Maite Alberdi tras su nominación a los Oscar: “Espero estar abriendo el camino a muchas directoras chilenas”

La cineasta compite por el Oscar con El agente topo. Foto: Nacho López.

La cineasta habla con Culto en el día de su histórica nominación a los Premios de la Academia como Mejor documental. Evalúa su competidora más dura, adelanta proyectos internacionales y detalla qué es lo que más ha atraído en Estados Unidos de su último filme: “El desafío de filmar el sufrimiento sin ser melodramático”.



Maite Alberdi (37) recuerda una vez haber sentido un nerviosismo similar al de esta mañana. Cuando Sergio Chamy, su protagonista, recién ingresó al hogar de ancianos en que ella llevaba tiempo grabando, el octogenario e improvisado agente se arrepintió. Llamó a su hijo para decirle que no quería seguir arriba del proyecto cinematográfico y sólo cambió de opinión cuando su familia lo persuadió de que siguiera adelante.

“Justo hoy día nos acordamos de eso como un momento clave, de que podía pasar algo que cambiaba el rumbo de las cosas”, cuenta la cineasta, comparando su experiencia en el rodaje de El agente topo con las horas previas a conocer si su filme obtendría o no una candidatura los Oscar.

“Estábamos en la misma: este es el cierre de un ciclo que hemos trabajado por muchos años o nos va a regalar nuevas oportunidades gigantes. Creo que así nos sentíamos, tal como ese día”, asegura.

Los Premios de la Academia finalmente abrazaron su elogiado largometraje y le dieron una histórica candidatura a Mejor documental, la primera para una producción chilena por esa distinción y la primera vez en que una directora del país aspira a una estatuilla dorada. En dupla con su productora Marcela Santibáñez, ahora debe fijar su mirada en la carrera que viene para intentar obtener el reconocimiento en la ceremonia del 25 de abril.

Aunque pasado el mediodía Alberdi se declara “en shock” con que su historia –un documental con guiños de cine negro sobre un infiltrado en un hogar de ancianos– haya obtenido tal espaldarazo y prefiere, al menos por un día, contentarse con la candidatura.

“Antes de llegar al shortlist (lista corta), había 250 documentales. Luego de 250 a 15, eso para nosotros ya era una euforia. Estar entre los cinco no la esperaba para nada. Todo el mundo dice: si era obvio. No, para mí no era nada de evidente”, señala.

Su competencia en los Oscar incluye el documental Time (Amazon Prime Video) y dos filmes de Netflix, Mi maestro el pulpo y Campamento extraordinario. Este último, además, es producido por la compañía de los Obama. Pero es la otra candidata no norteamericana la que deslumbró a Alberdi: la rumana Collective, sobre la historia de un grupo de periodistas desnudando un irrisorio escándalo político.

“Es el documental más impactante que vi en el último año, desde el tema, la forma en que fue filmado, es realmente impresionante”, asegura.

-¿Es Collective la gran candidata a vencer?

Ya es demasiado el premio estar ahí. Collective es una obra maestra para mí, realmente es muy, muy impactante y ojalá los documentalistas asumieran esos roles y ojalá películas como esa tuvieran la visibilidad que tiene Collective. Que películas con denuncias tan importantes, que generan cambios grandes, tengan impacto y visibilidad. Solo aplaudo las dos nominaciones de Collective, porque es una película que necesitaba.

-Durante la campaña del Oscar hubo diversas actividades para promocionar El agente topo, entre ellas un encuentro con Todd Haynes (Carol). ¿Qué cree que es lo que ha llamado más la atención de la película en Estados Unidos?

La trastienda. Muchas preguntas de cómo lo logramos, de la intimidad de esa cámara. Sobre todo Todd Haynes y los directores, (preguntaban sobre) el desafío de filmar el sufrimiento sin ser melodramático, pero con algo muy abstracto, que es la soledad. Cómo filmas la soledad. Es un concepto muy difícil de filmar y poco concreto. Sí, me siento solo, pero en qué acciones ves la soledad. En la realidad es aun más complicado porque no escribes diálogo para eso. Entonces es cómo vas capturando y construyendo un estado desde conversaciones, acciones, que se van apilando de a poco. Eso es lo que los sorprende o lo que más he escuchado como feedback en estos conversatorios con directores internacionales.

-Como la primera cineasta chilena candidata al Oscar, ¿cuál cree que puede ser el impacto que genere este hito en Chile y en Latinoamérica, en especial en otras realizadoras?

Yo creo que logré esto por años de trabajo, un equipo que trabajó años no solo en esta película. Y al mismo tiempo porque cineastas chilenos habían conquistado un lugar en Hollywood y de alguna manera nos permitieron soñar y también nos enseñaron cómo hacerlo. Y creo que es una posta y yo espero estar abriendo el camino para muchas directoras chilenas y para muchas directoras latinas en la industria hollywoodense. Creo que es mi rol. Es una industria donde todos crecemos juntos. A mí me costó mucho creer que era posible, y viendo a otros creí que era posible.

- ¿Lo que viene con El agente topo será más intenso que la campaña realizada para lograr la nominación?

Yo creo que fue realmente intenso, creo que es seguir en el mismo modelo. Fueron meses en que no paramos de trabajar en la campaña. Sigue siendo prensa internacional, trabajo de uno a uno con la Academia en estos conversatorios, que la película se vea. El Oscar te regala la opción de seguir filmando, es empezar a abrirse a otros proyectos. Tenemos proyectos que queremos filmar afuera. Creo que parte de la campaña es internacionalizar nuestras futuras producciones. Muy focalizados ahora en la campaña pero la campaña probablemente nos va a abrir muchas puertas para lo que viene.

-¿Le gustaría que su siguiente proyecto fuese un documental fuera de Chile?

Sí, queremos filmar nosotras produciendo pero en otros lugares, afuera, y también tenemos ganas de trabajar en series, encargos, internacionales, documentales. Y esa es la gracia. Como teníamos ideas en carpetas, ahora se puede avanzar más en eso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.