Harry Styles: “Es importante eliminar el ego cuando se hace cualquier tipo de arte”

Harry Styles

Desde su etapa como miembro de One Direction hasta su aparición como el primer hombre en protagonizar una portada de Vogue, el británico de 26 años asegura que ha evolucionado tanto a nivel interno como profesional. Factores como la fama, un encuentro con Stevie Nicks y las protestas de Black Lives Matter, lo han impulsado a cuestionarse distintos aspectos de su vida. Hoy se encuentra en medio de las grabaciones de Don’t Worry Darling de la cineasta Olivia Wilde, mientras que también participará en los Grammy 2021 con tres nominaciones relacionadas a su último álbum, titulado Fine Line (2019).



Al igual que para todos, este año ha sido distinto para Harry Styles (26). No solo porque pasó gran parte de los últimos nueve meses confinado en su casa de Londres, sino porque también su carrera como músico y desarrollo personal ha emigrado a nuevas aristas.

—Ha sido muy bueno para mí hacer una especie de parada, para mirar y pensar en lo que realmente significa ser un artista, reflexionar sobre lo que hacemos y por qué motivos. Me inclino por momentos de incertidumbre como este —comenta en una entrevista con Variety.

Recién el mes pasado, se convirtió en el primer hombre en protagonizar una portada de la revista Vogue en solitario, con un vestido largo de la firma Gucci que traía debajo de un blazer oscuro. Y los cuestionamientos en torno a su vestimenta llegaron con rapidez.

—No hay sociedad que pueda sobrevivir sin hombres fuertes. El Este lo sabe. En Occidente, la constante feminización de nuestros hombres y el marxismo que se enseña a nuestros hijos no es una coincidencia. Es un ataque directo. Traigan de vuelta a los hombres varoniles —manifestó Candace Ownes, una comentarista de actualidad y activista del Partido Republicano en su cuenta de Twitter.

Pero a pesar de las críticas que le puedan hacer, Styles se muestra firme con su postura.

—Al no usar una prenda porque es ropa de mujer, dejas fuera a todo un mundo de ropa genial. Creo que lo emocionante en este momento, es que puedes vestir lo que te gusta. No tiene que ser X o Y. Esas líneas se están volviendo cada vez más borrosas —dice el cantante, al ser consultado por el sitio estadounidense sobre los dichos de la bloguera.

Harry Styles

Y la verdad es que la disolución de fronteras que menciona no se reduce únicamente a su reciente protagonismo en la vanguardia de la alta costura —en donde, por cierto, ha sido alabado por medios como The Guardian, GQ, W, Elle y Harper’s Bazaar— sino que también se encuentra en el rodaje del thriller Don’t Worry Darling de Olivia Wilde y ha explorado una nueva posición como músico, alejándose así de la imagen que obtuvo como miembro de One Direction.

Si en su debut homónimo mostró un giro hacia una faceta retro e inspirada en la estética del rock and roll clásico, en Fine Line, su segunda y más reciente entrega de estudio, abordó texturas como la psicodelia y el funk en títulos como “Watermelon Sugar”, “Adore You” y “Golden”. The Independent lo describió como un disco “audaz y con destreza”, mientras que NME lo calificó como “brillantemente bizarro e interminablemente entrañable”.

A pesar de que el álbum se publicó en diciembre de 2019, el tema primeramente mencionado alcanzó la cima de la lista Billboard en agosto, mientras que tres de los títulos del disco se posicionaron entre los 20 más vendidos del año en el ranking de Official Charts.

—Hay un montón de aspectos sorprendentes en ese tema, pero lo que realmente destaca es la letra. No trata de esconderse ni de ser inteligente. La simplicidad de la sandía... hay tanta alegría en ella, ese factor es parte de su éxito masivo —dice el productor Tom Hull (Kid Harpoon) a Variety, para después agregar que ni en sus trabajos con Calvin Harris, Florence and the Machine y Shawn Méndez había logrado hacer que una composición fuese tan escuchada por sus hijos y los de sus amigos.

Según relata Styles, la principal diferencia entre este disco y el anterior es que ahora se siente con más libertad para componer, sin buscar la aprobación del resto, ni aceptar propuestas que no quiere incorporar realmente a sus canciones.

—Me encanta el primero, porque representa una época de mi vida, pero cuando lo escucho, sónica y líricamente, puedo oír los lugares en los que estaba jugando seguro. Tenía miedo de equivocarme. La gente dentro de la industria siente que opera a un nivel más alto de escucha, pero yo prefiero hacer música desde la mirada de un fanático, es por eso que en Fine Line no hay ninguna parte que se sienta asquerosa, como si fuera hecha en un laboratorio —comenta.

Y precisamente, es por eso último que este álbum es tan especial para el cantante en relación a sus antecesores. De hecho, tanto él como Niall Horan, Zayn Malik, Liam Payne y Louis Tomlinson, llegaron a la fama tras participar en The X Factor de Reino Unido y ser seleccionados por el creador del programa y la jueza Simon Cowell para conformar One Direction, uno de los conjuntos más comerciales de los últimos años.

El grupo contó con el apoyo de compositores como Ryan Tedder , Savan Kotecha y Teddy Geiger —quienes individualmente han escrito éxitos para Ariana Grande, Britney Spears, Backstreet Boys, Chirstina Aguilera, DJ Snake e Icona Pop, entre una extensa lista— mientras que vendieron un total de 42 millones de discos en todo el mundo y recolectaron una ganancia bruta de 631 millones de dólares en entradas, según datos de la empresa Pollstar.

Junto con ello, Styles asegura siempre trató de aprender de las personas con las que trabajaba, para así emprender más tarde una búsqueda de su propio estilo.

—Quería practicar y elaboré muchos temas malos, pero ahora puedo hacer lo que realmente quiero. Creo que hay una costumbre de enfrentar a la gente entre sí, pero nunca ha sido el caso de nosotros. Se trata de un próximo paso en la evolución. El hecho de que todos hayamos logrado proyectos diferentes fuera de la banda dice mucho sobre lo duro que trabajamos en ella —sentencia.

La introspectiva de una estrella de pop

Creció en un suburbio de Manchester. Su madre siempre le mostró la música de artistas como Shania Twain, Norah Jones y Savage Garden, mientras que su padre impulsaba su gusto por bandas como The Beatles, Queen, The Rolling Stones y Fleetwood Mac.

De hecho, este último nombre cobra un significado especial para el artista. Cuando se encontraba a punto de subir al escenario para presentar Fine Line en The Forum, el 13 de diciembre en su ciudad natal, la cantante Stevie Nicks le entregó una nota en la que valoró su desarrollo como artista.

—Escribe y canta sus canciones sobre experiencias reales que aparentemente ocurrieron ayer. No se inventa historias, dice la verdad y eso es lo que yo hago. El álbum ha sido mi disco favorito desde que salió, es su propio Rumours (1977). Cuando se lo dije, ambos lloramos. Él cantó esas canciones como si lo hubiese hecho mil veces —dice la vocalista de Fleetwood Mac a Variety.

A pesar de que goza de éxito comercial —incluso, es uno de principales inversores de un estadio que la compañía Oak View inaugurará en Manchester el 2023— y su entorno familiar facilitó que se desarrollara en la música, Styles asegura que asistió a sus primeros conciertos con el dinero que ganó repartiendo diarios para un supermercado, una labor de la que hoy se siente orgulloso.

Y con las reflexiones en torno a su desarrollo como artista, durante la pandemia también vivió un sentimiento de introspección respecto al escenario sociopolítico que enfrenta el mundo, por lo que quiso expresarse públicamente por primera vez en torno a temáticas de justicia social, justo después de que un policía de Minneapolis provocara la muerte de George Floyd en mayo y se desencadenara una ola de protestas bajo la consigna “Black Lives Matter”.

—Actúo todos los días sin miedo, porque tengo privilegios al ser blanco. No basta con no ser racista, hay que ser antirracista. El cambio social se produce cuando una sociedad se moviliza. Me solidarizo con todos los que protestan. Hago donaciones para ayudar a pagar la fianza de los organizadores arrestados. Mira hacia adentro, edúcate a ti mismo y a los demás. Ya es suficiente —declaró el 30 de mayo en un comunicado a través de su cuenta de Facebook.

Según declara a Variety, fue precisamente ese hecho el que lo motivó a cuestionarse otros aspectos de su vida.

—Mirando hacia atrás, no creo que haya sido lo suficientemente franco en el pasado. Ese sentimiento me empujó a ser abierto y listo para aprender. Es un momento para escuchar, y con suerte, la gente saldrá humilde, educada y dispuesta a enfrentar cambios.

Hoy reside en su casa de Los Ángeles, lee tantos libros y ve tantas películas como puede y practica una estricta rutina de ejercicios para mantenerse en forma. Al mismo tiempo, asiste a las sesiones de rodaje de Don’t Worry Darling en las afueras de Palm Springs y cada vez que lo hace, debe someterse a una sesión de maquillaje de una hora para esconder los más de 60 tatuajes que tiene alrededor de su cuerpo.

Si bien, fue nominado en tres categorías distintas para la ceremonia de los Grammy 2021 que se celebrará el 31 de enero, los miembros de su equipo se sintieron desalentados cuando vieron que ninguna de ellas fue en la de “Mejor álbum del año”. Pero a él no le importa mayormente, según comenta, ya se siente afortunado al hacer la música que le gusta.

—Creo que es importante eliminar el ego cuando se hace cualquier tipo de arte. Como decía Matisse, se trata del trabajo que haces cuando no esperas ningún aplauso —sentencia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.