BA.2 es como la hermana de Ómicron y esto es lo que sabemos de ella hasta ahora

FOTO: Design Cells / SPL

Si bien las primeras secuencias de BA.2 se enviaron desde Filipinas y ya se registran millones de casos en todo el mundo, su origen aún se desconoce.




Los casos de la variante Ómicron del Sars-CoV-2 se han intensificado a nivel mundial en los últimos dos meses, y muchos países experimentaron picos más altos que las variantes anteriores.

Ahora estamos viendo emerger casos de una subvariante de Ómicron, conocida como BA.2 .

En lugar de una hija de la variante BA.1 de Ómicron (o B.1.1.529), es más útil pensar en BA.2 como la hermana de Ómicron.

¿Qué es una variante?

Los virus, y en particular los virus de ARN como el Sars-CoV-2, cometen muchos errores cuando se reproducen. No pueden corregir estos errores, por lo que tienen una tasa relativamente alta de errores o mutaciones y están en constante evolución.

Cuando el código genético de un virus cambia como resultado de estas mutaciones, se lo denomina variante.

Ómicron es una variante “altamente divergente”, que ha acumulado más de 30 mutaciones en la proteína espiga. Esto ha reducido la protección de los anticuerpos tanto de la infección previa como de la vacunación, y ha aumentado la transmisibilidad.

¿Cuándo se preocupan las autoridades sanitarias por una nueva variante?

Si se cree que los cambios en el código genético tienen el potencial de afectar las propiedades del virus que lo hacen más dañino, y hay una transmisión significativa en varios países, se considerará una “variante de interés”.

Si luego se demuestra que una variante de interés es más infecciosa, evade la protección de la vacunación o una infección previa y/o afecta el rendimiento de las pruebas o tratamientos, se etiqueta como “variante de preocupación”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a Ómicron como una variante de preocupación el 26 de noviembre debido a su potencial para causar tasas más altas de reinfección, mayor transmisibilidad y menor protección de la vacuna.

¿Qué es el linaje Ómicron?

Un linaje, o subvariante, es un grupo genéticamente estrechamente relacionado de variantes de virus derivadas de un ancestro común.

La variante Ómicron comprende tres sublinajes: B.1.1.529 o BA.1, BA.2 y BA.3.

Si bien la OMS no le ha dado a BA.2 una clasificación separada, el Reino Unido ha etiquetado a BA.2 como una variante “bajo investigación”. Por lo tanto, aún no es una variante de interés o preocupación, según las definiciones de la OMS, pero se está observando de cerca.

Esta no es la primera variante que tiene sublinajes. A fines del año pasado, Delta “plus” o AY.4.2 se informó ampliamente, luego apareció Ómicron.

¿Qué tiene de diferente BA.2?

Si bien las primeras secuencias de BA.2 se enviaron desde Filipinas , y ahora hemos visto miles de casos, incluso en los Estados Unidos, el Reino Unido y algunos en Australia, su origen aún se desconoce.

Las propiedades exactas de BA.2 también se siguen investigando. Si bien hasta el momento no hay evidencia de que cause una enfermedad más grave , los científicos tienen algunas preocupaciones específicas.

1. Es más difícil diferenciar

Un marcador que ayudó a diferenciar Ómicron (BA.1) de otras variantes del Sars-CoV-2 en las pruebas de PCR es la ausencia del gen S , conocido como “fracaso del objetivo del gen S”. Pero este no es el caso de BA.2.

La incapacidad de detectar este linaje de esta manera ha llevado a algunos a etiquetarlo como la “subvariante sigilosa”.

FOTO: THOMAS KIENZLE / AFP

Pero eso no significa que no podamos diagnosticar BA.2 con pruebas de PCR. Simplemente significa que cuando alguien da positivo por Sars-CoV-2, nos llevará un poco más de tiempo saber qué variante es responsable, a través de la secuenciación del genoma. Este fue el caso con variantes anteriores.

2. Puede ser más infeccioso

Quizás lo más preocupante es la evidencia emergente de que BA.2 puede ser más infeccioso que el Ómicron original, BA.1.

Un estudio preliminar de Dinamarca , donde BA.2 ha reemplazado en gran medida a BA.1, sugiere que BA.2 aumenta la susceptibilidad a la infección de las personas no vacunadas en poco más del doble en comparación con BA.1.

Los investigadores sugieren que las personas con todas las vacunas son 2,5 veces más susceptibles a BA.2 que a BA.1, y las que recibieron la vacuna de refuerzo son casi tres veces más susceptibles.

El estudio examinó más de 2.000 casos primarios de hogares de BA.2 para determinar el número de casos que surgieron durante un período de seguimiento de siete días.

Los investigadores también estimaron que la tasa de ataque secundario (básicamente, la probabilidad de que ocurra la infección) es del 29 % para los hogares infectados con BA.1 frente al 39 % para los infectados con BA.2.

Este estudio danés aún es una preimpresión, lo que significa que aún debe ser revisado por científicos independientes, por lo que se necesita más investigación para confirmar si BA.2 es realmente más infeccioso que BA.1.

Es probable que veamos nuevas variantes

Deberíamos esperar que sigan surgiendo nuevas variantes, subvariantes y linajes. Con niveles tan altos de transmisión, el virus tiene muchas oportunidades de reproducirse y de que sigan surgiendo errores o mutaciones.

La forma de abordar esto, por supuesto, es tratar de ralentizar la transmisión y reducir el grupo susceptible de huéspedes en los que el virus puede replicarse libremente.

Estrategias como el distanciamiento social y el uso de mascarillas, así como el aumento de las tasas de vacunación a nivel mundial, frenarán la aparición de nuevas variantes y linajes.

* Profesor Asociado, Enfermedades Infecciosas y Microbiología, Universidad de Queensland

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.