La historia de Ordinary World: “Creo que sigue siendo la mejor letra que ha escrito Simon Le Bon”

Photo of DURAN DURAN

Duran Duran.

"Sabíamos que había algo musicalmente poderoso ahí", contó el tecladista Nick Rhodes sobre la creación del clásico de Duran Duran.



Todas las bandas tienen álbumes que los estancan. En el caso de Duran Duran, nuestros "invitados" de hoy, fue Liberty. Tras una seguidilla de éxitos en la década de los '80, la banda inglesa se alistaba para entrar con todo a los '90. Sin embargo, el resultado y la recepción no fueron los que esperaban.

"Cuando lo ensayábamos, cuando escribíamos, iba a ser un gran álbum. Realmente sentí eso. Pero cuando llegamos al estudio, me desmoroné y la producción simplemente no fue la idónea. Resultó ser un álbum muy mediocre", contó en una entrevista el bajista John Taylor.

Y así como hay puntos "mediocres" -tomando las palabras de Taylor-, hay otros que pueden volver a proyectar a un conjunto. Tal es el caso de su segundo álbum homónimo, conocido popularmente como The Wedding Album (1993). De aquella pieza de estudio destacaron dos sencillos: "Come undone", canción que fue escrita encima de la fecha final del disco. De hecho, no estaba pensada para este hasta que el cantante Simon Le Bon añadió la melodía a un juego entre Warren Cuccurullo y Nick Rhodes-.

¿Y el otro? "Ordinary World", tema escogido como primer single y que les devolvió el éxito esquivo con Liberty.

Los orígenes

Pese a que "Ordinary World" fue grabada en 1991, sus primeros antecedentes se remontan a 1986. En ese año, David Miles, amigo de Le Bon, falleció de una sobredosis. Aquella partida permaneció en la cabeza del vocalista de Duran Duran por largo tiempo, tanto que le dedicó algunas canciones. La primera fue "Do you believe in shame?", del álbum Big Thing (1988) y años más tarde "Out of my mind", de Medazzaland (1997).

En otro camino, la música nació en una sesión entre Warren Cuccurullo y Nick Rhodes. "Estábamos en pleno jam en nuestro estudio en Battersea. Warren y yo tocamos algunos acordes juntos que crecieron de manera fantástica y Simón apareció. Dio con la melodía del coro inmediatamente. Ese momento fue uno de los que sientes que se te paran los pelos, sabíamos que había algo musicalmente poderoso ahí", contó Rhodes a Idolator.

"Warren, por supuesto, ideó la línea de guitarra más extraordinariamente hermosa para la introducción. Todo simplemente unido. La orquestación para mí fue, en parte, un poco al estilo de los Beatles, lo que, si estás en una banda y escribes canciones, es difícil evitar algún tipo de influencia de los Beatles en algún lugar a lo largo de la cadena. Definitivamente se sintió como una canción muy clásica pero con un sonido muy moderno en ese periodo", añadió el tecladista.

De acuerdo a In the Pleasure Groove Deluxe: Love, Death, and Duran Duran, la biografía del bajista John Taylor, originalmente la canción se iba a llamar "Ordinary girl". Sin embargo, ahí es cuando Le Bon aprovechó de dedicar más de alguna palabra para David Miles, tomando un giro el nombre final.

"Se vio profundamente afectado por la muerte de él y se derramó en esta canción sobre tratar de encontrar el equilibrio en el mundo después de que suceden cosas que tienen un efecto tan profundo. Creo que la clave coincidía con la emoción de la música", reflexionó al respecto Rhodes, añadiendo que "creo que sigue siendo la mejor letra que ha escrito Simon. Y eso que él ha escrito muchas de las que me siento orgulloso".

Quienes pudieron saborear los adelantos, percibían que Le Bon y compañía estaban preparando un retorno a lo grande. "Los primeros sonidos que salieron del estudio se dieron a fines de 1991, cuando 'Ordinary World' existía y sonaba a éxito seguro. Recuerdo que todo el cuarto piso en las oficinas de EMI en Manchester Square se detuvo para escucharlo. Pasaron otros 18 meses antes de que el álbum saliera a la calle, pero para entonces todos en EMI sabían que Duran Duran había vuelto con algo masivo", aseguró Nigel Reeve de EMI Records en Gran Bretaña.

El salto al éxito

Publicada como promocional en diciembre de 1992 en Estados Unidos -debido a una filtración en radios-, "Ordinary World" llevó a Duran Duran a meterse en el top 3 del ranking Billboard Hot. "Cuando se filtró en las radios, 'Ordinary world' explotó al instante. Y se convirtió en la canción de más rápido crecimiento en muchos formatos. Esto fue un punto de inflexión para nosotros, porque era la primera vez en los años '90 que habíamos avanzado a nivel mundial", afirmó el tecladista Nick Rhodes en el sitio web oficial de la banda.

Así, se alistaron al lanzamiento de su segundo trabajo homónimo, el cual se conoció como The Wedding Album por su portada. Apoyados por el éxito de "Ordinary World", la nueva producción, lanzada al mercado en febrero de 1993, los catapultó al éxito mundial nuevamente. "Recuerdo que, cuando finalizamos el álbum, conduje y estacioné en una calle oscura en un lugar cerca de donde vivo. Tomé el casete del master final y lo coloqué en la radio. Al sonar The Wedding Album por primera vez, de principio a fin, comencé a darme cuenta del alcance de lo que habíamos creado juntos", contó Simon Le Bon -en declaraciones que recoge la web de la banda-.

Dentro de The Wedding Album había otra canción que también tuvo gran acogida: "Come undone". Escogida como segundo single, también se metió en los rankings de popularidad de todo el mundo. "'Ordinary World' y 'Come undone' van de la mano de una manera escalofriante. Ahora que lo pienso, nosotros como banda igual (...) El CD fue un renacimiento para todos nosotros, individualmente y como grupo", aseguró al respecto Warren Cuccurullo. En ese mismo camino, Rhodes afirma que "The Wedding Album es uno de los más importantes, porque Duran Duran no habría sobrevivido en esa época si no hubiese grabado algo como eso".

Cabe destacar que la versión física del sencillo de "Come undone" contó con una versión acústica de "Ordinary World".

Varios años más tarde, precisamente el 2000, el conjunto llegó al Festival de Viña del Mar. En su repertorio incluyeron ambos sencillos de The Wedding Album. Eso sí, en la transmisión televisiva oficial fueron cortados, dejando algunas canciones fuera (aunque sí están en la edición transmitida por radio).

Covers y otros

Red: la versión del grupo de rock y metal cristiano es probablemente la más parecida a la original. Actualmente supera los dos millones de reproducciones en YouTube.

Hyde: publicado como b-side del single "Zipang", el cover realizado por Hyde (L'Arc~en~Ciel, Vamps y en solitario) es uno de los más recientes. En su homenaje a Duran Duran el cantante japonés añade piano, conjuntos de cuerdas, teclados y cambia el solo de guitarra, buscando de paso otras atmósferas.

Fenix TX: desapegándose de las dos anteriores, más fieles a la versión de Duran Duran, esta se carga al punk pop. Fácilmente podría haber sido parte de la banda sonora de alguno de los videojuegos de la franquicia Tony Hawk's Pro Skater.

Rust: la banda finlandesa, disuelta en 2011, publicó su versión de "Ordinary World" 2004, bastante más pesada que las tres anteriores.

Something for Kate: siguiendo por el viaje alrededor del mundo, la banda de rock alternativo de Australia publicó en 2004 Phantom Limbs: Selected B-Sides, un disco doble con singles de discos anteriores, versiones en vivo y covers. Entre ellos, está "Ordinary World", que musicalmente suena más reposada que las otras de esta lista, aunque la voz sigue siendo potente.

The evil within 2: el videojuego de Bethesda lanzado en 2017 tuvo en uno de sus trailers el clásico de Duran Duran.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.