Ringo Starr: bateristas chilenos trazan su pulso y su huella

81 años cumple esta jornada quizás el miembro más subvalorado de The Beatles. El último en integrarse al grupo, en 1962, se las arregló para dejar una huella dentro del cuarteto más importante de la historia de la música popular. Cuatro bateristas chilenos trazan con Culto su estela como músico.



tilo gonzález

Sergio “Tilo” González, baterista de Congreso

Ringo es un tremendo creador. Yo creo que hay un antes y un después. Muy creativo, con patterns que no se habían escuchado antes. Marca una manera distinta de tocar la batería. La afinación y su sonido también es logro de ingeniero, no solo de él, ahí hubo una complicidad, se le ocurrió acercar más los micrófonos a los tambores y colocarle paños encima. Yo creo que no hay ningún baterista que no tenga en su memoria algún pattern o break que no haya hecho Ringo, aunque son distintas miradas, quizás a un baterista de jazz poco le puede interesar porque va a hablar desde la técnica, pero no desde la creatividad que de alguna manera fundó Ringo de ahí en adelante.

¿Algo que Ringo le haya dejado en su manera de tocar?

Yo creo que en nuestros primeros discos de Congreso, sobre todo el primero (El Congreso, 1971) ahí sonoridades un poco parecidas, tambores con paños encima.

Patricio Salazar

Patricio Salazar, baterista de sesión y exmiembro de la orquesta del Festival de Viña

Yo partí con Ringo, tipo 11 años escuchaba a los Beatles. Hay dos términos para clasificarlo. Uno, técnicamente no es un gran baterista, hay otros que son superiores; pero el estilo pop que le puso a la sonoridad de los Beatles es fascinante y no cualquiera lo puede hacer. Hay muchos académicos que tocan muy bien, y no pueden tocar bien algo comercial y que sea justo. Otros que eran fantásticos y mejores que él quizás no hubieran encajado en el grupo. Esto es arte, es magia.

¿Algo que Ringo le haya dejado en su manera de tocar?

La simpleza, a veces eso es más importante que hacer semifusas. Dos golpes bien pegados es más artístico que hacer muchas fusas y rapidez. Eso es el alma de la música.

Italo Arauz, baterista de Matorral

Yo adoro a Ringo, pos compadre. Cuando era adolescente como que me costó cachar por qué tanto los Beatles, y un amigo me prestó un disco y me di una sobredosis. Una vez, Ricardo Ruiz, con quien estudiaba, me dijo “saque esta canción”, no me acuerdo cuál era, ¡y era súper difícil! no era tan sencillito como el resto de las personas cree. Hay patterns de canciones que si las querís sacar tal cual, aparecen las complejidades y eso porque es zurdo y se puso a tocar como derecho. Es una fórmula súper personal y a pura inercia no más. Aparte que me encanta cómo acompaña las tremendas canciones.

¿Algo que Ringo te haya dejado en su manera de tocar?

Sin darme cuenta, a veces me he sorprendido y me veo tocando el hi-hat como lo toca él, y me fascina, y es rico ese movimiento en el hi-hat “a lo Ringo”.

Cote Foncea.

Cote Foncea, baterista de Lucybell

A Ringo lo encuentro genial, me encanta. Lo encuentro innovador, son los cimientos para la música que escuchamos hoy en día. No es de esos bateristas prodigio medios lateros, sino que es un baterista que está en función de la música. Para mí, eso es lo más importante.

¿Algo que Ringo te haya dejado en tu manera de tocar?

Yo creo que varios de los que somos bateristas de bandas, lo queramos o no, ocupamos las aptitudes musicales de Ringo, porque siempre fue innovador para acompañar la canción, para que no fueran simplemente canciones de guitarra y voz, sino que pudieran traspasar de la fusión que venía del folk o del blues y hacerlo un poquito más popular.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.