Posponer abrir fronteras terrestres y viajar al extranjero solo si es estrictamente necesario: Las recomendaciones del Consejo Asesor Covid-19 ante alerta de Ómicron

Foto: Reuters.

Ante la nueva variante, que posee mutaciones preocupantes que pueden evadir anticuerpos, llaman a posponer la apertura de fronteras terrestres anunciadas para el 1 de diciembre, en al menos dos semanas, “para permitir que las autoridades sanitarias regionales fortalezcan su capacidad de detección y aislamiento”.




La nueva variante, B.1.1.529, cuyo descubrimiento fue anunciado por científicos en Sudáfrica, y rebautizada como Ómicron por la Organización Mundial de la Salud, organismo que la clasificó como “preocupante”, ya se ha detectado en muchos países.

La nueva mutación fue notificada por primera vez por Sudáfrica el 24 de noviembre. Desde el viernes 26, cada vez más países suspenden los viajes con Sudáfrica, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Esuatini (o Suazilandia), Mozambique y en algunos casos Malaui.

El sábado 27 de noviembre, nuevos casos se notificaron en Italia, Bélgica y República Checa que se sumaron a Reino Unido y Alemania. Otros dos casos se detectaron en Israel y Hong Kong.

Hoy, en los Países Bajos autoridades sanitarias anunciaron que entre los viajeros que regresaban en avión desde Sudáfrica el viernes, que llegaron a Ámsterdam a través de dos vuelos desde Ciudad del Cabo y Johannesburgo, recibieron un diagnóstico positivo de SARS-CoV-2, y que luego de exámenes adicionales se detectaron 13 casos de la nueva variante.

Pasajeros esperan la confirmación de los vuelos fuera del mostrador de venta de boletos de Swissport, ya que varias aerolíneas dejaron de volar desde Sudáfrica, en medio de la propagación de la nueva variante Omicron. Aeropuerto Internacional Tambo en Johannesburgo, Sudáfrica, 28 de noviembre de 2021. Foto: Reuters.

Variante de preocupación

Omicron tiene mutaciones “muy inusuales” que son motivo de preocupación porque podrían permitirle escapar de la respuesta inmunitaria del cuerpo y hacerlo más transmisible, dijeron los científicos sudafricanos cuando la dieron conocer.

El Grupo Técnico Asesor sobre la Evolución del Virus del SARS-CoV-2 (TAG-VE) de la OMS, grupo de expertos que monitorea y evalúa periódicamente la evolución del SARS-CoV-2 y si las mutaciones específicas y combinaciones de mutaciones alteran el comportamiento del virus, se convocó el 26 de noviembre para evaluar la variante B.1.1.529, cuya primera infección confirmada conocida fue recolectada el 9 de noviembre.

Esta variante tiene una gran cantidad de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes. La evidencia preliminar, indica la OMS, sugiere un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otras variantes de preocupación. El número de casos de esta variante parece estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica.

Esta variante tiene una gran cantidad de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes. Foto: Reuters.

La designación de “variante de preocupación” entregada por la OMS, está reservada para variantes peligrosas que pueden propagarse rápidamente, causar enfermedades graves o disminuir la efectividad de vacunas o tratamientos.

La última variante de coronavirus en recibir esta etiqueta fue Delta. En el caso de Ómicron, lleva una serie de mutaciones genéticas (32) que pueden permitir que se propague rápidamente, quizás incluso entre los vacunados, lo que aún requiere de más investigaciones para determinar el alcance de esa amenaza.

En Chile, el Consejo Asesor COVID 19 del Ministerio de Salud, frente a la declaración de la OMS sobre la nueva variante de preocupación, y ante la evidencia indicativa de que es un cambio perjudicial en la epidemiología del coronavirus, recomienda adoptar una conducta anticipatoria, “que permita detectar la circulación de la nueva variante y reducir el riesgo de propagación en nuestro país”.

Las recomendaciones parten por posponer la apertura de fronteras terrestres anunciadas para el 1 de diciembre, en al menos dos semanas, “para permitir que las autoridades sanitarias regionales fortalezcan su capacidad de detección y aislamiento, con prioridad en aquellas de mayor tránsito de personas”.

Pero no es la única medida que llaman a considerar. También señalan suspender el ingreso de viajeros provenientes del Sur de África y evaluar si se debe aplicar a viajeros de otras procedencias.

Además, indican exigir a todos los viajeros provenientes de Europa PCR al ingreso y cuarentena de cinco días, independiente del resultado del test y del esquema de vacunación con que se cuente.

Gen S

La OMS establece que los diagnósticos actuales de PCR de SARS-CoV-2 continúan detectando esta variante. “Varios laboratorios han indicado que para una prueba de PCR ampliamente utilizada, uno de los tres genes diana no se detecta (llamado abandono del gen S o falla de la diana del gen S) y, por lo tanto, esta prueba puede usarse como marcador para esta variante, a la espera de la confirmación de la secuenciación”, indica el organismo.

Usando este enfoque, esta variante se ha detectado a tasas más rápidas que los aumentos repentinos de infección anteriores, “lo que sugiere que esta variante puede tener una ventaja de crecimiento”, advirtió la OMS.

El Dr. Miguel O’Ryan académico del Programa de Microbiología y Micología de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, advierte que, en el escenario actual, sobre Ómicron, “no hay certeza de nada”.

O’Ryan aclara que los alcances de la nueva variable se manejan aún principalmente en base a suposiciones: “Todo es ´podría´, y básicamente hay que darle tiempo para ver su comportamiento, para ver cómo se comporta en población vacunada y no vacunada. Yo diría hay que hay que darle dos semanas de tiempo para ver cómo se comporta”.

Lo que sí se sabe, dice O’Ryan es que gracias a las 32 mutaciones que posee ha infectado principalmente a zonas de Sudáfrica donde existe una gran cantidad de personas no vacunadas. “Hay casos en otros países, pero muy pocos”, indica.

corona delta
Esta variante puede tener una ventaja de crecimiento, advirtió la OMS.

Medidas precautorias razonables, dice el experto de la U. de Chile, son limitar los viajes a personas que vienen en esas zonas y considerar esas dos semanas de observación para ver si empieza a mostrar algunas señales de causar más infecciones en personas vacunadas o cuadros desprocionadamente más graves.

“Ahora que ya sabemos que existe, que se puede secuenciar y detectar, vamos a poder ir viendo si será o no un problema. Por ahora, queda básicamente observar y ver la información solida que sale, no opiniones, porque se puede crear un ambiente sobredimensionado basado en opiniones y no basado en qué nuevo se sabe de la variante”, indica sobre una mutación que no será la única, porque a medida que no suba la vacunación en países pobres del mundo, seguirá circulando el virus “y mientras más circule más posibilidades hay de que se replique y surjan más variantes con mutaciones sumadas”.

Omicron ya demostró ser más transmisible que la variante Delta. Por eso, en Chile el Consejo Asesor, llama a la red de laboratorios que se informe de inmediato a la autoridad sanitaria sobre exámenes con fallas de la detección del gen S, para indicar aislamiento estricto del caso, investigación exhaustiva de contactos y envío a secuenciación al ISP o donde la autoridad defina.

“Recomendar a la población general evitar, salvo que sea estrictamente necesaria, la realización de viajes fuera del país”, es otra de las pautas que entregan. Ello, junto con fortalecer la comunicación de riesgo y los sistemas de trazabilidad en particular en accesos aéreos terrestres y portuarios.

Todas las medidas, señala el Consejo Asesor Covid-19, deben ser analizadas cada semana.

La OMS pide reforzar las medidas reducir su riesgo de Covid-19, incluidas medidas sociales y de salud pública comprobadas, como usar máscaras bien ajustadas, higiene de manos, distanciamiento físico, mejorar la ventilación de los espacios interiores, evitar espacios abarrotados y vacunarse.

Siga leyendo en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.