Decretan 21 días de cuarentena por viruela del mono y países corren por la única vacuna en venta en el mundo: “Muchos, muchos estados nos han llamado”

Foto: Reuters

“Estamos hablando con una gran cantidad de países que nos están presentando solicitudes de adquisición, ya que el problema se está extendiendo”, dijo un portavoz de Bavarian Nordic, el único laboratorio del mundo que sigue fabricando una vacuna contra la viruela.




Alemania ordenó 40.000 dosis de la única vacuna del mundo hoy en fabricación para combatir la viruela y que también funciona como antídoto frente a la viruela del mono. Se trata de una inyección fabricada por la empresa Bavarian Nordic. “Si las infecciones se propagan más, queremos estar preparados para posibles vacunas en anillo, que a pesar que aún no se recomiendan, podrían ser necesarias”, dijo Karl Lauterbach, ministro de Salud de ese país, refiriéndose a la estrategia de vacunar a los contactos de una persona infectada.

Lauterbach también reconoció que la cuarentena para los pacientes contagiados y su círculo íntimo debe ser de 21 días. Su opinión es coincidente con la de un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo que el lunes emitió una guía similar, diciendo que el brote no requiere vacunas masivas porque medidas como la higiene y el comportamiento sexual seguro ayudarán a controlar la propagación.

Bélgica ya impuso una cuarentena obligatoria de 21 días para las personas infectadas, aunque solo para los pacientes y no para los contactos estrechos, misma estrategia impuesta en Reino Unido, que recomienda que las persons cercanas también se sometan a este confinamiento de tres semanas.

Por ahora Estados Unidos, que no ha impuesto cuarentenas ni para pacientes o contactos, asegura tener suficientes dosis de vacunas para combatir cualquier brote grave, según un artículo de The Washington Post.

Sin embargo, y pese al intento de la OMS de temperar su diagnóstico epidemiológico, muchos países han acelerado sus planes por hacerse del stock de estas inyecciones. Por ejemplo, España también anunció la compra de esta vacuna, según reconoció el miércoles Carolina Darias, ministra de Sanidad, país donde el número de casos llegó a 55. La funcionaria dijo que el gobierno compraría la vacuna Imvanex (que en EE.UU. se comercializa bajo el nombre de Jynneo), que fabrica la empresa Bavarian Nordic, pero no especificó el número de dosis.

Bavarian Nordic es una empresa danesa, y es el fabricante de la única vacuna contra este virus aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, su sigla en inglés). La compañía reconoció en un artículo de POLITICO.com que ha recibido llamadas de “muchos, muchos países” que desean comprar su vacuna.

“Estamos hablando con una gran cantidad de países que nos están presentando solicitudes de adquisición, ya que el problema se está extendiendo y aumentando día a día”, dijo Rolf Sass Sørensen, vicepresidente de comunicación y relaciones con los inversores de la compañía.

Un empleado de Bavarian Nordic trabaja en un laboratorio de la compañía en Martinsried, cerca de Munich, Alemania. Foto: Reuters

Bavarian Nordic confía en que puede suministrar las dosis necesarias, si la demanda se agudiza. “Por supuesto que no tenemos reservas disponibles para todo el planeta, pero solo a mediano y largo plazo tendremos una capacidad bastante grande para producir vacunas”, dijo el funcionario en el reportaje. “Eso es casi 50 millones de dosis al año. Las vacunas duran al menos tres años”, agregó.

China prepara su propio arsenal de vacunas

El Global Times, un periódico administrado por el gobierno chino, también se jactó el lunes de que las empresas chinas ya están preparadas para sacar provecho del pánico de la viruela del mono con kits de prueba de ácido nucleico y vacunas.

“Los expertos señalaron que no hay problemas tecnológicos en el desarrollo de una vacuna contra esta viruela y una revisión especial rápida por parte de la administración de medicamentos de China podría ayudar al país a desarrollar la vacuna en aproximadamente un año”, aseguró el reportaje del medio chino.

El país no ha informado ninguna infección de esta viruela en el brote actual, pero las redes sociales chinas están repletas de teorías de conspiración de que el gobierno de EE. UU. convirtió la enfermedad en un arma y la está propagando deliberadamente, teorías que son interpretadas como una revancha del gobierno chino, luego que Estados Unidos insinuó que el coronavirus se originó en China, en un laboratorio militar.

Una científica en el laboratorio de Wuhan, en China, donde muchos en EE.UU. sospechan que se originó el Sars-CoV-2. Foto: AFP

La viruela del mono es una variante de la viruela humana y, por lo general, se puede tratar con las vacunas contra la viruela existentes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. dijeron el lunes que liberarán algunas vacunas contra la viruela de la reserva nacional para el tratamiento de pacientes infectados en el actual brote.

Los funcionarios de saluddicen que el país tiene un “buen stock” de vacunas contra la viruela del mono. Pero la estrategia actual de contención, que incluye vacunar a los contactos cercanos de alto riesgo de pacientes infectados, podría agotar rápidamente el suministro actual de Jynneos si aumentan los casos.

“Esta es una de las enfermedades raras en las que puede vacunarse después de la exposición y evita que se enferme”, dijo Eric Toner, científico principal de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg.

La reserva estratégica nacional de EE.UU. tiene poco más de 1.000 dosis de Jynneos, aprobadas por la FDA en 2019, así como unos 100 millones de dosis de una vacuna contra la viruela más antigua, la que tiene más efectos secundarios, según los CDC.

Vacunación en anillo

La buena noticia sobre la viruela del mono es que no se propaga tan bien entre los humanos. Debido a esto, el actual brote probablemente se mantendrá bajo control aislando a las personas infectadas y sus contactos, junto con la vacunación seleccionada.

Según Ben Krishna, investigador de Inmunología y Virología de la U. de Cambridge, afortunadamente, la viruela del mono es lo suficientemente similar a la humana, por lo que la vacuna es eficaz contra ambos virus. “En lugar de vacunar a todos, lo más probable es que utilicemos la ‘vacunación en anillo’: inocular a los contactos de personas infectadas conocidas para mantener el brote bajo control”, dijo el científico en un artículo del portal científico The Conversation.

Foto: Reuters

La vacunación en anillo funciona cuando hay casos limitados que pueden identificarse fácilmente. Este enfoque se utilizó en el pasado para brotes de ébola ( después de la epidemia de 2014 se desarrollaron vacunas contra el ébola altamente efectivas con poca fanfarria), así como para erradicar la viruela en la década de 1970.

A menos que haya nueva información sorprendente sobre esta cepa de viruela del simio, el aislamiento selectivo y la vacunación en anillo serán suficientes, asegura Krishna. “Este no es otro Covid-19″, dijo.

El científico explicó que la vacuna contra la viruela, llamada vaccinia, que ya ha salvado millones de vidas, es una de las cosas más extrañas que la humanidad haya creado jamás. “Este es un virus que domesticamos para nuestros propios usos como vacuna, reutilizamos para otras vacunas y puede haber sido liberado accidentalmente en la naturaleza”.

Los antivirales

Además de las vacunas, existen dos antivirales aprobados por la FDA para el tratamiento de la viruela, que también se pueden usar en la viruela del mono, explicó en una conferencia de prensa el pasado lunes Brett Petersen, oficial médico de la División de Patógenos y Patología de Altas Consecuencias de los CDC.

Uno de los medicamentos, Tecovirimat, ya está en la reserva nacional, y los CDC ahora están desarrollando una guía de tratamiento para ayudar a las autoridades de salud pública y a los médicos a administrarlo si es necesario, dijo.

Foto: Reuters

Tecovirimat también ha sido aprobado en Europa para el tratamiento de la viruela del mono. Un portavoz de SIGA, el laboratorio fabricante, dijo que la empresa no puede comentar sobre los pedidos.

La vacuna y los medicamentos no están ampliamente disponibles comercialmente porque son relativamente nuevos, dijo Rosamund Lewis, directora de la Secretaría de Viruela de la Organización Mundial de la Salud. Por eso, la OMS trabajará con la industria “para ver qué podemos hacer ahora para mejorar la disponibilidad de estos productos”, dijo en una sesión de información pública el lunes.

El organismo tiene alrededor de 31 millones de dosis de vacuna contra la viruela almacenadas, pero algunas de las dosis tienen décadas de antigüedad. Uno de los laboratorios que está desarrollando una inyección para el actual brote es Moderna, aunque la empresa por ahora no ha querido dar detalles de este desarrollo, que ya está en fase preclínica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.