Manuel Rodríguez en clave Nino Rota: Horacio Salinas lanza su banda sonora para El húsar de la muerte

Mazurcas, marchas, tonadas y el influjo del autor de la música de El Padrino confluyen en la partitura que el músico creó para la histórica película de Pedro Sienna (1925), que lanza por primera vez en formato físico y plataformas digitales. "Retrata nuestras gracias y también nuestras miserias", dice el director de Inti-Illimani Histórico sobre el clásico del cine mudo chileno.



Eclipsado por su monumental aporte al cancionero de Inti-Illimani y disperso entre cassettes descontinuados y videos perdidos en Youtube, el fecundo trabajo de Horacio Salinas para cine, teatro y TV parece relegado a un cuestionable segundo plano dentro de su extensa obra.

En tiempos de Spotify, no es tan fácil acceder a las piezas incidentales que el músico ha compuesto para películas nacionales de distinto corte (La colonia, Subterra, Los agentes de la KGB también se enamoran), obras teatrales montadas en el extranjero y producciones de la BBC británica y la RAI italiana, alguna vez compiladas por EMI Odeón y Alerce.

De ahí la importancia del último lanzamiento del sello Aula Records, que lleva por primera vez a plataformas digitales y a formato físico -CD y vinilo- la música que Salinas creó en 1996 para El húsar de la muerte (1925), de Pedro Sienna, uno de los mayores clásicos que sobrevive de la era muda del cine nacional.

“Yo con la música convivo de manera alegre y con múltiples sorpresas. Entre otras, dirigir una orquesta por primera vez en mi vida”, comenta el director de Inti-Illimani Histórico sobre el álbum, grabado en vivo el año pasado en el Aula Magna de la USACH, donde batuta en mano y junto a la Orquesta Clásica de esa institución presentó la banda sonora que creó para la última restauración del filme que narra las aventuras del prócer chileno Manuel Rodríguez.

Una partitura de veinte movimientos y creación “bastante libre” -aclara el autor- que acompaña el silente metraje con valses, mazurcas y tonadas inspiradas en la historia del guerrillero, además de otros ritmos basados en el universo sonoro de la época de la Reconquista. “En la primera mitad del siglo XIX, la música que había en Chile eran fanfarrias militares, lo que se escuchaba era seguramente polca y antiguos ritmos europeos”, detalla el también presidente de la SCD.

Acompañado por 40 músicos y “una variedad de instrumentos que había dejado de lado en la primera versión, como el fagot, el oboe y un cuerpo de cuerdas mayor”, Salinas revela que también abrió la puerta a cierto influjo de Nino Rota, el compositor italiano autor de la música de El Padrino y Amarcord, en piezas que reimaginan las intrigas de los salones del gobernador Casimiro Marcó del Pont y la historia del “huacho pelao”, el personaje favorito del músico; un niño pobre que se une a la lucha contra los realistas.

“La película retrata nuestras gracias y también nuestras miserias. Aparecen los traidores, los niños, la pobreza de este país que nos cuesta tanto erradicar y también la nobleza de la gente, además de la astucia de este personaje escurridizo que se burló del poder”, comenta Salinas, candidato a la última entrega del Premio Nacional de Música.

Tras una presentación virtual realizada ayer, en la que participaron historiadores y periodistas de cine y música -además de su hijo Camilo Salinas, quien se encargó de piano en el registro en vivo de 2019-, para luego dar paso a una exhibición de la película de Pedro Sienna, la banda sonora de Salinas para El húsar de la muerte ya se puede escuchar en plataformas digitales como Amazon, Spotify, Youtube y Apple Music.

La edición en vinilo y CD del álbum, en tanto, está disponible en el correo aula.records@usach.cl.

Comenta