“Una mutación sin precedentes”: Virus de la viruela del mono experimenta “acelerada evolución”

Un empleado de Bavarian Nordic, único laboratorio en el mundo que fabrica una vacuna específica contra la viruela del mono. Foto: Reuters

Científicos descubrieron más de 50 mutaciones en el virus, las que creen están aumentado su transmisibilidad.




En una escalada sin precedentes para una enfermedad, según el registro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la viruela del mono ya se ha expandido a 40 países, incluyendo a Chile, con casi 4.000 casos y al menos 79 muertes, según el balance del organismo.

De acuerdo a los Centros para el Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC, su sigla en inglés), este virus se transmite por contacto cercano. Eso significa que puede transmitirse a través de una herida en la piel, o del tracto respiratorio o las membranas mucosas, como los ojos, la nariz o la boca.

Las formas más comunes de contraer la enfermedad son a través de lesiones cutáneas o grandes gotitas respiratorias. Con algunas excepciones en que se ha propagado a través de partículas de aire.

Pero ahora, los científicos que estudian la composición genética del virus, creen que este parece haber mutado mucho, mucho más de lo que normalmente se esperaría.

En un nuevo estudio publicado en la revista Nature Medicine, un grupo de científicos portugueses recolectaron 15 secuencias del virus, en su mayoría de Portugal, y reconstruyeron sus datos genéticos.

Imagen microscópica del virus que causa la viruela del mono. Foto: AP

Los investigadores descubrieron alrededor de 50 variaciones genéticas en los virus que estudiaron en comparación con los de 2018 y 2019. “Es mucho más de lo que cabría esperar teniendo en cuenta las estimaciones anteriores” de la tasa de mutación de los ortopoxvirus de los cuales la viruela del mono es un tipo, entre seis y 12 veces más, señalaron los autores del estudio.

Estas significativas variaciones genéticas, añadieron, podrían sugerir una “acelerada evolución”.

“Nuestros datos revelan pistas adicionales de la evolución viral en curso y la posible adaptación humana”, escribió el equipo, y agregó que habían identificado proteínas que se sabe que interactúan con los sistemas inmunológicos de las personas. Sin embargo, se necesitarán más estudios para obtener más información sobre el papel potencial que estos podrían desempeñar en la adaptación del virus de la viruela del simio para la propagación humana.

João Paulo Gomes, jefe de la Unidad de Genómica y Bioinformática del Instituto Nacional de Salud de Portugal y coautor del estudio, dijo que no se sabe si las mutaciones han contribuido a aumentar la transmisibilidad entre personas.

“No sabemos eso”, dijo en una nota a Newsweek. “Solo sabemos que estas 50 mutaciones adicionales fueron bastante inesperadas”, añadió.

João Paulo Gomes.

“Teniendo en cuenta que este virus de la viruela del mono de 2022 es probablemente un descendiente del brote de Nigeria de 2017, uno esperaría no más de cinco a 10 mutaciones adicionales en lugar de las 50 mutaciones observadas. Esperamos que ahora, grupos especializados realicen experimentos de laboratorio para entender si este virus de 2022 ha aumentado su transmisibilidad”, señaló el autor de investigación.

Otro hallazgo notable del estudio es que la mayoría de las mutaciones son de un tipo particular que podría haber sido introducido por un mecanismo de defensa humano llamado APOBEC3, que funciona al introducir mutaciones en los virus para evitar que funcionen correctamente, dijo Pam Vallely, profesor de virología médica en la Universidad de Manchester.

“Sin embargo, en este caso, las mutaciones aparentemente no están haciendo que el virus no sea viable y pueden estar ayudándolo a adaptarse a la transmisión entre humanos”, dijo en el mismo articulo a Newsweek Vallely, quien no participó en el estudio. “Esta es solo una teoría que se ajusta a la evidencia actual, y se necesitará mucho más trabajo para ver si esto es lo que realmente está sucediendo. No creo que podamos decir que las mutaciones lo han hecho más contagioso, pero tal vez han hecho que se adapte mejor a los humanos”.

Los investigadores dicen que su trabajo muestra que la secuenciación del genoma viral de la viruela del mono podría ser lo suficientemente precisa para rastrear la propagación del brote actual y ver cómo podría estar cambiando la transmisión. Esto, a su vez, permitiría a los tomadores de decisiones introducir medidas para frenar la propagación de la viruela del mono. Las vacunas ya están disponibles.

De hecho, algunos científicos, como consignó un artículo de The New York Times, sospechan que el virus podría haber estado circulando desde 2018.

Por ello, actualmente se debate sobre si las relaciones sexuales son una nueva forma de contagio de la enfermedad, la que podría facilitar su transmisión.

El mes pasado, un asesor de la OMS dijo que el brote en Europa y en otras partes fue casi seguramente desatado por actividades sexuales en fiestas electrónicas recientes en España y Bélgica. Pero los científicos advierten que cualquiera, sin importar la orientación sexual, es vulnerable a contraer viruela si está en contacto directo con una persona infectada o su ropa o sábanas.

Aún así se ha planteado una nueva posible hipótesis de contagio del virus: este podría transmitirse sexualmente. La mayoría de los casos actuales, centrados principalmente en Europa, se encuentran entre parejas sexuales homosexuales y bisexuales que han tenido contacto cercano.

La agencia de salud de las Naciones Unidas ahora está explorando la posibilidad de que la viruela del mono pueda transmitirse sexualmente, después de que se encontró el virus en los fluidos corporales de pacientes en Italia y Alemania.

Catherine Smallwood, directora de incidentes de la OMS para la viruela del mono en Europa, dijo que entre los casos identificados en el continente, a algunos “se les hizo una prueba de semen para el virus y dieron positivo, así que eso es algo que estamos analizando”.

La funcionaria hace alusión a un informe del Instituto Spallanzani de Italia, publicado el 6 de junio. En él se evidencia por primera vez la presencia de ADN viral de la viruela del mono en el semen de seis pacientes.

Desde entonces han seguido investigando a estas personas cuyo semen contiene material genético del virus. Una de las muestras analizadas sugirió que el virus detectado de un solo paciente era capaz de infectar a otras personas y replicarse.

Un empleado de Bavarian Nordic trabaja en un laboratorio de la compañía en Martinsried, cerca de Munich, Alemania. Foto: Reuters

Francesco Vaia, director general del instituto, comentó a Reuters que “tener un virus infeccioso en el semen es un factor que inclina fuertemente la balanza a favor de la hipótesis de que la transmisión sexual es una de las formas en que se transmite este virus”.

Sin embargo, el director agrega que estos datos no son evidencia suficiente para demostrar que los rasgos biológicos del virus han cambiado, de tal manera que su modo de transmisión ha evolucionado.

Smallwood agregó que no se sabía si los informes recientes significaban que el virus de la viruela del mono podría transmitirse sexualmente: “Realmente necesitamos centrarnos en el modo de transmisión más frecuente y vemos claramente que está asociado con el contacto piel con piel”.

La Agencia de Seguridad Sanitaria de Gran Bretaña anunció a través de una encuesta que, de 152 pacientes con la viruela del mono, el 99% se identificaron como hombres que tienen sexo con hombres.

¿Otra pandemia?

El brote de la viruela del mono ha generado preocupación, ya que el virus solía registrarse en áreas de África occidental y central, donde es endémico, y ahora, el brote de gran parte de los casos europeos no están relacionados con viajes al continente.

La OMS convocó este jueves a una reunión del comité de emergencia para evaluar si el brote es declarado una Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional, pero aún no oficializan cuál fue la decisión.

“Creo que ahora está claro que hay una situación inusual, lo que significa que incluso el virus se está comportando de manera inusual de cómo solía comportarse en el pasado”, dijo Tedros Adhanom, director general de la organización, en una conferencia de prensa en Ginebra. “Pero no solo eso, también está afectando a más y más países, y creemos que también necesita una respuesta coordinada debido a la extensión geográfica”.

Un hombre recibe la vacuna contra la viruela del mono. Foto: Reuters.

La reunión de expertos independientes de la OMS podría además ayudar a mejorar la comprensión y el conocimiento del virus, afirmó Tedros, cuando la organización dio a conocer nuevas directrices de vacunación contra la viruela del mono.

La organización sanitaria desestimó realizar vacunaciones masivas, sino el uso “sensato” de vacunas. El organismo publicó una nueva guía de vacunación e inmunización para la viruela del mono, en la que se proporcionan las primeras recomendaciones sobre el uso de vacunas (antivariólicas) para la enfermedad.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.