Menosprecio de la vejez: Estudio dice que 63% de los chilenos cree que personas mayores no son capaces de valerse por sí mismas

Resultados de la Sexta Encuesta Nacional de Inclusión y Exclusión social de las Personas Mayores, de Senama y U. de Chile, señalan además que un 76% de considera que el país no se prepara nada o casi nada para enfrentar el envejecimiento poblacional.




El envejecimiento de la población en Chile es una realidad indudable. Cada vez una mayor proporción de personas se encontrará en esta etapa. Invariablemente, y de no mediar situaciones particulares, gran parte de la población llegará a ser persona mayor. Sin embargo, este proceso no ha sido asumido por la sociedad en su conjunto, persistiendo, y en algunos casos potenciándose, espacios y discursos estigmatizantes y excluyentes de la vejez.

A pesar de que la evidencia muestra que más del 85% son autovalentes, el 63% de las personas en Chile cree que las personas mayores de 60 años y más no son capaces de valerse por sí mismas.

La cifra es uno de los resultados de la VI Encuesta Nacional Inclusión y Exclusión Social de las Personas Mayores: Cómo observa la población el envejecimiento en Chile, realizada por el Senama y la Universidad de Chile.

El envejecimiento de la población en Chile es una realidad indudable. Cada vez una mayor proporción de personas se encontrará en esta etapa.

El estudio en que participó Daniela Thumala, miembro de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile tuvo por propósito aportar una visión compleja y actualizada sobre los múltiples efectos sociales percibidos del envejecimiento poblacional y la condición de vejez en Chile, para estimular una discusión pública informada que contribuya a una integración social satisfactoria de las personas mayores.

En tal sentido, esta encuesta, que fue aplicada a una población de 18 años y más, muestra que el 63% de las personas declara que los miembros del grupo 60 años y más no son capaces de valerse por sí mismos, siendo que, al contrario, sólo una de cada cuatro personas mayores presenta algún grado de dependencia. Una evidencia que confirman las encuestas CASEN 2017 y 2020 con más del 85% de personas mayores autovalentes.

Apoyo a personas mayores

El estudio señala que un 76% de las personas cree además que el país no se prepara nada o casi nada para enfrentar el envejecimiento poblacional. En tanto, 72% indica que no se le entrega nada o casi nada de apoyo a las personas mayores que han presentado pérdida de funcionalidad o enfermedades crónicas.

Es así como un 73% de las personas cree que los agentes políticos no consideran las demandas y requerimientos de este segmento de la población.

Llama la atención que el 68% de las personas considera que las personas mayores están nada o casi nada integradas en la vida comunitaria. “Un 70% considera que no se aprovechan los aportes de las personas mayores, existiendo poca valoración de su contribución al ámbito social”, menciona Thumala, quien también es investigadora del Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo (Gero).

Un bajo porcentaje de las y los encuestados tiene expectativas optimistas respecto al envejecimiento. “Se presupone que la satisfacción con la vida disminuye a medida que se llega a la vejez y que la mayoría de las personas mayores no llega a poder valerse por si misma”, dice el estudio.

El 79% de chilenos destaca que los medios de comunicación serían difusores pasivos de prejuicios, en relación a las personas mayores. No obstante, y tomando en cuenta los datos de encuestas anteriores, la imagen que se tiene de la vejez es bastante estereotipada, entonces el hecho de que la mayoría reporte que la imagen se ha mantenido podría considerarse como un fenómeno negativo. Esta categoría («se ha mantenido»), sumada a las que señala que la imagen social de los mayores ha empeorado, entrega un total de 77%.

Todo lo anterior revela, dice el estudio, un panorama en el que las personas mayores no son consideradas como sujetos relevantes para el desarrollo integral de la sociedad, perpetuándose diversas esferas de exclusión, incluyendo la económica, política y cultural, entre otras. “Todo esto en ocasiones tiene como consecuencia una negación y menosprecio de la vejez, tanto como fenómeno demográfico a nivel de política pública, como etapa del ciclo vital a nivel de individuo”, resalta.

Siga leyendo en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.