Cuando las balas son reales: el duro historial de tragedias en los sets de filmación

El actor Brandon Lee caracterizado como su personaje en El Cuervo. Hijo de Bruce Lee, murió grabando la película.

La tragedia que marcó la filmación de la película Rust, protagonizada por Alec Baldwin, también se ha repetido de diferentes maneras en otros rodajes. Repasamos ejemplos emblemáticos como la muerte del hijo de Bruce Lee, en 1993, o fallecimientos accidentales incluso en filmes taquilleros, como Top Gun.



No siempre el arte de la simulación sale bien, o al menos, no logra su objetivo. El problema es que cuando ocurre en el cine, la consecuencia no es que una escena haya salido mal: el resultado muchas veces es letal e involucra la vida de algún actor, actriz, director o productor.

Eso fue lo ocurrido recientemente con el actor Alec Baldwin, quien causó la muerte accidental de Halyna Hutchins, la directora de fotografía de Rust, el filme que se encontraba rodando. Esto, al efectuar un disparo con un arma de utilería, la que, según se investiga, resultó tener balas verdaderas. Tenía 42 años.

Alec Baldwin tras el incidente sucedido ayer, en el set de filmación de la película Rust. (Jim Weber/Santa Fe New Mexican via AP)

En el hecho, también dejó herido al director de la producción, Joel Souza.

No es la primera vez que ocurre. Hay otros casos en que la fatalidad de la ficción ha traspasado las barreras y se ha colado en la realidad de los sets de filmación.

El cuervo

Quizás es el caso más emblemático. Fue el 3 de marzo de 1993, cuando en pleno rodaje de la película El cuervo, Brandon Lee, el hijo del legendario Bruce Lee, falleció debido a una circunstancia similar a lo ocurrido con Alex Baldwin. Con una Magnun calibre 44, el actor Michael Masee le disparó a Lee en una escena en que su personaje acababa con la vida de Eric Draven. Todo parecía bien, pero el arma tenía alojada en el cañón una bala sin adulterar, verdadera, puesto que la producción del filme, por ahorrar unos cuantos dólares más, en vez de comprar balas de salva decidió adquirir balas reales y modificarlas. Tras recibir el impacto, lo llevaron casi de inmediato al New Hanover Regional Medical Center en Wilmington, Carolina del Norte, pero ya no había nada que hacer.

Murió a los 28 años.

The Walking Dead

En julio de 2017, la muerte visitó el set de rodaje de la serie The Walking Dead. Un doble de 33 años llamado John Bernecker murió de un traumatismo contundente después de caer desde 9 metros de altura sobre concreto. Bernecker había estado ensayando una escena de pelea que terminó con un descenso desde un balcón, pero perdió el equilibrio y se cayó; poco después, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional del Departamento de Trabajo de Estados Unidos inició una investigación del accidente.

Deadpool 2

También en 2017, en agosto, la muerte apareció en el rodaje de la película Deadpool 2. Una doble llamada Joi Harris murió en un accidente de motocicleta; ella era una corredora de ruta profesional y la primera mujer pionera negra de esa disciplina. Era su primera vez en un set de filmación.

Twilight Zone: The Movie

En julio de 1982, durante la filmación de Twitlight Zone, ocurrió un desastre mayúsculo. Se filamaba la secuencia en un estudio en el que el protagonista, Vic Morrow, tenía que cruzar un lago junto a dos niños, para llevarles de un extremo a otro en medio de una explosión. Parecía algo simple. Sin embargo, las explosiones y el fuego repentino usado para los efectos especiales alcanzaron el helicóptero que sobrevolaba el lago y este se desplomó de inmediato.

Lo que vino fue terrible: el coloso volador de hierro cayó encima del actor y de los niños, y estos fueron decapitados por las hélices. Además, el incidente quedó capturado por las cámaras.

El cineasta John Landis, que entonces tenía 32 años, fue acusado de homicidio involuntario. El fiscal sostuvo que, por intentar conseguir realismo a cualquier precio, no hizo caso de los consejos que le habían dado acerca de utilizar muñecos en lugar de bebés en una escena bélica situada en Vietnam.

Top Gun

La taquillera cinta de Tom Cruise, de 1986, junto a Kelly McGillis, Val Kilmer y Anthony Edwards, no solo tuvo el honor de recaudar 360 millones de dólares, también un fallecimiento en su rodaje. Sí, porque el piloto Arthur Everett Scholl, quien debía realizar escenas de acrobacias en el aire, se accidentó el 16 de septiembre de 1985 al mando de un Pitts S-2 . Mientras era filmado al momento en que hacía filigranas aéreas, perdió el control de la nave tras un giro e impactó de lleno contra el Océano Pacífico.

xXx

Por supuesto, en el cine de acción hay otro caso. El filme estelarizado por Vin Diesel, en 2002, también supo de problemas. El doble de riesgo del californiano, Harry L. O’Conner, sufrió un terrible accidente durante el rodaje del film cuando rodaba un escena bastante arriesgada: debía bajar rápidamente por una soga desde un paracaídas y luego caer sobre un submarino. Pero O’Conner no pudo hacerlo con la velocidad adecuada y chocó contra un puente, lo cual le costó la vida.

Jumper

El thriller de ciencia ficción protagonizado por Samuel L. Jackson estaba repleto de decorados tanto en espacios exteriores como en el set de rodaje, con el propósito de otorgarle una estética futurista y desértica. Durante una escena, una pieza de un material que era una mezcla de hielo y arena congelada se desmoronó desde una pared sobre el escenógrafo del filme, David Ritchie, causándole la muerte casi inmediata.

El accidente también hirió a algunos de sus asistentes, pero solo fue fatal para Ritchie.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.