Músicos chilenos llevan la protesta a los Grammy Latinos

Arrivals - 20th Latin (4215433)

Mon Laferte y Álex Anwandter denunciaron violaciones a los DD.HH. en Chile al pasar por la alfombra roja de Las Vegas. La solista, además, ganó en Mejor álbum de música alternativa.


Han sido días especiales para los artistas chilenos que llegaron a Las Vegas para participar de los Grammy Latinos. De sensaciones encontradas, como ellos mismos han dejado claro. Para Álex Anwandter, por ejemplo, uno de los músicos más activos frente a las manifestaciones sociales del país, quien reconocía como algo "medio absurdo" estar esta semana en medio del glamour y la pompa de la mayor premiación de la industria musical latina.

También para Mon Laferte, quien tras viajar especialmente a Chile para apoyar marchas y actividades, se trasladó a Estados Unidos para llevar un mensaje de denuncia y convertirse en protagonista indiscutida de los premios, que se entregaron esta noche en el MGM Grand Garden Arena.

En la tarde de este jueves, además, en la entrega de los primeros gramófonos, la viñamarina obtuvo el segundo gramófono de su carrera, imponiéndose en la categoría Mejor álbum de música alternativa -la misma en que la competía Anwandter con Latinoamericana- por Norma, su celebrado disco del año pasado. Fue el único Grammy Latino 2019 que quedó en manos chilenas.

Al recibir el premio, la solista leyó una décima dedicada a la situación que se vive hoy en el país, creada por la cantautora nacional Fabiola González ("La Chinganera"). "Chile me dueles por dentro, me sangras por cada vena, me pesa cada cadena que te aprisiona hasta el centro", decía parte del mensaje.

Instantes después, en la alfombra roja del evento, la artista se quitó la parte superior de su vestido para quedar a torso descubierto y mostrar un mensaje escrito en su pecho: "En Chile matan, violan y torturan". Una imagen que impactó a los presentes y que se viralizó rápidamente.

Algo similar hizo Anwandter, quien aprovechó su paso por la alfombra para mostrar un cartel con una bandera chilena negra y la pregunta: "¿Sabía usted que en Chile se violan los Derechos Humanos?".

Presencia nacional

Camila Gallardo, la otra artista nacional nominada en esta edición, también sacó la voz en Las Vegas. Entrevistada por Los Angeles Times en la antesala a la ceremonia, la solista expresó: "Estamos pasando por una represión terrible en Chile y se tiene que saber en todo el mundo. Ha sido impresionante ver estas semanas a la gente tan valiente marchando en las calles. Y ha sido muy triste la injusta represión".

Si bien Gallardo finalmente no logró imponerse en sus dos categorías, tuvo un provechoso paso por el evento y cantó -al igual que Mon Laferte- en el evento del miércoles donde la Academia Latina de la Grabación nombró Persona del Año a Juanes, Allí las chilenas tuvieron una noche estelar, como parte de una lista de invitados ilustres como Rosalía, Alejandro Sanz y Fito Páez.

La ceremonia principal de esta noche -que comenzó a las 22.00 horas de Chile-, dominada por estrellas mexicanas y puertorriqueñas, también tuvo algo de presencia nacional. Primero fue Beto Cuevas, quien cantó De música ligera, de Soda Stereo, junto a Fito Páez y Draco Rosa, como parte de una introducción en homenaje a leyendas del rock y el pop en español. Y cerca de la medianoche, Laferte reapareció para presentar sobre el escenario a Juanes, ratificando su protagónico paso por la "ciudad del pecado".

Comenta