En camiseta y short: astronauta italiana hace cosplay de Sandra Bullock en Estación Espacial

Escena de la película recreada por la astronauta italiana.

La astronauta de la ESA Samantha Cristoforetti recreó escena de la película Gravity. No es la primera vez: antes lo hizo como la capitana de Star Trek: Voyager, Kathryn Janeway.




La única falla es el pelo”, dice la italiana Samantha Cristoforetti...

La astronauta acaba de recrear una icónica escena de la película Gravity (2013), thriller de ciencia ficción dirigida por Alfonso Cuarón. El rodaje del mexicano, protagonizado por Sandra Bullock y George Clooney, fue un éxito de taquilla y ganó, entre otros, siete Premios de la Academia, además de múltiples reconocimientos por su calidad.

Casi una después, Cristoforetti, la astronauta italiana posó con la inusual tenida que lo hizo Bullock: en camiseta, short y descalza, sin los aparatosos trajes de astronauta, o los típicos uniformes de quienes orbitan el espacio.

Cristoforetti imitó a la astronauta Ryan Stone, el rol de Sandra Bullock en la película, en una escena en que la actriz se encuentra en la Estación Espacial Internacional (EEI), acechada por una nube de desechos espaciales que golpeó el transbordador espacial.

Oiga doctora Stone, una pregunta rápida: ¿cómo lo hizo para mantener su pelo ordenado? #PreguntandoParaUnaAmiga”, bromeó la científica en su Twitter.

De hecho, el cabello de Cristoforetti flotando libremente es un recordatorio de que así es la microgravedad, sin importar lo que la magia de Hollywood pueda crear en los estudios.

No obstante, lograr la foto costó bastante trabajo. De hecho, costó siete años.

“Acá pueden ver la foto original”, dijo el astronauta Scott Kelly, su compañero durante la misión que hicieron entre el 2014 y el 2015 a la estación. En la captura, se ve la misma escena, pero sin Cristoforetti. Presumiblemente, no lograron el timing para tomar la foto, y la científica pasó de largo.

La fallida foto de 2015, el primer intento de capturar a Samantha Cristoforetti durante una proyección de la película "Gravity" en la Estación Espacial Internacional, en 2015. La astronauta no aparece en la imagen. Foto: Scott Kelly / Nasa

Según consigna el sitio Space.com, esto se debe a que los tiempos en el espacio son muy estructurados. Y, si bien los astronautas tienen tiempo libre por razones mentales, deben seguir un estricto horario.

“Estuve muy desilusionado entonces, pero ya está todo bien. Gracias, Samantha”, tuiteó Kelly, que bromeó calificando el episodio como “uno de sus mayores arrepentimientos”.

Astronauta italiana hizo otro cosplay

No es la primera vez que Cristoforetti hizo un cosplay en el espacio. En su anterior estadía, en 2015, ya se disfrazó como la capitana de Star Trek: Voyager, Kathryn Janeway.

Cristoforetti personificando a de la saga Star Trek mientras estuvo en la Estación Espacial Internacional en 2015. Foto: Nasa

Pese a su cosplay de Gravity, Cristoforetti fue algo crítica de la cinta. Tras su estreno, en 2013, el astronauta había publicado un artículo en Astronautinews en el que repasó todas las incoherencias presentes en la película de Alfonso Cuarón. La astronauta elogió la estética, los efectos especiales y la música de la película, pero rechazó la trama, que consideró poco realista.

La italiana tiene 45 años y es una expiloto de combate. Esta es su segunda visita a la Estación Espacial Internacional.

Samantha Cristoforetti poco antes de iniciar su primer viaje al espacio. Foto: Reuters

Llegó con la misión SpaceX Crew-4 a finales de abril y podría estar en órbita hasta seis meses. Cristoforetti ostentaba el título de “la mujer con la estancia más larga en el espacio”, después de los seis meses que pasó en su primera visita a la Estación Especial récord que ahora tiene Christina Koch (328 días).

Pese a que no romperá la marca, muchos sospechan que en sus 180 días en la EEI, la italiana podría volver a sorprender con otro cosplay espacial.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.