Cecilia García-Huidobro, directora del Museo Violeta Parra: "Sigue vivo"

museo-violeta-parra01534pw

Así se veía ayer el Museo Violeta Parra, ya protegido por contenedores.La próxima semana sesionará el directorio. Foto: Juan Farías

La gestora detalla las medidas tomadas tras el tercer incendio, y critica el trato peyorativo al sector de Plaza Italia, como si fuera un lugar del que huir. "En el futuro será muy valorado", dice.


Ha sido víctima de tres incendios en tres semanas, los días 7, 28 y 29 de febrero. Sin vidrios ni maderas, la estructura de hormigón armado del Museo Violeta Parra resiste en pie, a una cuadra de la Plaza Italia.

"Los daños se están analizando por personal técnico; no tenemos ningún informe listo para comunicarlo. La compañía de seguros HDI ha sido muy colaboradora y estamos avanzando en la enorme cantidad de trámites que hay que hacer", comenta Cecilia García-Huidobro Moroder, directora del Museo Violeta Parra.

"Tenemos una gran preocupación por los vecinos y estamos trabajando mancomunadamente con ellos y con el alcalde de Santiago Felipe Alessandri. En este momento ya estamos protegiendo el perímetro, y durante el mes se irá haciendo limpieza, retiro de escombros y demoliciones donde corresponda", agrega.

Ayer, por ejemplo, ya era visible la instalación de contenedores en Vicuña Mackenna 37, a fin de reducir la exposición del recinto. De los costos de estas primeras acciones, aclara la gestora, se hará cargo el seguro, de modo que no se verá afectada la subvención anual de $461 millones que reciben del Ministerio de las Culturas.

Entiendo que existe una investigación en la fiscalía. ¿Tiene confianza en que se determinarán los responsables?

Tengo plena confianza en nuestro poder judicial y estoy cierta de que la fiscalía está haciendo un trabajo muy serio y riguroso. Es la entidad a la que le compete investigar y entregar los resultados. Lo demás queda en el plano de la especulación.

Licenciada en Filosofía y magíster en Literatura, García-Huidobro fue agregada cultural en México del primer gobierno de Sebastián Piñera. Mucho antes, trabajó durante años con Isabel Parra, hija de la célebre cantautora, para materializar el Espacio Violeta Parra en el Centro Cultural La Moneda, donde se exhibió su obra visual y textil entre 2007 y 2013, a la espera del anhelado museo que ahora sufrió tres siniestros.

Semana clave

El directorio del Museo Violeta Parra lo preside la contralto Carmen Luisa Letelier y lo integran también Isabel Parra, Javiera Parra, Guillermo Miranda, el alcalde Felipe Alessandri, Carlos Maillet, director del Servicio Nacional del Patrimonio, y el musicólogo Juan Pablo González, quien está en Bogotá. "Los directores están a la espera de su retorno, para sesionar la próxima semana", revela García-Huidobro.

En esa reunión se tomarán decisiones clave. Por ejemplo, cuán oportuno es discutir hoy la reconstrucción del museo, y la pertinencia de exhibir temporalmente en otro espacio las obras de Violeta Parra, que afortunadamente habían sido retiradas del recinto a inicios de noviembre, en forma preventiva,

"Las alternativas son muchas, al directorio le corresponderá resolver en sus méritos. Lo que puedo asegurar es que todos y todas tienen como prerrogativa la conservación y difusión del legado de Violeta Parra", comenta García-Huidobro.

Desde el 18 de octubre, según confirman varios miembros del directorio, la gestora ha ido diariamente a Vicuña Mackenna 37, a veces hasta las 10 de la noche. Algunas veces ha sido incluso escoltada debido a los disturbios.

¿Qué la motiva a apersonarse en el centro de las protestas?

Primero, mi vocación patrimonial y sentido del deber. Pero también, y esto es a título personal, porque valoro profundamente ese espacio y ese barrio. Es el corazón de Santiago y está en un proceso de resignificación tremendamente interesante. Me molesta el tratamiento peyorativo que ha recibido, cuando se dice que es una "zona de sacrificio" o "zona cero", como si fuera un lugar del que huir.

¿Cómo ve el proceso de resignificación patrimonial?

Este barrio nos dará luces sobre una nueva aproximación al patrimonio que no podemos obviar. El tema de la superposición de capas, la diversidad de expresiones urbanas, la pregunta sobre los monumentos… Me siento privilegiada de haber sido testigo presencial de un proceso histórico imposible de aquilatar todavía. Hago el vaticinio de que en el futuro será un barrio muy valorado y vital.

García-Huidobro es enfática: "El legado de Violeta Parra sigue incólume en la apropiación tan personal y subjetiva que cada uno hace de ella. Aunque el edificio haya estado cerrado por la contingencia que nos tocó, el museo sigue vivo. Tenemos actividades todos los días, desplegadas en los territorios, y con un fuerte contenido social". Así, han mantenido sus itinerancias, y espacios como la Biblioteca de Santiago han acogido sus talleres. Además, hasta el lunes 9 se puede postular para ser voluntario del museo este año.

"Violeta Parra está nítida en el movimiento social, con un mensaje claro que hemos relevado y que trasciende los muros del museo", concluye la directora. b

Comenta