Manuel Rojas, el escritor proletario detenido en la revuelta social

Manuel Rojas

Manuel Rojas

Hace 105 años, en diciembre de 1914, el escritor de 18 años, fue acusado en Valparaíso de causar daños después de una protesta por el alza del pasaje del tranvía. Hoy, convertido en una figura de referencia pública, el Premio Nacional de Literatura vuelve a librerías con la publicación de Cuentos completos editado por Alfaguara.


Corría 1914 y Manuel Rojas, de 18 años, había participado en una marcha del 1 de mayo, Día del Trabajador, en Santiago, que tuvo para él algunas consecuencias tras una pelea callejera. Entonces prefirió emigrar a Valparaíso. El futuro escritor trabajó como estibador y cuidador de faluchos en el puerto.

"Diez faluchos de la Casa B & Co. flotaban en fila frente al malecón y en cada uno había a esa hora un hombre que, como yo, debería pasar la noche con los ojos abiertos. La consigna era: vigilar y no dormirse, bajo amenaza de ser fondeado por los piratas o despedido del empleo", escribió recordando ese pasado Manuel Rojas, en su novela Lanchas en la bahía (1932).

Sin embargo, el escritor proletario, nacido en Argentina en 1896, que cruzó a pie la cordillera de los Andes en 1912, ya instalado en Valparaíso en 1914, participó en las protestas sociales de diciembre de ese año debido al anuncio del gobierno del alza del pasaje del tranvía. Entonces, el joven de 1,86 de estatura y piel morena, fue detenido por la policía.

[caption id="attachment_107233" align="aligncenter" width="447"]

Mercurio de Valparaíso, el miércoles 2 de diciembre de 1914

El Mercurio de Valparaíso, del día miércoles 2 de diciembre de 1914.[/caption]

La prensa consignó los disturbios y daños. "Grupos separados aprovechándose de las circunstancias expuestas quebraron 38 focos del alumbrado público, pero sin apagar sus luces", apuntó El Mercurio de Valparaíso, el miércoles 2 de diciembre de 1914. "Como principales promotores de todos estos prejuicios fueron aprehendidos y puestos a disposición del Juzgado las siguientes personas: Manuel Rojas Sepúlveda", apunta la nota de prensa y luego de citar al escritor señala nueve nombres.

El joven escritor, que pronto comenzó a colaborar en diarios anarquistas, siempre estuvo comprometido con las causas populares y registró diversos procesos históricos en su obra como un cronista social. "El relato novelado de este hecho aparece en Hijo de ladrón (1951) donde el protagonista, Aniceto (Manuel Rojas), es apresado por la policía. El hecho corresponde a lo que efectivamente le ocurrió al escritor", cuenta Jorge Guerra, presidente de la Fundación Manuel Rojas.

Por estos días, el Premio Nacional de Literatura 1957 vuelve a librerías con Cuentos completos publicado por el prestigioso sello Alfaguara. La edición comienza con un prólogo de Marcelo Mellado. El escritor nacional señala que aparte de la "experiencia territorial" otro rasgo que está presente en la obra de Rojas es la "lucha anarco sindicalista, incluida su severa moral ciudadana en un mundo en proceso de transformación social". Además, Mellado agrega que los personajes de Rojas están "al margen del orden social": "los bandidos de buena cepa, los mendigos, los desarrapados, los que están liberados de las ataduras de un sistema esclavizador".

[caption id="attachment_107234" align="aligncenter" width="289"]

Cuentos completos

Cuentos completos editados por Alfaguara.[/caption]

Urgente actualidad

En 1968 le preguntaron en una entrevista a Manuel Rojas, "¿Algún tema central, casi obsesionante, sería la clave de su vasta obra literaria?". La respuesta: "No. La experiencia me ha ido dando los temas. Escribo sobre lo que conozco, de lo que la vida me ha hecho sentir. Soy un escritor que ha vivido en numerosos ambientes y tuve la suerte de entrar en la literatura chilena después de conocer mucho de Argentina y Chile".

En estos últimos años la obra de Manuel Rojas, quien murió a los 77 años, en 1973, ha cobrado nueva vida. Se han publicado renovadas ediciones de Hijo de ladrón por editorial Zig-Zag. El año pasado salió una edición de Hijo de ladrón, replicando la portada de 1951 de Nascimento, esta vez por Tajamar. El mismo sello reeditó el volumen Imágenes de infancia y adolescencia, en 2016. Mientras, que sus textos anarquistas fueron reunidos en el libro Un joven en la batalla, aparecido por Lom Ediciones, en 2012. Y el ensayo Pasé por México un día (1965) llegó a librerías por Catalonia, en 2014.

Para Ignacio Álvarez, académico de la Universidad de Chile y estudioso de la obra de Rojas, la figura y la obra del narrador está presente. "Lo veo en los estudiantes, que lo leen con curiosidad y con cariño. Lo veo en las tesis y los artículos, que no paran de escribirse en un flujo constante. Lo veo en las reediciones de sus obras, incluso en algunas novelas que están saliendo en estos mismos momentos, como Subversivos, de Nicolás Vidal, ambientada en 1920, en donde Manuel Rojas aparece como personaje".

Además, Ignacio Álvarez cree que en su obra Rojas tiene un compromiso vital "con quienes son más apaleados por la modernización capitalista, porque -formado en el anarquismo- valora la individualidad y la originalidad tanto como lo valora el presente, aunque por razones distintas. Y porque analiza con honestidad la misma encrucijada que estamos viviendo hoy: ¿vale la pena la violencia para lograr el cambio? La historia no se repite, pero los problemas se parecen", señala el profesor a cargo del prólogo de Tiempo irremediable, estuche de dos tomos que reúne cuatro novelas de Rojas, editadas por Zig-Zag en 2015.

Por otra parte, El Centro cultural Manuel Rojas, ubicado en García Reyes 243, realiza actividades permanentemente con la comunidad. Este viernes 15, habrá una serie de presentaciones de poesía y música, desde las 17 hrs. Entre otros, estarán el poeta y músico Mauricio Redolés, David Bustos, Alejandra del Río y Simón Villalobos. El acto se llama Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio.

Comenta