Muere Meat Loaf, símbolo del rock estadounidense masivo y multiventas

El artista en 2006. REUTERS/Bobby Yip/File Photo

El músico tuvo en Bat out of hell uno de los álbumes más vendidos de todos los tiempos, además de una fórmula efectiva que incluso lo hizo rotar con insistencia en países como Chile.



En su peak de gloria, se caracterizó por su voz vigorosa, su pelo largo y un peso que bordeaba los 110 kilos. Pero también por una serie de álbumes y éxitos que figuran entre lo más vendido en la historia reciente del rock de EE.UU.

Por ejemplo, sus dos álbumes más populares, Bat out of Hell, de 1977 y la continuación de 1993 ,Bat out of Hell II: Back into Hell, están entre los más rentables de todos los tiempos y produjeron numerosos sencillos, como Paradise by the Dashboard Light, Two Out of Three Ain’t Bad y I’ll Do Anything for Love (But I Won’t Do That).

Esta última contó con una alta rotación en la FM de Chile a principios de los años 90. Por lo demás, todas canciones adscritas a un rock simple, a momentos acelerado y en otros épico y delicado, sin nunca perder la capacidad melódica.

Además, obtuvo un Premio Grammy a la Mejor interpretación vocal de rock solista por precisamente la canción I’ll Do Anything for Love.

Meat Loaf también apareció en varias películas, incluido el clásico de culto The Rocky Horror Picture Show y programas de televisión.

El cantante, nacido bajo el nombre de Marvin Lee Aday, murió el jueves, según un comunicado de su familia en su página oficial de Facebook.

“Nuestros corazones están rotos al anunciar que el incomparable Meat Loaf ha fallecido esta noche”, señaló la nota. “Sabemos lo mucho que significada para muchos de ustedes y agradecemos de verdad todo el amor y el apoyo mientras pasamos este momento de duelo por la pérdida de un artista inspirador y un hombre tan hermoso (...) Desde su corazón a sus almas... ¡Nunca dejen de rockandrollear!”.

No se señaló la causa del deceso ni se ofrecieron más detalles, pero Aday había sufrido numerosos problemas de salud a lo largo de los años.

Le sobreviven Deborah Gillespie, su esposa desde 2007, y sus hijas Pearl y Amanda Aday.

Según consigna EFE, el cantante quiso adoptar el sobrenombre “Meat Loaf” (pastel de carne) tras sufrir una infancia de fuerte acoso escolar debido a su sobrepeso y su aspecto.

Además su padre, policía de profesión, era alcohólico, y lo maltrataba, al nivel de que incluso trató de asesinarlo, mientras que su madre, profesora, murió de cáncer cuando Marvin tenía 18 años, en 1966. Pese a ello, el cantautor siempre dijo que logró superarse y que la música le sirvió para doblegar las adversidades.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.