Bibliometro: los daños que sufrió el refugio de los lectores

El programa, que nació con la idea de acercar la literatura a las personas, sufrió daños en su infraestructura tras el estallido social. Uno de sus módulos quedó con pérdida total a causa de un incendio que afectó a la estación de Macul. Un mes después, sus 18 puntos permanecen cerrados y solo atienden cuatro máquinas expendedoras, así como la Biblioteca Pública Digital.


El último libro que pidió María Lodeiro (50) fue Qué vergüenza de Paulina Flores. Ella había leído algunas críticas del volumen y se sorprendió cuando supo que el texto había ganado un concurso; en ese momento decidió que tenía que leerlo. Como acostumbra, revisó el catálogo online de Bibliometro y lo encontró: la esperaba en el módulo de la estación Los Dominicos. Resuelta, partió desde su hogar cerca de Av. Tobalaba con Américo Vespucio hacia el metro Plaza Egaña y luego hizo la combinación de la línea 4 a la 1. No importaba dónde se encontrase el libro, ella quería leerlo.

Los daños

Con todo, la contingencia no ha impedido el acceso a los libros, lo que se ha mantenido a través de las máquinas de auto préstamo y la Biblioteca Pública Digital. En el caso del primero, son cuatro expendedoras ubicadas en las estaciones de Inés de Suárez, Ñuñoa, Cerrillos y Lo Valledor. Entre enero y octubre de este año se realizaron 340 retiros de libros de ellas, unos 168 menos en comparación al año pasado dentro del mismo período. Entre los libros más solicitados se encuentran Hijos de las estrellas de la Premio Nacional de Ciencias Exactas, María Teresa Ruiz, y la novela distópica de George Orwell, 1984.

[caption id="attachment_109128" align="aligncenter" width="636"]

Módulo de Biblioteca Pública Digital en estación Metro Ñuñoa.[/caption]

El apego a la lectura

Tal como María Lodeiro, José Ruiz (59) siente que Bibliometro ha sido una compañía en su trayecto desde Peñaflor hacia su trabajo en Santiago como empleado administrativo de un banco. Ruiz participó también en el concurso literario de Bibliometro y obtuvo una mención honrosa por su cuento El sin nombre. Según sus cálculos, utiliza el servicio hace 13 años.

José Martínez (42) vive en el centro de Santiago y se desempeña como supervisor de atención de Entel. Regularmente pedía libros en la red; él sentía que era un espacio que permitía tenerlos al alcance de la mano hasta que un día se dio cuenta de que habían cerrados los módulos. "Es una lástima porque me imagino que hay gente que depende mucho de ellos para poder conseguir libros o estudiar, me gustaría que abrieran luego", añade el autor Hijos, cuento que recibió el segundo lugar en el concurso.

También residente de Santiago, la periodista Macarena Rojas (31) piensa que los cierres se entienden dentro del contexto actual y que, además, hay que recordar que está disponible la Biblioteca Pública Digital. "Se puede continuar accediendo a la lectura a través del medio digital", agrega la ganadora del tercer lugar con el cuento Pastillas de menta

[caption id="attachment_109127" align="aligncenter" width="495"]

Afiche Concurso de Cuentos y Poesía de Bibliometro.[/caption]

La librería de paso

[caption id="attachment_109125" align="aligncenter" width="652"]

Frontis de la librería Trayecto Bookstore, ubicada en estación Metro Los Leones.[/caption]

[caption id="attachment_109126" align="aligncenter" width="549"]

Ejemplares en edición de bolsillo de la

Constitución Política de la República. 

[/caption]

Comenta