Mi pareja está contagiada pero mi PCR sale negativo, ¿Se equivoca el examen o soy inmune al coronavirus?

Imagen referencial. FOTO: AFP

Son varias las razones que pueden explicar el porqué una persona no se enferma de Covid-19, pese a que todo su entorno sí está infectado. El momento en que se realiza el test que detecta el Covid-19 es clave para la identificación de la presencia del virus en el organismo.




Seguro que ha sabido de casos en los que una familia completa se ha contagiado de Covid-19, pero dentro de ese grupo hay un individuo que pese a estar en contacto directo con los enfermos, no tiene síntomas y que incluso, al realizarte un test PCR, éste sale negativo.

Hoy, con la variante Ómicron circulando y pese al aumento en la contagiosidad de esta nueva cepa de Sars-CoV-2, esta situación sigue ocurriendo. ¿Por qué?

Razones hay varias, dicen los expertos.

Explicar por qué hay personas que no se contagian pese a que están expuestas al virus era uno de los objetivos del estudio del Imperial College London.

Danny Altmann, profesor de inmunología de esta entidad, dijo la cadena CNBC que los estudios indican que la probabilidad de infectarse dentro de un hogar una vez que un caso es positivo “no es tan alta como se imagina”.

En enero, investigadores del mperial College London publicaron en Nature Communication una nueva investigación que podría explicar el por qué algunas personas parecen ser inmunes al Covid-19. El estudio sugiere que las personas con niveles más altos de células T (un tipo de célula en el sistema inmunitario) que se generaron como respuesta al virus del resfriado común, tienen menos probabilidades de infectarse con el virus Sars-CoV-2.

FOTO: National Institute of Allergy and Infectious Diseases / AFP

La doctora Rhia Kundu, primera autora del estudio, del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones de Imperial, dijo en el comunicado que “estar expuesto al virus Sars-CoV-2 no siempre resulta en una infección, y hemos querido entender por qué”. “Descubrimos que los altos niveles de células T preexistentes, creadas por el cuerpo cuando se infecta con otros coronavirus humanos como el resfriado común, pueden proteger contra la infección por Covid-19″.

En todo caso, la investigadora indicó que pese a los resultados del estudio, “es solo una forma de protección: “quisiera enfatizar que nadie debería depender solo de esto” e insistió en que la mejor manera de protegerse contra el Covid es vacunarse por completo y con dosis de refuerzo.

El profesor Ajit Lalvani , autor principal del estudio y director de la Unidad de Investigación de Protección de la Salud de Infecciones Respiratorias del NIHR en Imperial College London, explicó que la proteína S o Spike del virus, que es la llave de ingreso a la células para que el virus se replique al interior de ellas, “está bajo una intensa presión inmunitaria de los anticuerpos inducidos por la vacuna que impulsan la evolución de los mutantes de escape de la vacuna”. Por el contrario, “las proteínas internas a las que se dirigen las células T protectoras que identificamos mutan mucho menos. En consecuencia, están altamente conservadas entre los diversos SARS -Variantes de CoV-2, incluido en Ómicron”. Esta sería, además una razón para estudiar este mecanismo para una futura vacuna.

Factor vacunas

Erin Carlson, directora de los programas de posgrado en Salud Pública de la Universidad de Texas en Arlington (UTA), cree que el “no contagio” puede ocurrir por varios factores. En entrevista con Dallas News, señaló que además de “tener mucha suerte”, esas personas pueden tener un sistema inmune fuerte o un esquema de vacunación completo que evita que la replicación completa del virus, y la puede disminuir a tal nivel que podría no aparecer en un test de PCR.

Podría ocurrir que esa personas sí se infecta, pero el sistema inmune alcanza a eliminar el virus por lo tanto no se enferma y tampoco puede contagiar a otros.

Otro estudio publicado a fines del año pasado en la revista Jama mostró que las personas que se vacunaron y que luego se contagiaron, generan una “súperinmunidad” que los protegería incluso contra variantes como Delta y otras que sigan apareciendo tras nuevas mutaciones. La investigación fue realizada por investigadores de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón (EE.UU).

Genética y test PCR

Otra respuesta puede estar en la genética. Altmann reconoció a la cadena CNBC que pronto se publicarán los resultados de investigaciones que explican la relación entre genética, sistema inmunitario y Covid-19. ¿Qué han encontrado? Entre otras cosas, que los sistentemas inmunitarios de las personas “marcan la diferencia, al menos a si tiene o no una enfermedad sintomática”.

Específicamente, estudiaron unas proteínas que serían determinantes en una respuesta sintomática o asintomática frente al virus. Estas proteínas, llamadas antígenos leucocitarios humanos (HLA, por sus siglas en inglés), sin controladas por los genes.

Los test PCR también son parte de las explicaciones. Cuando surgió Ómicron, una de las dudas era si los test PCR y los test de antígenos serían capaces de detectar esta variante considerando la decena de mutaciones que tiene en la proteína S o Spike. Además, se debe considerar que los test PCR no son 100% efectivos y existe entre un 10 y un 15% de error.

Kit para el test de antígeno que detecta Covid-19. FOTO: REUTERS

El doctor Paul Nanda, Director Médico de Atención de Urgencias del Hospital General de Tampa, dijo a Abcactionsnews.com que los falsos negativos siempre son posibles, sobre todo cuando se trata de los test de antígenos que se realizan en casa, algo que los especialistas están viendo con un leve aumento.

Tanto para el test de antígeno como para el test PCR el momento en que se realiza el examen es crucial. “Si alguien vino y dijo que estuve expuesto hace dos días, es más probable que una prueba rápida dé un falso negativo en ese momento. Realmente debe esperar unos cinco días después de la exposición al virus”, indicó este especialista.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.