Quién es Luciano, el DJ de la polémica fiesta en Espacio Broadway

Luciano

En menos de dos décadas, el chileno-suizo se ha convertido en un protagonista de la escena electrónica anglo: fue el primer artista nacional que se presentó en el festival de Coachella y ha colaborado con nombres como Roger Waters y Jorge González. Previo a su fallida participación en el recinto de Pudahuel, se presentó en ciudades de Colombia en exclusivos eventos a comienzos de diciembre.



Mientras el país se hacía la idea de que la nueva “cepa británica” de covid-19 había llegado a Chile, en las afueras de Pudahuel, vecinos denunciaban los ruidos que provenían de Espacio Broadway: se trataba de una fiesta clandestina que eludía varios de los protocolos sanitarios, entre ellos, el hecho de que la Región Metropolitana se encuentra en Fase 2, etapa que prohíbe esa clase de eventos.

Magik Christmas

En su origen, Magik Christmas se realizaría, como su nombre lo insinúa, el 25 de diciembre. Pero finalmente se postergó para el 29, a las 3 de la tarde. El flyer del evento anunciaba la presencia de DJ Luciano, quien —según consignan LUN y Meganoticias— se encontraba entre los doscientos detenidos por Carabineros tras el operativo oficial.

El concepto de “magik” Navidad no era nuevo.

En 2018, el conocido productor y DJ, Luciano —cuyo nombre es Lucien Nicolet Zaror—, creó el festival de música techno y house, Magik Garden, el cual se llevó a cabo en dos ediciones en el mismo recinto, ubicado en las afueras de Santiago, en la comuna de Pudahuel. Además, remontándose más hacia atrás, Magi-K era el alias con que el músico se presentó en las primeras fiestas santiaguinas a inicios de los 2000.

Hijo de padre suizo y madre chilena, y que desde 1988 residió más de una década en Chile, para Lucien Nicolet “siempre fue importante traer un pedacito del éxito que tengo afuera y compartirlo con mi gente”, dijo a Culto hace dos años. Algunas de sus primeras actuaciones fueron en pequeñas salas de la icónica discoteque Blondie, en que miraba por un hoyito si la gente en la pista de baile reaccionaba a su música.

Antes de cumplir veinte años ya era protagonista de la incipiente electrónica nacional junto a exponentes como el alemán Uwe Schmidt, Ricardo Villalobos y Pier Bucci. En 2001 ya estaba de regreso en Europa, donde nació, y el chileno-suizo se fue convirtiendo en uno de los compatriotas más cotizados en el circuito de festivales fuera de Chile.

“Una vida roncarrolera”

Luciano fue el primer chileno que se presentó en el conocido festival californiano de Coachella, luego de que Los Bunkers debieron echar pie atrás a su participación en 2011. “Todos los aficionados a la música alternativa saben que asistir ahí es casi un deber”, dijo Nicolet en 2013, año en que estuvo sobre aquel escenario. Entonces ya había firmado colaboraciones con el reputado rapero y productor, Pharrell Williams, había cerrado el festival Ibiza 123 junto a Lenny Kravitz, instancia en que participó en una suerte de batalla entre guitarras y tornamesas, algo así como el rock contra la electrónica.

Antes, había hecho una versión bailable del álbum The Wall (1979), de Pink Floyd, en que colaboró con el propio Roger Waters. Tras ser invitado por el empresario y socialité argentino, Antonio de la Rúa, a un concierto que el compositor británico hizo en Berlín, Nicolet pudo estar en el backstage e iniciar una larga conversación con el cantante inglés. Ahí nació el proyecto Celebrating The Wall, reversionando las 26 canciones del disco original. “Se nos ocurrió para juntar dos generaciones de distintos géneros”, dijo el DJ.

Ya con la electrónica instalada como protagonista en festivales como Lollapalooza y apareciendo en el ranking Billboard, en 2018, DJ Luciano diferenciaba su trabajo de la EDM (música electrónica bailable), la cual comparó con “la música pop del momento”, dijo. “Lo que hacemos nosotros es comercialmente interesante pero no vende su alma al diablo”.

Aun así, más allá de las diferencias estéticas, había compartido con el joven y popular DJ sueco, Avicii, quien se suicidó en abril del 2018. La muerte de su colega le recordó a Nicolet su propio pasado con las adicciones, lo que lo llevó a publicar una reflexión de su experiencia al respecto. De hecho, el músico estuvo en la localidad de Dara, Tailandia, rehabilitándose. La decisión de internarse vino luego de casi sufrir un paro cardíaco en un avión y ser atendido oportunamente por los médicos.

Para él, fue el estilo frenético de casi veinte años viajando por el mundo —a veces recorrer más de veinte países en solo un mes presentándose en distintos escenarios— lo que terminó por hacerlo automedicarse y desarrollar un riesgoso estilo de vida:

—Tuve una vida intensa y rocanrrolera, y ahora soy una persona bastante simple y sana —declaró en 2018.

El año pasado, el DJ figuró en el disco tributo a Jorge González, donde colaboró con una versión de “Ámate”, el tema que abre su disco Libro (2013):

Previo a su fallida presentación en Magik Christmas, DJ Luciano se dejó ver a comienzos de diciembre en un exclusivo evento en Cali, Colombia; para luego ir a las ciudades de Bogotá y Medellín.

Ya en Chile, cuando la región retrocedió a Fase 2, varios eventos fueron suspendidos. Sin embargo, según señalaron los organizadores esa semana, el show de DJ Luciano en Espacio Broadway no se aplazaría. El resultado ya es conocido.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.