Ringo Starr se sincera: “Siempre preferí tocar las canciones de John”

Ringo Starr y John Lennon, en 1967.

El baterista de The Beatles desarrolló una especial afinidad con el hombre de "Strawberry Fields Forever", sobre todo en la etapa posterior a la separación del cuarteto de Liverpool. En Culto te contamos los pormenores de esta historia.



Las palabras las reproduce el sitio Far Out, y son de Ringo Starr, el baterista de los Beatles. El compositor de “Octopus’s garden” cuenta que hacia el final de la carrera de los fab four, cuando prácticamente trabajaban por separado, y Ringo se enfrentaba a las composiciones de sus compañeros, ya había desarrollado un sentido agudo que le permitía saber quién era el autor del tema.

“Me di cuenta de cuáles eran las canciones de John, siempre preferí tocarlas, siempre tenían un poco más de rock and roll”, cuenta Ringo.

Ocurre que Ringo desarrolló una especial afinidad con Lennon, sobre todo una vez terminada la carrera de The Beatles. El hombre de “Strawberry Fields Forever” lo invitó a tocar en su álbum Plastic Ono Band (1970), y Starr lo invitó a participar en su álbum Ringo (1973), donde Lennon desempolvó un tema para el disco: “I’m the Greatest”, donde -por si fuera poco- tocó guitarra George Harrison.

Incluso esa afinidad quedó de manifiesto en el último álbum del baterista, titulado What’s My Name (2019). Ahí, se incluye una versión de “Grow old with me”, una canción de Lennon incluida en el álbum póstumo Milk and honey (1984), en rigor, lo que aparece es prácticamente es un demo, porque nunca alcanzó a ser terminada en estudio.

¿Por qué Ringo hizo eso? Resulta que poco antes de las sesiones, se encontró con Jack Douglas, el productor del Double Fantasy (1980), el último disco que Lennon vio en vida. Douglas le preguntó si conocía las Bermuda Tapes de 1980, los demos donde el compositor de “Imagine” registró gran parte del material que fue a parar a su último disco solista. Ringo le dijo que no, y Douglas se lo entregó en CD.

Ahí, al comienzo del demo de “Grow old with me”, Ringo se encontró con una sorpresa. Lennon exclama: “Oh, eso sería genial para Richard Starkey”.

“Solo tengo que decir que me encantó la canción. La canté lo mejor que pude. Me va bien cuando pienso en John profundamente. Y lo he hecho lo mejor posible. Hemos hecho nuestro mejor esfuerzo”, dice Ringo en declaraciones reproducidas por Far Out.

Además, para completar la experiencia, le pidió al mismísimo Paul McCartney que tocara el bajo en la canción, y el autor de “Yesterday” aceptó.

Starr agregó conmovedoramente: “Me siento bien cada vez que pienso, él está hablando de mí. Él dice ‘Hola, Ringo, esto sería genial para ti’. Y no puedo evitarlo. Estoy emocionado ahora pensando en él hace 40 años hablando de mí en su cinta y pensando en mí “.

Ringo Starr y John Lennon, en los inicios de la carrera de The Beatles.

Como si fuera poco, la canción favorita de Ringo dentro del catálogo beatle es “Rain”, de 1966. Grabada durante las sesiones de Revolver y que es es lado B del single “Paperback writer”. El tema, cómo no, fue compuesto por John Lennon.

“En su momento me pareció que era otro quien tocaba, ¡estaba como poseído! Es mi interpretación favorita, creo que toqué increíble. Ahí comencé a tocar redobles haciendo el primer golpe en el hi-hat, en vez de empezar en una pieza de la batería. ‘Rain’ es el mejor de todos los temas que hice, me vuela la cabeza. Se sale del marco. Me conozco y sé lo que toco, y ‘Rain’ es una cosa aparte”, explica el mismo Ringo en el libro Los Beatles, desde el comienzo (Planeta, 2017), de Sergio Marchi y Fernando Blanco.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.