Descubren por qué la variante británica y sudafricana son más contagiosas

Un'immagine computerizzata creata da Nexu Science Communication insieme al Trinity College di Dublino, mostra un modello strutturalmente rappresentativo di un virus betacorona che è il tipo di virus legato al Covid-19, meglio conosciuto come il coronavirus legato all'epidemia di Wuhan, condivisa con Reuters il 18 febbraio 2020. NEXU Science Communication / tramite REUTERS

Investigación realizada por científicos de la Universidad de Stanford advierte que las mutaciones adquiridas por estas dos variantes le otorgan mayor afinidad con la proteína que permite el ingreso del virus a las células del cuerpo.




En los lugares en los que está presente la variante británica (B.1.1.7) y la  sudafricana (B.1.351) del nuevo coronavirus Sars-CoV-2, los casos aumentaron. Esa es la principal razón por la que la Organización Mundial de la Salud (OMS), las declaró como variantes de preocuación.

Ahora, una investigación desarrollada por la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford (EE.UU) demostró cuál es la razón del mayor número de contagios.

De acuerdo al estudio publicado en The Lancet, estas dos variantes presentan una mayor afinidad o capacidad de unión a la proteína ACE2 que es la proteína que está presente en los órganos del cuerpo que más se ven afectados con Covid-19 y que sirve como puerta de entrada a la célula.

Según los investigadores, en la variante británica esta capacidad de unión es el dos veces superior a la afinidad que tenía el virus Sars-CoV-2 que se detectó en Wuhan, China. En el caso de la variante sudafricana, la afinidad es 4,6 veces mayor que el virus original. Es esta capacidad la que explicaría su mayor transmisibilidad entre la población.”

“Los esfuerzos de vigilancia genómica han descubierto variantes del SARS-CoV-2 con mutaciones en la glicoproteína Spike, que se une a la proteína ACE2 para facilitar la entrada del virus”, señala el documento.

Un funcionario de la salud sale de una ambulancia fuera del Hospital Universitario de Southend, mientras las admisiones a hospitales por la enfermedad del coronavirus aumentan en el Reino Unido. (REUTERS/Paul Childs)

Hoy, estas dos variantes representan un desafío para la salud pública porque se ha visto que aumentan la transmisión viral y la gravedad de la enfermedad.

La variante B.1.351, identificada por primera vez en Sudáfrica, tiene tres mutaciones notables en la proteína Spike, del virus: K417N, E484K y N501Y. Mientras que la variante B.1.1.7, identificada por primera vez en el Reino Unido, porta la mutación N501Y.

En el caso de la variante británica, está es motivo de especial preocupación por su posible resistencia a los anticuerpos provocados por una infección y vacunación previas contra el SARS-CoV-2.

Actualmente, la OMS en su última actualización epidemiológica publicada esta semana, son cuatro las variantes de preocupación. A estas dos variantes, se suman la del Amazonas brasileño (B.1.1.28.1 o simplemente P.1) y la india (B.1.617*).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.