Industry: Lena Dunham dirige una serie sobre el mundo de las altas finanzas en HBO

Industry

Bajo la dirección de la creadora de Girls y las firmas de Mickey Down y Konrad Kay, un grupo de recién graduados hará todo lo posible por asegurar su futuro en un prestigioso centro financiero como Londres.



En 2013, un joven alemán, pasante de un banco de inversiones en Londres, tuvo un colapso en el baño y murió. Según sus colegas, había trabajado hasta la madrugada ocho veces en dos semanas.

“Esa historia me hizo pensar en las vidas secretas que todos tenemos”, dice Jane Tranter, cofundadora de la productora británica Bad Wolf. “Todos podemos a veces parecer cisnes serenos desplazándonos en el agua, pero nuestros pies están remando furiosamente bajo la superficie. Una de las cosas que mejor hace la serie es retirar el velo”.

Aquella muerte trágica fue la semilla de Industry, nueva serie dramática de HBO, que comprende ocho episodios. Ambientada en el cruel mundo de las finanzas internacionales, mostrado a través de los ojos de veinteañeros ambiciosos que luchan por garantizar sus futuros, la serie sigue a ese grupo de recién graduados que disputan un número limitado de vacantes de empleo en un prestigioso banco de inversiones en Londres.

“Queríamos cuestionar qué lleva a personas de esa edad a trabajar la cantidad absurda de horas que algunas instituciones quieren que trabajen”, cuenta Tranter. “¿Eso las hace sentirse mejor o peor respecto a sí mismas? ¿Y qué revela sobre nuestra cultura en general? De ahí viene el título ‘Industry’”.

Industry

Tranter no estaba interesada específicamente en las historias sobre compra, venta o transacciones del mundo de las finanzas, pero sí en de qué se trata, de hecho, trabajar en uno de esos enormes edificios de vidrio de los centros financieros de Londres, Nueva York o Hong Kong.

“Uno de los aspectos de Industry es que se parece mucho a cualquier lugar de trabajo en cualquier ubicación. Todos tienen un jefe y ese jefe tiene un jefe, todos tienen colegas. Ese ambiente es especialmente competitivo, lo que lo hace óptimo para la ficción dramática, pero la cuestión es usarlo como un microcosmo de diversas experiencias de trabajo”.

Tranter expuso su idea a Ryan Rasmussen, un colega de Los Ángeles que había estado conversando con los guionistas Mickey Down y Konrad Kay. Down y Kay estudiaron juntos en la universidad y después fueron a trabajar a dos bancos distintos en el centro financiero de Londres. Tenían una experiencia relevante e historias para contar, pero eran guionistas nuevos en el mercado.

Felizmente, cuenta Tranter, nuevas voces y nuevos puntos de vista eran exactamente lo que ella y el presidente de la HBO, Casey Bloys, estaban buscando.

“Decidimos que deberíamos tener nuevos guionistas, actores debutantes recién salidos de escuelas de arte dramático, y convocar sobre todo a nuevos directores, HODs, sería una obra que le daría una oportunidad a todos y reflejaríamos ese sentimiento de primera vez a través de la historia en sí”.

Industry

La novedad de Down y Kay fue abordar el mundo de las altas finanzas como una historia de los personajes.

“Estamos obsesionados con la idea de ver el piso de operaciones bursátiles como un lugar antropológico para el estudio de los seres humanos. Tuvimos que quedarnos sentados, uno al lado del otro durante 12 horas por día. Fue súper intenso. Había una promesa de meritocracia, pero era todo increíblemente jerárquico. Creíamos que, si lográbamos captar esa autenticidad, sería un buen campo para un drama”, explica Konrad Kay.

Sin embargo, ellos tenían conciencia de que otros dramas ya habían sido ambientados en el mercado financiero antes.

“Las producciones sobre el mercado financiero en general son a) muy aburridas, porque ese mundo puede ser muy aburrido, o b) generalmente derivaciones de otra cosa, porque la visión suele ser de arriba hacia abajo”, dice Down. “El modo como pensamos era interesante porque miraba de abajo hacia arriba, a través de los ojos de una persona joven. Es uno de los pocos lugares de trabajo donde se espera que estés listo ya desde el primer minuto”.

Down y Kay crearon un conjunto heterogéneo de “intrusos” que, debido al proceso competitivo a través del cual solo algunos se convertirán en empleados, son al mismo tiempo adversarios y amigos. No necesitan ser agradables o escrupulosos para ser extremadamente atractivos: “Nuestra cuestión era que, si escribes sobre jóvenes de 21 años y los pones en la pantalla junto a esos adultos, parecen niños, e inmediatamente generan un sentimiento de empatía, del tipo: ‘Dios, son bebés en la selva’. Parecerían niños en ese engranaje ridículo, que fue exactamente como nos sentimos trabajando dentro del mundo financiero”.

Industry

Harper (Myha’la Herrold) viene de la región ubicada al norte del área metropolitana de Nueva York, es de clase media baja y está seriamente concentrada en el premio: el dinero significa más para ella que para otros personajes, justamente porque no lo tiene.

“Ella es un tipo de persona del cual no oyes hablar en esa industria”, dice Herrold. “Me encanta el hecho de que la serie humaniza una gran parte de esa industria de la que nadie oye hablar. Las personas vienen de todas partes, como Harper. Estoy muy entusiasmada al saber que otras mujeres negras del mundo financiero están diciendo que ‘esa es mi experiencia’. No puedo esperar para conocer a esas personas. Espero hacerles justicia”.

Así como para la mayoría del elenco, Industry es el primer gran papel de Herrold.

“La serie muestra jóvenes entrando al mundo adulto y preguntándose qué haces cuando eres nuevo. Entonces, eso fue fácil para mí, porque acababa de graduarme y estaba entrando al ambiente de trabajo. Cuando pones eso en el mundo financiero, que es agresivo e intenso, donde hay mucho dinero en juego..., es excelente para una serie dramática, porque las apuestas ya son muy altas”.

Harper rápidamente se hace amiga de Yasmin, interpretada por Marisa Abela, otra novata.

“Yo estaba en el último año de la escuela de arte dramático cuando leí el guión por primera vez”, cuenta. “Sentí inmediatamente que eso era muy verdadero”.

Yasmin es de clase alta y en el comienzo es vista, tanto por los colegas como por los mentores, como una princesita rica.

“Ella quiere ser independiente, quiere ser tomada en serio. Es muy vulnerable en varios aspectos y tarda mucho en descubrir su poder en otras relaciones, sobre todo con los hombres en la oficina”.

Yasmin inmediatamente se lleva bien con Robert (Harry Lawtey), un chico blanco privilegiado, de buena apariencia, al que le gusta mucho la diversión, que va surfeando por la vida, sacando provecho de su carisma.

“Es muy encantador y tal vez tenga una percepción un poco desactualizada de lo que esa industria espera de él”, dice Lawtey. “Y tal vez lo use para esconder que, en realidad, es un chico algo perdido y muy sensible que solo quiere ser amado y que le vaya bien”.

Industry

Robert comparte departamento con Gus, interpretado por David Jonsson.

“Él es muy seguro de sí mismo. Sabe quién es, qué es. Pero cayó en ese mundo que le dice que no es todo eso que se cree y le impone obstáculos todo el tiempo”.

Así como varios de los otros personajes de Industry, Gus pronto se muestra vulnerable bajo la apariencia dura.

“Lo que esperas es ver a esos jóvenes intentando encontrar un modo de vivir. La serie está repleta de jerga financiera y otras cosas que las personas pueden no entender, pero en el fondo trata sobre personas que intentan ser ellas mismas y encontrar un camino en la vida. Cualquier persona con ambición o que quiere lograr algo puede identificarse con eso”, dice.

Hari, interpretado por Nabhaan Rizwan, comenzó trabajando con Gus en el piso de arriba, en el sector de inversiones del banco.

“Es un joven que viene de la clase trabajadora y fue aceptado en el programa de pasantía como una contratación por diversidad”, explica Rizwan. “Después, cuando está en el ambiente de trabajo, es un poco ridiculizado. Entonces siente una especie de culpa, una presión extra, y se transforma en muy obsesivo con el trabajo. Trabajó mucho para lograrlo, pero todavía no siente que encaja allí”.

En Industry, todos parecen adecuados, pero nadie encaja bien. Eso forma parte de la cuestión, dice el guionista Mickey Down.

“Siempre quisimos escribir una serie que mostrara personas veinteañeras que estuvieran empezando su primer empleo. Recuerdo cuando yo mismo trabajaba en el banco. Desde el punto de vista emocional, psicológico, puedes dedicar toda tu personalidad a ese empleo. Yo podía ponerme un traje, una linda corbata, ir a mi gran empleo en el centro financiero y fingir ser un adulto. Pero no eres adulto. No sabes quién eres”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.