¿Quién es Bizarrap?: el misterioso argentino que llegó a la cima de Spotify

Con tan solo 23 años el músico cuenta con 15 millones de suscriptores en su cuenta de Youtube. Creció visitando las batallas de rap en su barrio en la provincia de Buenos Aires y hace cuatro años decidió dedicarse profesionalmente a la producción musical luego de sus exitosas y particulares colaboraciones con cantantes urbanos. Su creatividad en los ritmos y en el marketing lo llevan a ser uno de los referentes del género urbano en español.



Lo puedes reconocer reproduciendo un ritmo -beat- original desde su computador, luciendo lentes de sol polarizados y un gorro con las iniciales BZRP. Nunca solo, siempre acompañado por la voz de algún artista urbano, sea de rap, reggaetón o trap. Cualquiera que te haga bailar.

Su partida de nacimiento dice que se llama Gonzalo Julián Conde, pero el mundo lo conoce como Bizarrap. Tiene 23 años, nació en Ramón Mejía -ciudad del área metropolitana de Buenos Aires-, Argentina y desde hace cuatro años se dedica de manera profesional a la producción y composición de música.

Actualmente, su nombre luce en el #1 del Top 50 Global de Spotify, con más de 7,5 millones de reproducciones, por la canción Quevedo: Bzrp Music Sessions, Vol. 52.

Imperio en Youtube: su escalada en la era digital

Cuando le preguntan por sus inicios en la música, Julián Conde viaja al 2012 y relata encuentros de raperos de distintas provincias en una plaza cercana a su casa.

Faltaba tiempo. Su seudónimo realmente comenzó a resonar en el rap latino en el 2017, cuando publicaba videos en Youtube llamados “Combos Locos”. Estos consistían en pedazos de distintas batallas de freestyle, desde callejeras hasta eventos de rap más reconocidos -como por ejemplo El Quinto Escalón o la Red Bull Batalla- en los que incluía sus propios beats. Todo, con una edición que hacía honor a su apodo.

Su seudónimo era una firma anónima para incluir en las publicaciones, cuando lo de la música era un hobby para él. Pero en la era digital, las cosas cambian a un click: cuando empezó a tener seguidores en las plataformas y redes sociales, sus cercanos le recomendaron comenzar a mostrarse y darle una identidad a “Bizarrap”.

Con estas ediciones de rap llamó la atención mientras trabajaba en algunas producciones de reconocidos artistas urbanos de Argentina, que hasta el día de hoy conforman el círculo cercano del músico, como Trueno y Duki. Sin embargo, fue al año siguiente que inició lo que -en el transcurso de los años- llegó a ser su ventana al reconocimiento internacional: las sesiones o sessions de Bizarrap.

Básicamente, el músico invita a un artista a colaborar con él, escribiendo una letra en base a un beat suyo y grabando un video en un estudio -principalmente en una casa estudio- en donde se ven ambos tocando la canción. En un comienzo, eran Freestyle Sessions y las protagonizaban reconocidos raperos improvisando la mezcla realizada por Bizarrap.

Ya en el 2019, comenzó un nuevo grupo de sesiones, Bzrp Music Sessions, que hoy ya van en su número 52 y que lo llevó a ser uno de los referentes del género urbano en español y un reconocido productor en la región. La gracia de esta lista en particular es que posee más libertad y exploración de ambos artistas.

Según él mismo relata, al principio el productor le permite al invitado escoger el estilo de la canción -ya sea rap, reggaetón o trap-. Luego, son ellos quienes con total libertad escriben las letras en base al beat que reciben de él, casi sin intervención suya.

Hoy, su canal de Youtube, en donde lanza las distintas canciones que componen la variada lista, cuenta con 15 millones de suscriptores.

Para Bizarrap todo cambió con la sesión número 13 de Nicki Nicole. En sus palabras: explotó. “Fue la más oída de Argentina. Miré el top 200 de Spotify y había 11 canciones mías. Investigué y no había precedentes. Ahí me dije: ‘Bueno, ya está, tengo que dedicarme a esto a full’”, señaló el productor a El País. Es más, la misma cantante apuntó esta colaboración como su camino al reconocimiento en la escena urbana.

De las tres cifras a los múltiples ceros

En medio de la pandemia, a fines del 2020, Bizarrap publicó la sesión #38 con su compatriota Nathy Peluso, cuyo ritmo y letra no demoró en llamar la atención, teniendo más de 320 millones de reproducciones.

Desde ahí, las grandes cifras dejaron de ser una casualidad en su canal, lo que llevó a que grandes artistas del género urbano quisieran colaborar con él, como es el caso de Residente, Nicky Jam y Anuel AA. Se puede ver que varias de estas sesiones superan los 100 millones de visitas, e incluso 200.

Bizarrap cuenta que le costó mucho llegar a estar certificado en Instagram, en donde ahora tiene más de 14 millones de seguidores. ¿La razón? Le pedían compartir una entrevista en un medio de comunicaciones. Les escribió a muchos pidiendo que le hagan una entrevista o una nota, sin embargo, se la negaban.

Cuando empezó a ser reconocido por las audiencias, los mismos medios empezaron a pedirle entrevistas. Bizarrap las realizaba igual, asegura no tener resentimiento con nadie.

A la manera de Daft Punk el joven productor consolidó una imagen: mantiene invariable su gorra, sus grandes gafas y un buzo. Si uno navega en sus redes y publicaciones o busca su historial de entrevistas, no encuentra ninguna imagen de su rostro.

Al comienzo de su carrera esta era una técnica para resguardarse, simplemente por timidez. Con el tiempo, lo califica como una “marca medio registrada”, asegurando que le entrega tranquilidad: “Bizarrap se caracteriza por esto, mi cara es muy normal”, detalló a El Mundo.

Jugar con la creatividad en la industria musical

Al igual que su peculiar vestimenta, el productor se ha caracterizado por sus creativas estrategias de comunicación para anticipar sus próximas producciones.

Este manejo de redes sociales no es casualidad. El joven Gonzalo estudió alrededor de dos años de marketing en la universidad (2017-2019), mientras trabajaba en Warner Music, unas de las grandes multinacionales de la industria musical.

A los 18 años llegó a las oficinas del sello, para realizar un encargo, una simple historia publicitaria en Instagram. Estando ahí, se dieron cuenta que conocía de música y le ofrecieron un puesto como una especia de cazatalentos -A&R, Artistas y Repertorio-. Estuvo un año combinando sus estudios con el trabajo en Warner, en donde aprendió herramientas para la industria, que le permitieron aprender de otros productores y moverse en el rubro hasta llegar a lo que es hoy en día.

Al productor no se le escapan los detalles. Por ejemplo, en su esperada sesión #23 con el argentino Paulo Londra -número que dejó reservado para este artista urbano, saltándoselo por un tiempo- Bizarrap pidió 23 millones de comentarios en Instagram, los cuales se alcanzaron en menos de 24 horas.

De esta forma, la imagen dejó una marca en la red social, llegando a ser la segunda publicación más comentada en su historia. Así, Bizarrap tuvo que publicar la canción al día siguiente, admitiendo que nunca se imaginó revelar una sesión un día lunes.

Pero, no se quedó ahí. El argentino siguió jugando con los detalles, ya que, en el video de la sesión, el aire acondicionado está en 23°, lo cual causó revuelo entre los fans más perspicaces que conocen el ingenio del músico.

Para su sesión número 51, la penúltima publicada, Bizarrap colaboró con Villano Antillano, una rapera trans puertorriqueña, que -con esta colaboración- se convirtió en la primera mujer trans en entrar en el Top 50 Global de Spotify.

En la antesala de la publicación de este tema, el productor montó un set en las calles de España -país donde tiene miles de seguidores- en donde con un cartel invitaba a los transeúntes a escuchar exclusivamente la nueva sesión.

De a poco algunas personas fueron entrando al lugar donde encontraban unos audífonos. En otra pieza, el productor escondido veía por cámara las reacciones de los oyentes. Luego, sorprendía a las personas y les preguntaba su opinión sobre la canción. Todo esto se puede observar en un video publicado por el productor en sus redes sociales como publicidad para la canción.

De esta forma, Bizarrap no ha dejado de sorprender con sus ingeniosos trucos para publicitar sus nuevas creaciones, lo que mantiene alerta e intrigados a sus fieles seguidores.

Su nombre en la cima del Top 50 Global de Spotify

Tras todo este camino -y pasados cuatro años desde que tomó la decisión de dedicarse profesionalmente a la música- el productor argentino removió la escena musical internacional con un reggaetón que superó a populares artistas que constantemente dominan las listas globales de Spotify, como Harry Styles y Bad Bunny.

Esto, con el lanzamiento de su última sesión con el español Quevedo (sesión número 52) que tiene más de 7,5 millones de reproducciones en esta plataforma y cuyo video está cerca de llegar a los 100 millones de visitas en Youtube, a tan solo tres semanas de su publicación.

A pesar del éxito, el músico no es parte de ninguna productora multinacional. Su manager cuenta con un sello discográfico, Dale Play Records, a través del cual ha hecho sus contactos con otros artistas.

En sus años dentro de la escena urbana, el productor no ha dejado de marcar récords con sus grandes números, que son acompañados por distintas nominaciones a premios y actuaciones en escenarios internacionales: este mes se presentó en el Lollapalooza de París.

Además de esto, se ha convertido en uno de los grandes conocedores del género a nivel mundial, captando el interés del resto de artistas y productores.

En noviembre de este año, Bizarrap llegará a Chile encabezando el line up del festival de música electrónica, Creamfields. Este se realizará en Espacio Riesco durante el 5 y 6 de noviembre.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.