PO, la Constitución borrada

PO

El poeta Sebastián Gómez Matus propone una nueva lectura de la carta fundamental chilena. Releída, tachada e intervenida, la actual Constitución chilena cobra nuevos sentidos y significados en la obra. “Cruza lo literario con lo visual”, asegura su autor.



“La idea de borrar la Constitución surgió hace más o menos cuatro años, cuando estaba borrando la Vida de Cristóbal Colón” de Alfonso de Lamartine, asegura el poeta chileno Sebastián Gómez Matus, autor de PO, un ejercicio literario de vanguardia que interviene una reimpresión fechada en 2007 de la Constitución Política de la República de Chile.

El ejercicio literario, asegura, “cruza lo literario con lo visual” y tiene una larga data. “Podríamos decir que siempre ha sido parte de la escritura y la lectura, tanto en las tablillas, los palimpsestos o en la idea de borrador”.

Sin embargo, advierte Gómez Matus en el sitio letras.mysite.com, “el sustrato más evidente para mí es el arte de la lectura”.

PO
PO

Junto con presentar un texto “refundido”, mediante la técnica de tachar hasta modificar los significados de la Constitución, el autor invita a una lectura crítica de la carta fundamental, “cuyos contenidos, casi en su totalidad, editan nuestras vidas y acotan nuestra experiencia vital a los contenidos que el mundo provee. En su mayoría irreflexivos, torpes, rígidos, como el material mismo del que está hecho la Constitución, estos contenidos solo buscan estandarizar la experiencia y que nuestras vidas estén escritas (o inscritas o prescritas) y desleídas”.

Revisa el trabajo en este link.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.