The crystal ship: amor y psicodelia en clave The Doors

Photo of Morrison Jim

UNSPECIFIED - JANUARY 01: Morrison_Jim_007_c_Michael_Montfort- (Photo by Michael Ochs Archives/Getty Images)

Una ruptura amorosa bastó a Jim Morrison para escribir una de las canciones que se incluyeron en el LP debut del cuarteto californiano. El texto resume algunas de las inquietudes e influencias literarias del artista.



"Antes de dormirte dentro de la inconsciencia/ Me gustaría recibir otro beso/ Otra intermitente oportunidad de éxtasis". Ese ruego es lo primero que se oye cantar a Jim Morrison, con su voz inundada en eco, en "The Crystal Ship". Se trata de una composición incluida en el homónimo disco debut de The Doors, cuya letra trata del desamor, a partir de una vivencia del vocalista.

[caption id="attachment_89740" align="aligncenter" width="1024"]

Jim Morrison. Foto: Michael Ochs Archives / Getty Images.[/caption]

Ocurrió en el verano de 1965. En esa temporada, Morrison y su novia de entonces Mary Werbelo terminaron su relación. En esos días, el futuro cantante de los Doors ya escribía poemas de manera compulsiva, por lo que decidió afrontar la situación a su estilo. En la letra, el hablante da a conocer que sufre, pero mantiene alguna esperanza de reencontrarse con su amada. "Los días son brillantes y llenos de dolor/ enciérrame en tu suave lluvia/ La época en la que huías fue demasiado insana/ Nos encontraremos de nuevo, lo haremos".

Por ello, cuando Morrison y el tecladista Ray Manzarek empezaron a musicalizar los poemas del "Rey Lagarto", buscaron algunos textos que aportaran diversidad estilística. Una tarde en que el cantante revisaba sus cuadernos, recordó este texto. Su cariz romántico y melancólico le gustó a la banda por lo que comenzaron a trabajarla.

[caption id="attachment_89715" align="aligncenter" width="900"]

The Doors: Robbie Kriegger, Ray Manzarek, John Densmore y Jim Morrison.[/caption]

Manzarek, un hombre de gran sensibilidad, comprendió que lo mejor era crear arreglos que fueran coherentes con las imágenes creadas por el vocalista. Por ello recurrió a un arreglo en que destacan el órgano y la voz llena de reverberación, a tono con el tono bucólico de la psicodelia de la época. Como si cantara a su amada a lo lejos. Como si la buscara una y otra vez. "Oh, dime dónde reside tu libertad/ Las calles son campos que nunca mueren/ Libérame de los motivos por los que preferirías llorar, por los que yo lloraría".

Según la información disponible, Morrison obtuvo el nombre del texto a partir de una leyenda celta que alguna vez leyó en una compilación de relatos de la Irlanda medieval. El letrista era un consumado lector. Según la biografía escrita por Danny Sugerman, entre sus preferencias literarias hay textos de poesía romántica, filosofía nihilista, misticismo chamánico, clásicos de la generación beat y libros de cuentos.

[caption id="attachment_89742" align="aligncenter" width="1024"]

The Doors.[/caption]

Por ello es que hay consenso en que algunos de sus libros favoritos, de una extensa lista, fueron: En el camino, de Jack Kerouac, El teatro y su doble de Antonin Artaud, La habitación de Giovanni de James Baldwin, Poesía y prosa completa de William Blake, Vida contra la muerte por Norman O. Brown, Almuerzo desnudo de William S. Burroughs, El nacimiento de la tragedia de Friedrich Nietzche, Dionisio: mito y culto por Walter F. Otto, Vidas paralelas de Plutarco, La función del orgasmo de Wilhelm Reich, entre muchos otros.

Todas esas lecturas dieron forma a una expresión poética que trabajaba con imágenes. De esta forma, en "The Crystal Ship", hay referencias al viaje, a la búsqueda de una respuesta para el dolor, pero también a una profunda duda existencial. "El barco de cristal se está llenando/ de mil mujeres, de mil emociones/ De un millón de formas de usar tiempo/ Cuando volvamos, yo trazaré una línea".

https://www.youtube.com/watch?v=bU1sLx1tjPY

Comenta