"Y la gente se quedó en casa", la historia del poema que se hizo viral

Imagen-69871500_506004859954524_7573389607690043392_n

La imagen que comparte la escritora Kitty O'Meara en su blog.

En tiempos de pandemia es obra de Kitty O'Meara, una profesora que hoy vive retirada en el campo en Madison, Wisconsin. Lo publicó en Facebook y se viralizó en las redes sociales.



Durante años trabajó como asistente espiritual en hospitales y albergues. Cuando la epidemia del coronavirus se extendió, la profesora retirada Catherine O'Meara se preocupó por su familia y sus excompañeros de trabajo. Al mismo tiempo, se sentía frustrada por no poder prestar ayuda en la crisis. Su esposo la animó a hacer una de las cosas que más aprecia: "Escribe, vuelve a escribir", le dijo él. Kitty, como todo el mundo la conoce, escribió entonces un poema en prosa titulado En tiempos de pandemia.

"Y la gente se quedó en casa. Y leía libros y escuchaba. Y descansaba y hacía ejercicio. Y creaba arte y jugaba. Y aprendía nuevas formas de ser, de estar quieto. Y se detenía. Y escuchaba más profundamente. Algunos meditaban. Algunos rezaban. Algunos bailaban. Algunos hallaron sus sombras. Y la gente empezó a pensar de forma diferente", dice la primera estrofa.

Kitty O'Meara publicó el poema en Facebook y en su blog. Una amiga le pidió reproducirlo, y a partir de ahí fue una estela de reposteos en las redes sociales. Deepak Chopra, el bestseller de la meditación, lo compartió en su cuenta y el poema se hizo viral: fue traducido al español e italiano y llegó a miles de celulares.

En forma simultánea, se multiplicaron las versiones sobre su origen: circuló la idea de que fue escrito en el 1800 y que prodigiosamente tenía un poder visionario.

Escrito en un estilo sencillo y animado de un espíritu esperanzador, próximo a la autoayuda, el poema ofrece una perspectiva optimista, imagina el renacer de la vida después de la peste: "Y la gente sanó. Y, en ausencia de personas que viven en la ignorancia y el peligro, sin sentido y sin corazón, la Tierra comenzó a sanar".

Formada en teatro e inglés, Kitty O'Meara dice que escribe desde los seis años y se dedicó a las clases de literatura. Hoy vive en el campo, en las afueras de Madison, Wisconsin, junto a su esposo, cuatro perros y tres gatos. "Estaba ansiosa durante los últimos meses. Sabía que esto se avecinaba y me sentía inútil", dijo a Oprah Mag, la revista del club de libros de Oprah Winfrey.

"Simplemente me senté y lo escribí", dice, en tono casual. "Vi los mapas de la contaminación que retrocede sobre China y Europa. Pensé: 'Ahí tienes. Hay algo de bendición en todo sufrimiento'".

"Siempre he pensado y escrito mucho sobre la curación física, emocional y espiritual, y, junto a mis bichos amorosos, mis pasiones son la tierra, sus criaturas, las estaciones y mis jardines", relató en su blog.

"Comencé con una breve publicación en mi página de Facebook, y se volvió viral, un término irónico mientras estamos luchando juntos contra una pandemia. Lo que ha venido después ha sido, en algunos momentos, algo abrumador, una bendición, un desafío, algo confuso y también completamente lleno de alegría", añadió.

Kitty O'Meara recibió un alud de correos de nuevos fans, así como una noticia incómoda: una periodista italiana alegó que el poema era un plagio de un texto suyo, algo que ella rechaza.

Tras la súbita popularidad, Kitty O'Meara dice que volverá a la escritura, y reafirma su esperanza en que tras la pandemia la vida se renovará, como dice su poema: "Y cuando pasó el peligro, y la gente se unió de nuevo, lamentaron sus pérdidas, tomaron nuevas decisiones, soñaron nuevas imágenes, crearon nuevas formas de vivir y curaron la tierra por completo, tal y como ellos habían sido curados".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.