A diez años del 27 F: la guía espiritual de Arjona salvó a la Quinta

arjona[1].20.jpg.jpg

Ricardo Arjona en Viña 2010.

Según revela Beto Cuevas, el guatemalteco recibió una llamada el 26 de febrero de 2010 de su consejera, quien le advirtió que si cerraba esa noche de Festival "podía morir gente". El cambio de programación resultó vital para evitar una tragedia en la Quinta Vergara, donde mañana los animadores de Viña harán una mención al terremoto.


Ricardo Arjona carga hasta hoy con la leyenda negra: en 2010 y 2015, sus visitas a Chile -ambas en febrero- coincidieron con dos sismos, mientras que en enero de 2019 un movimiento telúrico de 6,7 grados ritcher sacudió la zona central el mismo día del cumpleaños del guatemalteco. Pero para quienes estuvieron en la Quinta Vergara hace diez años, el autor de Mujeres es recordado como un héroe involuntario.

Debido al cambio de programación que Viña 2010 sufrió la noche del 26 de febrero, luego que el cantautor se negara a cerrar el show, el evento terminó más temprano de lo presupuestado y ante un público de poco más de 100 personas. El ajuste terminó siendo vital para evitar una tragedia en la Quinta, cuando a las 03.34 de la madrugada el segundo terremoto más fuerte en la historia del país sacudió la ciudad y a otras cinco regiones, provocando desprendimientos en el anfiteatro y la caída de una parrilla de luces.

A una década del terremoto y posterior tsunami, que dejaron un saldo de 525 personas fallecidas, el certamen conmemorará el hecho durante la transmisión de mañana, con unas palabras de los animadores en el bloque de las competencias. Una mención austera y solemne en memoria de lo ocurrido esa madrugada, que obligó a suspender -por primera vez en su historia- la noche de clausura, en la que actuarían Beto Cuevas, Los Fabulosos Cadillacs y Los Jaivas.

Éstos últimos, de hecho, ni alcanzaron a llegar a Viña, ya que el día anterior tocaron en pleno epicentro del sismo. "El terremoto nos pilló en Concepción, en un séptimo piso. Fue una cosa terrible, no terminaba nunca, pero el hotel afortunadamente resistió", cuenta Claudio Parra, pianista del conjunto, que finalmente volvió al certamen al año siguiente.

[caption id="attachment_119651" align="alignnone" width="1210"]

Felipe Camiroaga y Soledad Onetto, animadores de Viña 2010.[/caption]

En el Biobío, además, el grupo vivió otro acontecimiento, ya que la mujer del músico Francisco Bosco estaba embarazada y dio a luz el mismo 27 F. "Evidentemente por efecto de la presión y del impacto se adelantó", cuenta Parra.

"Agradecemos que hubiese habido un problema en ese momento, sobre quién aparecía primero entre La Noche y Ricardo Arjona", recuerda Soledad Onetto, animadora de aquel Festival, quien una vez suspendido el evento debió quedarse en la Ciudad Jardín para cubrir las consecuencias del terremoto para el departamento de prensa de Canal 13.

"La Quinta estaba prácticamente desocupada, lo que permitió que no hubiese aglomeración de gente", rememora.

Beto Cuevas, quien debutaba como solista en el certamen esa suspendida noche, debió quedarse casi una semana más en un hotel viñamarino, donde vio todo tipo de situaciones. De hecho, junto a sus músicos, se reunieron uno de esos días en el bar del hotel y terminaron presentando en formato acústico el espectáculo que iban a presentar en el Festival.

También pudo ver de cerca los días de terror que vivió tras el sismo la mexicana Anahí, ex integrante del grupo RBD y su compañera de jurado. "Estaba absolutamente aterrada y durante tres o cuatro días durmió en el lobby del hotel, no quiso volver a la habitación", cuenta.

El ex La Ley, de paso, entrega un dato clave para el caso Arjona. "Tiempo después me enteré, por una persona que era como la consejera espiritual de Arjona, que lo llamó esa mañana y le dijo que bajo ningún motivo él podía cerrar ese show, porque era una cuestión de vida o muerte. Que si él lo cerraba podía morir gente. El no le dijo eso a nadie, pero ella acertó a su predicción".

Comenta