al arco de la universidad.

Otro punto llamativo del arco es el mural en sobrerrelieve que está en su parte superior, obra del destacado muralista argentino Mario Ormezzano y que representa una alegoría al saber, la ciencia y el conocimiento. Así entonces este edificio se transformó en el acceso.

El arco en cuestión, el casco histórico de la Universidad es un tesoro arquitectónico, cuyo valor no se puede cuantificar en pocas palabras o cifras. Por todo lo anterior, es necesario detenerse y reflexionar sobre la importancia que tiene la Universidad de Concepción en su contribución en el ámbito educacional, patrimonial para Chile y América Latina.

Comenta

Imperdibles