Retorna el rey de la comedia: Eddie Murphy vuelve en un biopic y tres secuelas

eddie

Tras años lejos de la pantalla, el actor regresa en un película biográfica de Netflix y las nuevas entregas de Un príncipe en Nueva York, Un detective suelto en Hollywood y Gemelos.


En la última década, Eddie Murphy no tuvo reparos en reconocer que no volvería a actuar si no llegaba a sus manos el guión perfecto. En 2013, mientras visitaba el show de Ellen DeGeneres, afirmó que ya no aceptaba cualquier proyecto fílmico, a menos que fuera impecable. "No quiero hacer nada que apeste, nunca más", fueron sus palabras. Aunque en 2016 protagonizaría Mr. Church, un mediocre drama que se convertiría en su cinta con menor recaudación -de poco más de US$ 600 mil- y marcaría el inicio de una extensa pausa en su carrera.

Tres años más tarde, Murphy encontró el guión perfecto para retornar a la pantalla y, de paso, retomar su sitial como la figura afroamericana de la comedia hollywoodense, estatus que cimentó en los años 80, cuando pasó de las presentaciones en vivo a películas como Un detective suelto en Hollywood y Un príncipe en Nueva York. La cinta que lo traerá de vuelta es Dolemite is my name, un biopic de Netflix que revivirá al desaparecido Rudy Ray Moore, a quien humoristas y raperos, como Snoop Dogg y Dr. Dre, han señalado como una de sus mayores influencias.

Este último se inició en la música para luego convertirse en pionero de la stand-up comedy, con un estilo más atrevido al que Hollywood acostumbraba en los 60. Más tarde, se transformaría en una estrella de cine, famoso por sacudir en 1975 el movimiento cinematográfico conocido como blaxploitation -centrado en la comunidad afroamericana de EE.UU.- con su película Dolemite, donde interpretó a un proxeneta experto en artes marciales y fábulas obscenas.

Bajo la dirección de Craig Brewer, y con un guión de Scott Alexander y Larry Karaszewski (The people vs. O.J. Simpson), Murphy encarna a Moore en compañía de figuras como Keegan-Michael Key, Wesley Snipes, Mike Epps, Tituss Burgess y Kodi Smit-McPhee. Dolemite is my name debutará en la próxima edición del Festival Internacional de Cine de Toronto, en septiembre, para semanas más tarde llegar a los cines de Norteamérica y poco después al catálogo de Netflix.

[caption id="attachment_94729" align="alignnone" width="1200"]

Eddie Murphy en Un Príncipe en Nueva York.[/caption]

Clásicos revisitados

Pero al parecer Murphy ha decidido volver con todo y su nombre también es parte de las secuelas que revisitarán sus clásicos Un detective suelto en Hollywood (1984) y Un príncipe en Nueva York (1988). Para ésta última, que se estrenará en agosto de 2020, el artista de 58 años se pondrá nuevamente bajo la dirección de Brewer para encarnar a un maduro Akeem, quien en la cinta original se mudaba de la ficticia nación africana de Zamunda al barrio de Queens, en Nueva York, para encontrar esposa.

Varias décadas después, el ahora Rey Akeem volverá a Nueva York para conocer a un hijo que no sabía que tenía y cumplir así el deseo de su padre de preparar al próximo heredero al trono de Zamunda. También retomarán sus papeles Arsenio Hall, como Semmi, el mejor amigo de Akeem; James Earl Jones, en el rol de su padre, el Rey Jaffe Joffer, y Shari Headley, como su amada Lisa McDowell. A ellos se sumarán nombres como Wesley Snipes y Leslie Jones.

En el caso de la cuarta entrega de Un detective suelto en Hollywood, tras su producción ya trabajan el mismo Murphy junto a Jerry Bruckheimer, quien también produjo las dos primeras películas de la saga. El retorno del comediante al rol del detective de Detroit, Axel Foley, será dirigido por los realizadores belgas Adil El Arbi y Bilall Fallah.

La lista también incluye la secuela de otro título clave de la comedia de los 80: Gemelos, donde Arnold Schwarzenegger y Danny DeVito encarnaron a los "mellizos" Julius y Vincent Benedict. Ahora Murphy se sumará a ellos como el tercer y desconocido hermano Benedict. Su director de nuevo será Ivan Reitman y en su guión ya trabajan Ryan Dixon y Josh Gad.

Comenta