Contigo en la distancia: la música chilena entre cuatro paredes

ANUARIO 2020: PASIÓN

Mientras los trabajadores se adaptaron en pandemia a laborar desde la casa, ¿cómo lo hicieron los artistas para convertir el hogar en un escenario y ofrecer shows sin público? Aprendizaje, tristeza, ganas. Los detalles de ese proceso y las expectativas de volver a la música en directo. Estrellas pop chilenas se confiesan.



Beto Cuevas

“Ha sido una adaptación porque soy un poco celoso con mi espacio íntimo. Pero desde este lugar personal y propio he transmitido entrevistas a distintos artistas. Me gusta la conversación y no tengo preguntas preparadas. Me informo de la biografía y de ahí surgen las preguntas. Por lo general lo hago en living de mi casa, y pongo de fondo mis pinturas más grandes. En esta época con tanta gente jodida y mal, veo algunos mostrando suculentos platos de comida, nuevos autos o vacaciones en la Riviera Maya. Es restregar lo que puedes, por eso me he recluido. Uno debe tener conciencia y solidaridad con los que tienen menos. He hecho algunos shows privados con mi banda, semi acústico, pero no he hecho streamings abiertos. En algún momento lo quise hacer pero no deja nada”.

“Por más producción que pongas en un show digital, es como estar en la televisión. Sirve para fines promocionales, pero yo no soy el mismo haciendo un show así. Es muy diferente, la energía cambia. Cuando lo haces para una cámara y un equipo de producción detrás, no sale de la misma forma, es un poco muerto. En vez de desesperarme por tocar prefiero prepararme”.

El cantante en Los Angeles, EE.UU.

Lanza Internacional

Uno de los integrantes del trío, Francisco Durán, comenta: “Para nosotros ha sido muy provechoso este tiempo, en el sentido de tratar de buscar en el espacio del hogar un marco en el cual trabajar. Eso nos ha abocado a tratar de probar versiones de canciones que están incluidas en nuestro primer disco y también las que estamos haciendo ahora. Ese es un lenguaje en el cual no habíamos explorado con Lanza y sentimos que vamos a sacar un buen aprendizaje de esto. Probablemente algunas canciones en el futuro van a aprovechar esta nueva forma de tocar que hemos encontrado, por el mismo hecho de no ensayar a tanto volumen y de arreglarnos tocando en ese espacio”.

“Creo que durante este tiempo ha habido una gran reflexión acerca de lo importante que es tener estos espacios de comunión, lo que significa ir a ver una banda en vivo, ir a un festival y compartir con otra gente. Esa experiencia va a dotar de mucha energía ese momento de regresar a los escenarios. Supongo que las ganas que tiene la mayoría de los músicos, de mostrar el material que están haciendo estos días, de salir a tocar y a defender en vivo, va a otorgar algo muy especial a esos shows”.

Los hermanos Francisco y Mauricio Durán en Ciudad de México, lugar donde residen hace más de una década.

Denisse Malebrán

“Es un cambio drástico. No está relacionado al tipo de espectáculo que estaba acostumbrada a dar. Entiendo que hay otros artistas que trabajan más en intimidad, pero yo no estaba acostumbrada a eso. Mi parte solista la hice en mi casa. Puse luces, un concierto a guitarra acústica y cantar. Con Saiko lo hicimos en la sala de ensayos y es más parecido a ensayar, grabarte y hacerlo de corrido. Pero es raro tocar sin gente, sin el espacio en el cual te mueves e interpretas”.

“Me hago muchas ilusiones con el regreso y después me bajo de la nube porque teníamos preparado hacer un concierto con público y tres días antes lo suspendimos por el retroceso a fase 2. Quiero que se ponga mayor atención en lo que está pasando acá, que la gente vaya a ver espectáculos nacionales, el deseo de conocer artistas, nuevos nombres. Y quiero tocar mi disco solista”.

La cantante tocando vía streaming en su residencia.

Carlos Cabezas

“No ha cambiado tanto la dinámica diaria del quehacer de mi trabajo porque tengo un mini estudio en mi casa. Lo que cambia es presentar trabajo desde acá. Eso jamás lo había hecho antes, y es una oportunidad en esta pandemia para experimentar algo distinto. Es interesante dentro de todo lo que ha pasado en este contexto, que se han movido todas las bases de cómo se hacían las cosas y se dan instancias creativas y experimentales”.

“La idea de tocar en vivo nuevamente es de esta catarsis cuando tocas y compartes con personas. No solo es mostrar lo que sea que haces, sino que la música ha estado presente en la humanidad desde los ámbitos ancestrales, es una experiencia compartida. Esa sensación, sentirla de nuevo, es lo que más te da ganas de que se produzca nuevamente. Espero que cuando volvamos a compartir, el sentido de comunidad. Creo que eso va a producir una descarga de energía positiva en términos sociales”.

Cabezas en el estudio que tiene en su casa.

Manuel García

“Puse una sábana en el medio del living para proyectar sombras chinas y un data para generar luces y proyecciones. Utilicé mucho cartón, papel, material relacionado con el Covid, piezas, cachureos, decoración mágica para la escena musical. Preferí manejar el concepto de teatros de pueblo en pueblo, que lo cotidiano transformara el lugar en un espacio artístico. No quise convertir la casa en una especie de pub, café concert o teatro a medio morir saltando. Esto finalmente sigue siendo un living”.

“Creo que los conciertos como los conocíamos antes, con la gente pegada como del mundo del metal y el punk, no se va a poder hacer. O ir a un lugar donde estemos bajo el mismo sudor, el ritual humano de empujarse, o los teatros normales con la gente sentada una al lado de la otra. Ese vacío nos va a acompañar, pero ese vacío se va a complementar porque los conciertos se podrán conectar con otros lugares del mundo o del territorio a través del streaming. La técnica para enviar señales y sonido se ha incrementado mucho en estos días. Va a ser una mixtura entre transmisión vía remota y el antiguo en vivo”.

García adaptó parte de su casa para poder montar espectáculos virtuales.

Chancho en Piedra

Su cantante, Lalo Ibeas, detalla: “Después de estar acostumbrado a tocar por 26 años con un público súper presente y rockero, es súper raro terminar una canción y no sentir la euforia de la gente, esa energía recíproca. Sabemos que es una conexión igual con las personas que gustan de nuestra música, así que fue distinto. Es como grabar un programa de televisión más que un recital en vivo, pero la sensación de que te estás conectando con la gente que no ves hace tiempo es interesante, y parte de esta época terrible que nos tocó vivir”.

“Anhelamos el retorno a tocar en vivo porque independiente de lo económico o fortalecer la industria artística nacional, creo que la experiencia colectiva es interesante, es rica, se conoce gente, y se genera buena onda y muchas cosas positivas. Me gustaría que volviera pronto. Pero depende de factores que no dependen de nosotros sino de la ciencia, la inmunidad colectiva, el desarrollo de la vacuna y los hábitos para evitar contagios”.

La banda dará esta noche un show vía streaming. En la imagen, ensayando hace unos días en el estudio La Butaca, de TVN.

Pedropiedra

“La sensación es de tristeza. Obviamente es muy rico ver a la banda, juntarse y todo, pero ese tocar en vivo pero no en vivo, es como un sucedáneo. La misma diferencia entre el jugo de limón y el limón Traverso. Como que falta mucho la otra mitad, se echa mucho de menos. También está la sensación más fría de que hay que sacar esto adelante, que hay que seguir tocando, que si hay que tocar por la pantalla, se toca por la pantalla. Pero la sensación principal es como de que ojalá se acabe rápido”.

“El regreso no me lo imagino en verdad, porque no sé cuándo va a volver y prefiero no imaginarme nada y no hacerme expectativas. Pero si obviamente va a ser muy emocionante volver a sentir el calor de la gente, ¿no?

Pedropiedra grabó un documental desde su hogar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.