La Orquesta Juvenil se gradúa en Europa

FOJI

Desde España, su director Maximiano Valdés habla de la exitosa gira de la Sinfónica y analiza la crisis del Teatro Municipal.



"Tocaron como embajadores de su país (y trajeron) el encanto chileno a la Gran Sala del Konzerthaus", consignó el periódico alemán Tagesspiegel a horas del debut de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil (OSNJ) en Berlín del lunes pasado. Era una de las citas más importantes para la agrupación que depende de la FOJI, en el marco de una gira por Europa que partió en Marruecos el 22 de julio y los tuvo con varias otras presentaciones en ciudades como Kassel y Madrid.

Esa noche los 80 músicos tocaron la obra inédita del compositor chileno Miguel Farías, Retratos australes, luego el Concierto para guitarra de Heitor Villa-lobos con Luis Orlandini y la Sinfonía n° 3 de Beethoven, la Eroica. Terminado el concierto, fueron ovacionados por más de 1.600 personas.

"Fue una de esas noches que se dan solo una vez en la vida", comenta su director, Maximiano Valdés (1949), desde Alicante, España, donde este jueves culminará la gira. "Ha sido una experiencia extraordinaria y de gran aprendizaje, y creo que es momento de pensar que un esfuerzo colectivo como este y las expectativas que despiertan estos músicos tiene que ser analizado y darles una respuesta. No se les puede decir cumpliste 24 años, ahora te vas para tu casa. En Chile no hay cabida, por consiguiente habrá que buscar una respuesta para que los mejores de estos músicos formen una nueva orquesta que les dé ese espacio", agrega.

Al frente de la OSNJ desde inicios de este año, Valdés anuncia además dos visitas ilustres que actuarán y entablarán vínculos de aprendizaje con sus músicos: la primera está agendada para noviembre de este año, y será la del chelista israelí Amit Peled (1973), con quien darán un concierto en el Teatro Municipal de Las Condes. En noviembre de 2020, en tanto, vendrá por primera vez al país el compositor y director de orquesta polaco Krzysztof Penderecki (1933), "a quien queremos dedicarle un festival centrado en sus obras", cuenta.

Valdés analizó también el difícil momento que atraviesa el Municipal de Santiago, y descarta los rumores que lo señalan como su eventual próximo director. "En Chile tenemos un déficit respecto de la educación musical, y espero que haya una situación financiera que resuelva los problemas, pero pienso que parte de la crisis no se va a resolver hasta que haya programaciones pensadas para atraer públicos, para formarlos y educarlos, y que la gente sienta mayor afinidad con la música clásica, que entienda su objetivo y su visión", opina.

Y agrega: "No está entre mis metas dirigir el Teatro Municipal. Yo estoy trabajando con la FOJI y creo firmemente en darles una respuesta a estos chicos. Aquí no estamos solo formando músicos, sino también ciudadanos responsables y conscientes, y creo que eso es mucho más satisfactorio que hacerme cargo de otra situación ahora. El resultado musical es de tal calidad que no echo de menos a ninguna otra orquesta ni aspiro de momento a tomar compromisos que me desvíen de este camino que he decidido transitar junto a estos jóvenes".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.