Hombres que son padres dicen ser más felices que los que no tienen hijos

padres

Encuesta muestra que el 63% de los hombres con hijos se declara feliz, siete puntos porcentuales más que los que no los tienen.




¿Cómo son los papás chilenos? Esa fue la pregunta que planteó GfK Adimark a 1.536 hombres mayores de 15 años que declararon ser padres.

En términos estadísticos, el 64% de los hombres chilenos tiene al menos un hijo, el 14% de ellos tiene ganas de tener otro y el 10% ha considerado adoptar. Entre los que son padres, el 63% vive con sus hijos. ¿Abuelos? El 43% tiene nietos.

Catalina Correia, directora de Marketing de GfK Adimark, señala que a diferencia de lo que han mostrado otras encuestas similares con las mujeres, los hombres que tienen hijos son más felices que aquellos que no los tienen. En este caso, el 63% de los papás chilenos se siente feliz, siete puntos más que los hombres que no tienen hijos. Incluso, se declaran menos estresados que los que no tienen hijos.

"El nivel de felicidad está relacionado con el estrés. Y las mujeres que tienen hijos están más estresadas que las que no, por lo tanto, aunque declaren ser muy felices, el nivel de estrés y sobrecarga, disminuye su satisfacción", señala Correia.

Para Cristián Parker, sociólogo del Instituto de Estudios Avanzados de la U. de Santiago, que la felicidad se vincule a los hijos se explica porque a pesar de todas las modernizaciones sigue existiendo "ese elemento ancestral en nuestra cultura que tiene relación con la paternidad, que a través de su hijo él hombre se proyecta y prolonga en el tiempo a su generación". "En una sociedad donde el sistema de comunicaciones nos ha vuelto tan impersonales, donde las redes distancian la relación cara a cara, el encontrarse con un ser que es tu hijo, es insustituible. El ser padre, sobre todo para los padres jóvenes en esta cultura, sigue siendo una reafirmación de la vida y del ser humano", sostiene Parker.

Wenceslao Unanue, académico de la U. Adolfo Ibáñez y director del Instituto del Bienestar, dice que, en general, "los últimos estudios muestran que ser padres aumenta la felicidad, lo que también depende de la edad (padres sobre los 40 años dicen ser más felices), del nivel socioeconómico (a mayor ingreso, más efecto de la paternidad sobre la felicidad), de si se está o no en pareja (padres en pareja tienen más felicidad), y del número de hijos (más de tres tienden a hacerla caer)".

Crianza compartida

Cuando se pregunta por las labores que hombres y mujeres tienen en relación con los hijos, hay tareas en las cuales no hay mayor diferencia respecto de quién las debe cumplir, pero hay otras en las que existe mayor discrepancia.

De acuerdo al estudio, la gran mayoría de los papás chilenos siente que las tareas de crianza deben ser compartidas. Cuando se les pregunta por las tareas escolares, consejos a los hijos, consuelo frente a la pena de los niños, llevarlos al colegio, cambio de pañales y reuniones escolares, sobre el 90% está de acuerdo en que son responsabilidades de ambos padres.

Francisco Aguayo, investigador en paternidad, dice que lo que indican otros estudios es que el ser padres hace sentir a los hombres más realizados y les da sentido a lo laboral, porque puede ser realmente el proveedor de la familia y revalidar ese rol que por años han tenido. El problema surge con la división de tareas, porque si bien hoy se comparten ciertas responsabilidades entre hombres y mujeres, hay diferencias cuando se trata de cambiar pañales y cuidarlos cuando están enfermos.

Cuando se pregunta por aquellas tareas más relacionadas con labores de casa y otras de fuerza o habilidades físicas, la situación cambia. El 29% de los hombres y el 14% de las mujeres cree que enseñarles a manejar un vehículo es una tarea de los papás; enseñarles a andar en bicicleta, el 21% de los papas y el 5% de las mamás, dice que es rol del primero.

¿Preparar la comida? Según el 25% de los padres, esta es una responsabilidad exclusiva de las madres, pero solo el 8% de las mamás cree lo mismo.

Según Correia más que machismo, las diferencias en cuanto a roles está más relacionado con el cómo se percibe la diferenciación de roles al interior de la familia y de expectativas sobre lo que debe hacer una persona según el género al que pertenece. "Todavía la cocina es un rol más propio de la mujer y la destreza física y situaciones relacionadas con la fuerza, más del padre. Los roles son hoy más equitativos, pero hay otros que son más afines a hombres y mujeres", dice.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.