Sol y Lluvia y su primer concierto por streaming: “Sabemos que la gente igual va a estar de alguna forma”

Pese a su reticencia con el formato, el histórico conjunto realizará el 17 de abril su primer show online de la pandemia. Una velada virtual y en tiempo real donde presentarán su nueva canción y los clásicos de resistencia que han acompañado el proceso social del país. "Cuando hemos tenido dudas de seguir, una de las cosas que nos motiva es la gente joven que nos dice que nuestra música es importante", cuenta el baterista Harley Labra.



Sol y Lluvia vive desde octubre de 2019 una situación a lo menos singular: pese a que sus clásicos de los 80 contra la dictadura militar (Adiós general, Un largo tour, Armas vuélvanse casa) han recobrado impulso, sentido y urgencia en la actualidad, ahora como parte de la banda sonora del estallido social, el conjunto fundado por los hermanos Labra todavía no puede capitalizar ese momentum junto a su público, más allá de alguna tocata esporádica antes de la epidemia mundial y de su incesante actividad en las redes sociales.

“Quién sabe qué hubiera pasado sin pandemia, porque venía fuerte la cosa. Pero de todas maneras sirve un montón cuando tu música aparece nuevamente en un contexto súper potente, y te das cuenta que es muy necesaria”, comenta a Culto el baterista Harley Labra. “Cuando hemos tenido algunas dudas de seguir con la banda, una de las cosas importantes que nos motiva a seguir es justamente la gente joven que nos dice que nuestra música es súper importante para ellos, para la lucha, para acompañar las marchas, para motivarse. La misma gente es la que te mantiene vivo”.

En ese sentido, en condiciones normales y fieles a su tradición, probablemente Sol y Lluvia ya habría montado algún evento multitudinario junto a sus fanáticos para aprovechar el vuelo, tal como hicieron en el Estadio Nacional en 1999 o en la Pista Atlética dos décadas después. Pero el virus ha vuelto a golpear con fuerza, y como parte de esta suerte de deja vu que vive el país completo el grupo ha decidido revivir un plan que dormía hace un año: su primer concierto por streaming, fijado para el próximo 17 de abril.

Una opción a la que los músicos se resistieron inicialmente, pero que a la luz de las circunstancias ahora intentan buscarle el lado amable, llevando a sus seguidores al plano virtual en una velada que se transmitirá en tiempo real desde el restaurante Sinisterra de Las Vizcachas, un nuevo polo de música en vivo que planean activar con un ciclo de artistas una vez que las condiciones sanitarias lo permitan.

Imagen SOL y lluvia

“Habían ofertas de hacer streaming pero no nos gusta la idea de que no sea en vivo”, comenta el percusionista, quien admite que los conciertos online no son una alternativa que los convenza completamente en la interna, sobre todo para una agrupación que desde su debut, a fines de los 70, no puede entenderse sin la comunión con el público. “No creo que tenga mucho futuro en realidad”, sentencia Labra sobre el formato virtual de la música en vivo.

Pese a todo, y con el fin de dar una muestra de vigencia y no perder el contacto con sus seguidores, el grupo se propuso intentarlo, con la condición autoimpuesta de que este debut fuera en vivo, no registrado con antelación, y con la posibilidad de interactuar a la distancia con la audiencia. “Esto de grabar un día y transmitir otro para nosotros no tiene tanto sentido. Tiene que haber algún grado de feedback con el público, aunque sea así. No le encontramos mucho brillo a que esté grabado, si es por eso mejor pongo un video de Youtube o un DVD”, dice el músico.

Así, el espectáculo de este 17 de abril, cuyas entradas ya están a la venta en el sistema Eventrid para público de diversos países -Chile, Argentina, Suecia y México, entre otros-, materializa una apuesta que la banda ya había intentado hace un año, cuando en abril de 2020 anunciaron un ciclo musical -organizado por ellos mismos- que contemplaba la participación de colegas como Santaferia, Quilapayún, La Combo Tortuga, La Pozze Latina y Chancho en Piedra. “Pero todos se fueron asustando, porque tampoco se sabía mucho cómo era el bicho. Cayó en un momento en que nadie quería arriesgarse y por eso lo pospusimos”, explica Labra.

Un año después llega la revancha con un recital de cerca de una hora de duración que incluirá clásicos y novedades, como Enciende mi vida -del último disco de estudio del grupo- y La bicicleta, un tema inédito que estrenarán en la ocasión. “Una mirada ciudadana, una mirada a Chile, como un Largo Tour pero un poco más avanzado. Una invitación a recorrer”, adelanta el baterista sobre la nueva canción.

Para Sol y Lluvia, será esta la forma de reencontrarse con sus seguidores, luego de un año y medio en el que su música se las ha arreglado para estar presente, aunque no sin inconvenientes. “Vivimos el estallido social contentos, como mucha gente. Y volvió a resurgir nuestra música como herramienta de lucha y eso también nos puso muy contentos, pero nos repercutió en el verano. Nosotros partimos tocando en un montón de partes donde había manifestaciones, pero después el verano (2020) no lo pudimos vivir con normalidad, porque a muchos les complicaba tener nuestra música en un festival de verano”, cuenta Labra.

Y agrega: “Llevamos un año sin contacto con nuestro público y queremos que sepan que estamos vivos. Vivitos y coleando. Eso es lo primero. Lo segundo es que a todos los músicos nos duele llevar un año sin tocar, es como si a un escritor le dijeran no puedes escribir en un año. Es doloroso porque es parte de uno, entonces el volver a encontrarnos, volver a tocar, nos pone muy felices. Y aunque no es con la gente ahí mismo, sabemos que igual van a estar de alguna forma”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.