Kate Winslet revela por qué su icónico beso con Leonardo DiCaprio en el Titanic fue “una pesadilla”

Kate Winslet revela por qué su icónico beso con Leonardo DiCaprio en el Titanic fue “una pesadilla".

La intérprete británica repasó con Vanity Fair algunas de las escenas más emblemáticas de su trayectoria artística. En la charla, recordó lo caótico que fue su beso con Leonardo DiCaprio en el largometraje de James Cameron.


Kate Winslet tenía 22 años cuando saltó al estrellato con Titanic (1997), una de las producciones más románticas y queridas en la historia del cine. Aunque la actriz británica ha protagonizado otras películas de prestigio, sigue siendo recordada por haber encarnado a Rose DeWitt.

Durante el largometraje hay varias escenas que causan emoción en los espectadores, y una de ellas, corresponde al momento en que Jack (Leonardo DiCaprio) y Rose están en la proa del RMS Titanic y se besan por primera vez.

Pero según sinceró Winslet, grabar esa escena no fue tan mágico como se ve en pantalla.

Qué dijo Kate Winslet sobre beso con Leonardo DiCaprio

En una reciente entrevista con la revista Vanity Fair, la actriz de 48 años revivió el emblemático momento que protagonizó con DiCaprio y no dudó en compartir lo que ocurrió en las grabaciones.

“Oh, Dios mío. Esto es realmente vergonzoso”, partió relatando en el momento en que Jack y Rose recién se encuentran en la proa del famoso barco.

Según sugirió la intérprete, fueron varios factores los que hicieron que el rodaje fuera complejo y uno de ellos fue la vestimenta de época que tenía que usar. “Miro la escena y me pregunto cómo pude respirar con ese corsé tan ajustado”, bromeaba.

Kate Winslet y Leonardo DiCaprio.

Debido a que la escena ameritaba condiciones de luz muy específicas, el instante en que la pareja está en la barandilla tuvo que ser registrado en varias oportunidades. “Fue una pesadilla grabar esto, porque Leo no podía dejar de reír (..) los atardeceres seguían cambiando donde estábamos”, señaló.

Sin embargo, el maquillaje fue quizás lo más caótico. “Leo luce completamente natural, pero hay mucho maquillaje de bronceado falso”, explicó la actriz.

Ella tenía que esconder entre sus propias prendas los instrumentos para retocar su maquillaje y el de su co-protagonista, ya que toda la toma ocurrió en una zona inaccesible para el equipo de esa área.

“Dios mío, es todo romántico ¿no? No me extraña que todas las chicas jóvenes quisieran besar a Leonardo DiCaprio”, bromeó Winslet, para luego agregar que “no todo fue como parece”.

La actriz también expresó que cada vez que se besaban con DiCaprio, el maquillaje de él se derramaba en su cara, lo que rápidamente se notaba en ella por tener que usar un maquillaje más pálido. “Tenía que repasarlo entre las tomas porque yo terminaba luciendo como si hubiera estado chupando una barra de chocolate con caramelo después de cada toma. Oh Dios mío, fue un desastre”, argumentó.

Pese a esos inconvenientes, Winslet guarda un especial aprecio por la película dirigida por James Cameron. “Me siento orgullosa de ella, porque siento que es una película que sigue estando en lo más alto. Otras generaciones están descubriendo la película o viéndola por primera vez y hay algo extraordinario en eso”, concluyó en la reflexión con Vanity Fair.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.